IGLESIAS-ALLENDE

El candidato de Unidos Podemos a
la Presidencia del Gobierno, Pablo
Iglesias, ha insistido este domingo
que tras las elecciones del 26 de
junio ofrecerá a Pedro Sánchez un
Gobierno de coalición en el que el
liderazgo lo tendrá el partido que
consiga más votos en las urnas.

"Se ha demostrado que podemos gobernar con el PSOE", ha asegurado Iglesias en referencia a gobiernos como el de la Generalitat valenciana o la de la ciudad de Barcelona.

El secretario general de Podemos ha rechazado definirse como "comunista" pese a la insistencia de la entrevistadora, Ana Pastor, y ha definido su hipotético Ejecutivo como "de corte socialdemócrata". "Seré un presidente socialista como [Salvador] Allende o [José] Mujica", ha zanjado.

Iglesias ha explicado que "un presidente tiene que decir lo que puede hacer", en referencia a las modificaciones de los sucesivos programas electorales que ha redactado Podemos desde su fundación en enero de 2014. "Me siento orgulloso de haber sido un joven comunista", ha admitido Iglesias para añadir que su su Gobierno haría lo que pudiera hacer "el presidente en un país de la UE y en una economía de mercado". "Me gustaría ser un presidente que aplicara un programa de corte socialdemócrata. Es lo sensato en un momento como este", ha insistido.

El candidato de Unidos Podemos ha explicado los recientes elogios que expresó en público sobre el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero."Siento Admiración y respeto", ha asegurado, para defender las medidas que puso en marcha en la primera parte de su mandato, cuando "hizo cosas muy buenas para España". En opinión de Iglesias, Zapatero "encaró mal la crisis y cometió errores que llevaron a nuestro país a una situación desastrosa y allanaron el camino al PP".

Iglesias también ha abordado los posibles pactos postelectorales y no se ha movido un ápice de lo que vienen diciendo desde Unidos Podemos desde el inicio de la campaña. "Vamos a plantear un Gobierno de coalición progresista con el PSOE", ha asegurado. El líder de Podemos ha defendido que es la misma posición que mantiene su formación desde el 20D y ha recordado que en el periodo negociador posterior propusieron "que Pedro Sánchez fuera presidente".

El candidato de Unidos Podemos ha expuesto que ese hipotético Gobierno de coalición dependerá "de la voluntad popular". "El candidato del partido más votado debería ser el presidente. Tenemos legitimidad par decirlo porque planteamos que el presidente debía ser Sánchez", ha insistido.

Iglesias ha descartado apoyar en ninguna circunstancia y de ninguna manera un Ejecutivo liderado por el PSOE sin presencia de Unidos Podemos. Ni basado en un acuerdo con Ciudadanos. "Los cheques en blanco son algo que forman parte del pasado y no van a volver en el futuro. Hay que respetar la voluntad popular", ha zanjado.

Sobre opciones como una Presidencia rotatoria, Iglesias ha asegurado que no se lo han planteado: "Si hay una diferencia clara de votos, no ha lugar. Solo tiene sentido cuando dos fuerzas tiene casi los mismos votos".

ClariNet