MADRID-POBREZA

En 2017, el 20,6 % de la
población madrileña vive
en riesgo de pobreza y/o
exclusión social y el 45%
del total de personas
pobres de la Comunidad
de Madrid sufre la
pobreza severa.

El 8º Informe sobre el Estado de la Pobreza 2018 de EAPN España presentado ayer en el Senado, en el marco de la conmemoración del Día Internacional para la erradicación de la pobreza, revela que el 20,6% de la población madrileña vive en riesgo de pobreza y/o exclusión social (AROPE), lo que viene a traducirse en algo más de 1,3 millones de personas. Alrededor de 200.000 personas más que en el año 2008.

El 45% de esa población sufre de pobreza grave, es decir, casi una de cada dos personas lo padece. La pobreza grave creció 2,1 puntos en el último año (2017), lo que supone la tasa de pobreza más alta que se ha registrado en todo el periodo desde 2008. El informe revela, en otras palabras, que “la Comunidad de Madrid tiene relativamente pocos pobres, pero los que hay están en muy mala situación”. En total, 505.000 personas en situación de pobreza grave, o lo que sería igual al número de personas que reside en hogares cuyos ingresos son inferiores a 355€ mensuales por unidad de consumo.

Desde el año 2008, el número de personas en riesgo de pobreza se ha incrementado. La pobreza ha aumentado para toda la población en su conjunto, para las mujeres, para las personas mayores de 65 años, para los hogares monoparentales, para los/ as extranjeros/as provenientes de la Unión Europea, para los/as que están en paro, para aquellos/as con educación primaria y, también, para los/as que tienen educación superior.

La desigualdad sigue en aumento

Madrid concentra un 30% de su población con las rentas más altas y se sitúa entre las Comunidades Autónomas con ingresos medios más elevados (13.099), según datos de 2016 de la última Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística (INE). Asimismo, registra un aumento interanual del PIB por encima del conjunto de España y de la Unión Europea.

Datos de los tres primeros meses de 2018, registraron en Madrid un crecimiento de 3,4% del PIB, según la estimación de la metodología Metcap que publica trimestralmente la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF).

No obstante, a pesar de la próspera situación económica, el 46% de los hogares tiene dificultades para llegar a fin de mes. El 34% de las familias no puede afrontar gastos imprevistos y el 8% no puede calentar su hogar, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Se está dando una polarización en los datos de pobreza: los más pobres empeoran, los más ricos mejoran, se está dando un "norte y sur entre los pobres". Cuando amenaza crisis, los daños comienzan siempre por la población pobre y, cuando se controla, ésta es la última en beneficiarse.

Desde la Red Madrileña de lucha contra la pobreza y la exclusión social (EAPN MADRID) lamentamos que a dos años de finalizar el compromiso de España con los objetivos de pobreza y/o exclusión social de la Estrategia Europea 2020, y a pesar de las leves mejoras registradas en los últimos tres años, los esfuerzos sean insuficientes para cumplir con los objetivos previstos. Incluso más, tras los resultados del 8º Informe sobre el Estado de la Pobreza, es muy probable que ni siquiera sea posible mantener los mismos niveles que existían en el año 2009, tanto para las variables implicadas en los objetivos explícitos, tales como la tasa de riesgo de pobreza y la pobreza infantil, como para otros indicadores que reflejan la calidad de vida de las personas.

En este sentido, EAPN MADRID hace un llamamiento a los responsables de las políticas de la Comunidad y las diferentes regiones de Madrid para que centren sus esfuerzos en desarrollar acciones que contribuyan a devolver la dignidad de las personas y resarcir sus derechos en favor de una sociedad más igualitaria. 

Fuente: http://www.eapnmadrid.org/noticia.asp?id_not=189#.W8bL-xTBBkU

ClariNet