CUBA-SE-MODERNIZA

La nueva Constitución
cubana reconoce la
propiedad privada.
 

Por NATHALY BARAZARTE D.

El reconocimiento de la propiedad privada es una de las novedades que presenta el nuevo texto constitucional de Cuba, que entró en vigencia este miércoles 10 de abril en la isla caribeña.

La proclamación de la Carta Magna se realizó con un acto de la Asamblea Nacional del Poder Popular, realizado en el Palacio de Convenciones de La Habana.

El nuevo texto constitucional abre nuevas posiblidades económicas para la isla, adaptándose a las realidades que se viven hoy.

Es por ello que reconoce varios tipos de propiedad, así como la importancia de la inversión extranjera, basándose en reformas económicas aplicadas en la isla durante el mandato de Raúl Castro, tras la apertura económica planteda por Barak Obama mientras ejerció la presidencia de Estados Unidos.

Sin embargo, parece contradictorio que la Constitución entre en vigencia justo cuando la administración de Donad Trump deroga todos los avances logrados con Obama e intensifica el bloqueo económico que vive la mayor isla de Las Antillas desde hace casi 60 años.

Durante la actividad, Raúl Castro, primer secretario del Comité Central del Partido Comunista, aseguró que la normativa “garantiza la continuidad de la Revolución y salvaguarda como pilares fundamentalesla unidad de todos los cubanos y la independencia y soberanía de la patria”.

Destacó que esta ley de leyes es hija de su tiempo, y que su contenido deviene en legado para las nuevas generaciones.

Aprobada por el pueblo

La Constitución de Cuba tiene 229 artículos, 2 disposiciones especiales, 13 transitorias y 2 finales. Fue aprobada por el pueblo cubano en un referendo realizado el pasado 24 de febrero con más de 6,8 millones de votos.

Además, el texto legal fue sometido a debates populares, directamente en las comunidades, entre el 13 de agosto y el 15 de noviembre de 2018.

Con su entrada en vigencia, se aprobará una nueva ley electoral, que está en fase de elaboración para presentarse próximamente ante el parlamento.

Renovación del cuerpo legal.

El presidente de la Unión Nacional de Juristas de Cuba (UNJC), José Alexis Guinarte, dijo a Prensa Latinaque ahora el desafío es traducir en leyes la Constitución, en aras de responder a los problemas esenciales del pueblo.

“Lo más importante ahora es revisar la Carta Magna en toda su extensión, para identificar las leyes que debemos crear o adecuar al texto constitucional. Se trata de hacerlo con prontitud, pero por encima de todo con calidad y profundidad”, acotó.

Guinarte señaló que se trabaja en iniciativas como el Código de Familia, las leyes procesales, la Ley Electoral y los reglamentos de la Asamblea Nacional del Poder Popular y las asambleas municipales.

 

Cubanos aprueban su nueva

Constitución con el 73,3 % de los votos

 

Con el 73,3 % de los votos, este domingo 24 de febrero, fue aprobada la nueva constitución de Cuba, según los datos preliminares aportados por la Comisión Electoral Nacional (CEN).

Alina Balseiro, presidenta de CEN, informó que 6 millones 816 mil 169 personas dijeron Sí a la Carta Magnaelaborada en medio del debate popular.

Detalló que acudieron a las urnas 7 millones 848 mil cubanos, el 84,4 % del total de electores, y que 706.400 personas votaron por el No, lo que representa un 7,7 % de los sufragios registrados.

Impulsa la empresa privada

La nueva Constitución viene para ajustar los cambios del país impulsados por el expresidente Raúl Castro, como la apertura a la iniciativa privada o la reforma migratoria.

El texto legal contempla la figura de un primer ministro, las cooperativas, permite la contratación de personas por parte de pequeños empresarios y permite que los cubanos tengan doble ciudadanía, entre otras cosas.

Algunos de los cambios del texto abrieron fuertes debates, como un artículo que podría haber posibilitado el matrimonio gay y que finalmente fue retirado debido a la negativa de muchos sectores a estas uniones.

Además, la elección indirecta del cargo de Presidente, como se hace ahora, o gobernadores, esta última una nueva figura a nivel provincial.

La comisión encargada de redactar la Carta Magna la entregó al Parlamento, ente que realizó un proceso de consulta popular en centros de estudio, de trabajo y comunidades. Gracias a estos debates se modificó un 60 % de la iniciativa constitucional.

Oposición en las redes sociales

La campaña electoral estuvo marcada por carteles a favor del “Sí” que empapelaron las calles y autobuses, fue la consigna repetida en los medios de comunicación de carácter público.

Por su parte, la minoría del “No”, hizo su campaña en las redes sociales. 

“Dicen que no somos nada, pero no dejan de actuar contra nosotros, yo VotoRecontraNO”, expresó en Facebook el opositor Eliécer Ávila, quien rechazó el texto de Carta Magna como una expresión de continuidad del actual modelo en Cuba.

Muchos cubanos son nuevos usuarios de plataformas como Twitter, Facebook o Instagram; o comenzaron a usarlos con fluidez a partir de finales del año pasado, cuando se abrió el servicio de datos móviles.

60 años bloqueados por EE. UU.

Las relaciones bilaterales entre Cuba y EE. UU. pasan por su peor momento, desde que llegó Donald Trump a la Casa Blanca y dio vuelta atrás al acercamiento realizado por el expresidente, Barack Obama.

La isla más grande de las Antillas sufre un fuerte bloqueo económico y comercial impulsado por Washington desde hace 60 años, como una manera de obligarlos a cambiar su modelo político.

ClariNet