CATALUNA

Independentistas
suman mayoría absoluta.

Ciudadanos, partido constitucionalista liderado por Inés Arrimadas, se convirtió este jueves en la fuerza más votada de Cataluña, lo que no pudo evitar que las fuerzas independentistas conserven la mayoría absoluta del Parlamento.

Con el 99,7% de los votos escrutados, la formación que a nivel estatal lidera Albert Rivera superaba el millón de votos y obtenía 37 de los 135 escaños en el Parlamento catalán.

Los partidos independentistas, no obstante, sumaban 70 diputados, dos más de los 68 que suponen mayoría absoluta en la cámara.

Las fuerzas que promovieron la independencia de la región son:

Junts per Catalunya, encabezado por el expresidente Carles Puigdemont (huido en Bruselas) y que tuvo 34 escaños.

Esquerra Republicana de Catalunya, liderado por el ex vicepresidente Oriol Junqueras (en prisión provisional) y que obtuvo 32 escaños.

CUP, formación antisistema que consiguió 4 escaños.

En la anterior legislatura, los independentistas sumaban 72.

"Ha quedado más claro que la mayoría social de los catalanes está a favor de la unión", consideró Arrimadas arropada por simpatizantes tras conocerse los resultados.

Los independentistas "nunca más podrán hablar en nombre de Cataluña", afirmó.

El expresidente Carles Puigdemont hacía una lectura de los datos totalmente opuesta.

"La mayoría absoluta independentista sigue intacta", aseguró desde Bruselas, donde se sigue definiendo como el presidente legítimo de un gobierno en el exilio.

El partido que dirige España se hunde

El PP, partido gobernante en España, se desplomó en la región y pasó de 11 a 3 escaños; mientras el PSOE no cumplió con las expectativas, aunque pasó de 16 a 17.

"No hemos conseguido una mayoría alternativa al bloque independentista", lamentó Miquel Iceta, candidato de la rama regional del PSOE, el PSC.

Iceta, uno de los primeros políticos en comentar los resultados públicamente, pidió "descartar la vía unilateral" de la independencia que "tanto ha perjudicado" a España.

Pese a que se celebró un día de semana y no en domingo como es habitual en España, la participación superó a las anteriores elecciones regionales celebradas en 2015 y llegó a más del 80%.

En la región, se pudieron ver largas colas de personas yendo a depositar su voto, tanto por la mañana como por la tarde.

Estas elecciones fueron convocadas por el gobierno central después de intervenir las instituciones autonómicas para tratar de poner fin a la crisis política en la región.

El presidente Mariano Rajoy decidió recurrir al artículo 155 de la Constitución, una herramienta jurídica nunca antes utilizada en democracia, para disolver el Parlamento catalán después de que los políticos independentistas convocaran un referéndum secesionista tachado de ilegal por la justicia y avanzaran en el proceso separatista.

Los independentistas investigados avanzan

Puigdemont, depuesto en el marco de la aplicación del 155, huyó a Bruselas tras ser acusado por la Justicia de rebelión, sedición y malversación por impulsar un proceso independentista.

Allí permanece junto a otros exconsejeros de su gobierno, que también fueron acusados y serían arrestados si deciden volver.

Tras la partida de Puigdemont, el exvicepresidente Oriol Junqueras fue enviado a prisión incondicional sin fianza junto a otros siete exmiembros del gobierno catalán.

El juez justificó su decisión por riesgo de fuga, destrucción de pruebas y reiteración delictiva.

Todos salieron ya de la cárcel, a excepción de Junqueras, el exresponsable de la cartera de Interior, Joaquim Forn, y el expresidente de la Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sánchez.

Las 18 personas que están investigadas por el proceso independentista -los cinco huidos en Bruselas, los tres encarcelados y el resto que están en libertad- consiguieron este jueves escaño en el Parlamento.

El expresidente Puigdemont afirma que

"el Estado español ha sido derrotado"

El depuesto presidente regional de Cataluña, Carles Puigdemont, dijo este jueves desde Bruselas que los resultados de las elecciones en esa región suponen que "el Estado español ha sido derrotado".

Puigdemont, que está en Bélgica huido de la justicia española, habló poco después de que se confirmara que los partidos independentistas sumaron mayoría absoluta en las elecciones catalanas.

Junts per Catalunya, la formación de Puigdemont, obtuvo 34 escaños, mientras los que fueran sus socios en el impulso de la independencia catalana, ERC y CUP, obtuvieron 32 y 4 respectivamente.

El partido más votado resultó el constitucionalista Ciudadanos, liderado por Inés Arrimadas, que consiguió 37 mientras PSOE obtuvo 17, la formación de Podemos en Cataluña 8 y el Partido Popular 3.

Puigdemont dijo que "desde mañana mismo" debe ser suspendida la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que se usó el gobierno de Mariano Rajoy para intervenir las instituciones autonómicas catalanas.

El líder de Junts per Catalunya solicitó además la liberación de los políticos independentistas que se encuentran presos.

"Debe comenzar la receta de la política, señor Rajoy", agregó.

Puigdemont hizo seguimiento a los comicios catalanes en compañía de los cuatro exconsejeros de su gobierno que se encuentran con él en Bruselas: Clara Ponsatí, Lluís Puig, Meritxell Serret y Toni Comín.

Todos ellos eran candidatos a escaños en el Parlament de Cataluña y todos resultaron electos.

Mayoría

"Hoy hay muchos que deben tomar nota", dijo el expresidente de la Generalitat de Cataluña al destacar que tras las elecciones de este jueves "hay mayoría en votos y escaños que pide el referéndum (sobre la independencia de Cataluña)", pues "hay 57 diputados en contra de la consulta frente a 78 a favor".

Indicó que la situación exige "una rectificación, reparación y una restitución del gobierno español".

ClariNet