Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\SiteApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/templates/jomi/styles/jomi/layouts/com_content/article/default.php on line 37

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\CMSApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/libraries/src/Application/SiteApplication.php on line 275

LUMPEN-POLITICA

El triunfo del orden social
occidental fue ampliamente
vitoreado en las décadas
finales del s. XX.

Por Nancy Guzmán

Desde el corazón del capitalismo central, se proclamó “el final de la ideología” y se anticipaba una edad de prosperidad global llevada por las fuerzas del capitalismo a través del libre mercado y la democracia liberal. 


En Chile se festinó la caída del Muro, los que el día anterior adoraban los socialismos reales respingaron la nariz y comenzaron a deshacerse de los viejos atuendos, quemar los libros de Marx y Lenin -puesto que no conocían más- tal como lo había hecho la dictadura. 


En más de una ocasión personajes de gobierno se burlaron de algún despistado marxista que porfiadamente sostenía la imposibilidad del "fin de la historia", tantas veces aclamada por los dueños de la riqueza.


A contar de ese momento, se creó una nueva clase social: " la clase política".

Ellos se asignaron el poder absoluto de conducir al país y se tomaron la mano con los empresarios. La Casa de Piedra reemplazó al Congreso y la Sofofa se convirtió en el Comité Central de la Concertación. 


La plata dulce comenzó a correr por los escritorios de funcionarios de partidos, directores de servicios, subsecretarios y ministros. También fue a endulzar la vida de diputados, senadores y esposas de dirigentes de partidos políticos.

El Mercurio hizo lo suyo, subió de pelo a insignes personajes. Entre ellos Camilo Escalona, que de la noche a la mañana lo tituló de "pensador" e "intelectual", aunque no había aprendido a hablar un castellano común.

Otro de sus preferidos fue el ministro y luego senador Ominami, de quien se dudaba de su abultado patrimonio antes de ser ministro y que luego se conocería que recibió una cifra aún desconocida de dineros de Ponce Leroux para su campaña política.


¿Pero quién no recibió dineros del yerno de dictador? Lo hizo la campaña que llevó a Bachelet a su segundo mandato, Estela Ortiz, su amiga y miembro del equipo íntimo; los Ominamis y toda la pléyade de asesores del segundo mandato de Bachelet. 


A nadie le dio asco la transaca. A nadie le importó que esa fortuna fuera gracias al crimen y la tortura, que se fundara en el robo al Estado y por ende: a la muerte del derecho a la educación, a la salud, a la vivienda de los más carenciados. 


El todo vale se instaló y todos aplaudieron estrenando puestos bien pagados, autos nuevos, premios autoasignados. Se usaron los gastos reservados para pagar silencios, buenos comportamientos y hasta soplones.


Era la instalación de la lumpen política. 


Hoy todos se sorprenden con los robos  de los milicos, los pacos y los políticos. Alguien dijo algo en 1997 cuando se destapó a medias las irregularidades en compras de Dipreca que ocasionaron una pérdida de 14 mil millones de pesos, donde estaba involucrada la esposa del subsecretario Fouilloux, el mismo que había orquestado el desfalco a los fondos que Alemania había entregado para los retornados de ese país y que administraba el Banco del Estado, donde conspicuos miembros de la DC, entre ellos Peta Fernández, lucraron. Fouilloux seguiría siendo personaje de confianza de la Concertación y de la NM.


Tampoco pasó nada con los robos a la construcción del Hospital Militar. Nadie se sorprendió de la riqueza repentina de altos oficiales, a pesar que asistían a comidas, fiestas y celebraciones varias. 


¿Para qué ha servidos la Contraloría? Solo para derrocar a Salvador Allende. Todos los delitos han pasado por sus narices, incluyendo los sobresueldos. 


¿Para qué ha servido el SII? para recaudar el IVA que paga doña Juanita por el té y el pan, porque los verdaderos delitos tributarios han pasado por sus narices sin que haga nada, incluso el MEO fue sobreseído porque el SII no presentó una querella, no por inocente.


Hace varios años que se sabe los escándalos narcopoliticos en San Joaquín, y fueron lo suficientemente públicos para que Maya Fernández, Schilling, Aleuy y Díaz supieran lo que estaba pasando e hicieran la vista gorda, como con los sobresueldos, los desfalcos de los militares, los pacos, la marina y la FACH, las platas de grandes empresas en las campañas, los lobbys desfachatados para aprobar las leyes, entre ellas la de pesca, etc.


Hasta ahora ningún partido se salva, incluso Revolución Democrática recibió dineros del Open Society del magnate Georg Soros, lo cual fue livianamente aceptado por Jackson. Soros es acusado de haber matado el periodismo critico europeo invirtiendo en los principales medios para enarbolar las banderas de la liberalización de la economía y poner fin al Estado de bienestar, más aún cuando fue denunciado por sus inversiones off shore en Panamá de la cual se benefició su fundación Open Society.


Como vemos, la política se ha lumpenizado, no importa si el dinero viene del narcotráfico o del tráfico humano, como tampoco si viene el genocidio o de un magnate que mata el periodismo y las ideas para que no se conozca el verdadero origen de su fortuna. Al fin que a ninguno le interesa transformar la vida, regular los abusos al medio ambiente e impedir la escandalosa desigualdad económica; solo les interesa sus finanzas, sostener el nepotismo y una escasa cuota de poder para rentarlo al mejor postor. 


Emma Goldman decía "La corrupción de la política no tiene nada que ver con la moral, o la laxitud de la moral, de diversas personalidades políticas. Su causa es meramente material." Y vaya que tenía razón.


P.E.: De vuelta en estas tierras para subvertir la conformidad. Gracias

ClariNet

.