MUJERES-AMLO

En un país histórica y
tradicionalmente
ultra-machista, no son
menores los esfuerzos
concretos de AMLO por
revertir esa cultura y elevar
el rango femenino en todos
los terrenos. Su mujer,
compañera y consejera, la
primera mujer alcaldesa en
Ciudad de México, la
constitución de su gabinete
con mayoría femenina, la
cantidad de parlamentarias
y alcaldesas elegidas en
todo el país, son una
bocanada de aire fresco
y esperanzador.

¿QUIÉN ES BEATRIZ GUTIÉRREZ MÜLLER?

LA NUEVA (NO) PRIMERA DAMA DE MÉXICO?

Beatriz Gutiérrez Müller será la Primera Dama con mayores niveles de estudios en la historia de nuestro país al contar con doctorado.

La periodista Beatriz Gutiérrez Müller, que siempre ha intentado vivir al margen de los focos de la política para salvaguardar su vida privada, se convertirá en la futura primera dama de México cuando asuma el 1 de diciembre, después de la victoria de su esposo, Andrés Manuel López Obrador, en su tercer intento de alcanzar la Presidencia.

Será más que una primera dama. Beatriz Gutiérrez Müller es mucho más que la esposa de Andrés Manuel López Obrador, es una mujer que ha alcanzado sus metas propias, símbolo de la equidad que cada vez se vive más en nuestro país.

Como esposa del presidente electo, Beatriz Gutiérrez Müller ha dicho que no asumirá la posición de primera dama del país. En diversas entrevistas, Beatriz había manifestado su resistencia a participar en actividades políticas, incluso había dicho que de ganar López Obrador ella sería “gris por convicción propia”.

Te presentamos 10 que debes saber sobre ella.

1. Beatriz estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana en el Plantel Golfo Centro, en Puebla, y se tituló con la tesis Regulación del uso de los medios de comunicación en leyes electorales federales.

2. Consiguió la maestría en Letras Iberoamericanas en 2002, por la misma institución, con la tesis El arte de la memoria en la historia verdadera de la conquista de la Nueva España; además de consiguió un doctorado por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

3. Beatriz trabajó como periodista durante 10 años, publicando en El Universal, en Puebla, para luego laborar en Argos Comunicación, la productora de Epigmenio Ibarra.

4. Durante la administración de AMLO, en el entonces DF, fue parte de la Dirección de Difusión del GDF.

5. Debido a sus capacidad de análisis, se convirtió en asesora de Asuntos Internacionales para Andrés Manuel.

6. En 2006, la revista Quién confirmó el noviazgo entre ella y López Obrador, mismo año en el que se casaron. El doctor José María Pérez Gay, gran amigo de él y en ese momento su asesor en asuntos internacionales, los había presentado para que Beatriz trabajara en el equipo del jefe de gobierno.

7. En abril de 2007 nació su hijo Jesús Ernesto. “El amor es una fuerza sin la cual no podríamos vivir. El que no ama no está vibrando, y el que no está vibrando está muerto. Mi más grande amor es mi hijo Jesús”, dice Beatriz en un video hecho por Argos TV en 2012.

8. En febrero de 2011 presentó su novela Larga vida al sol. A esa publicación se sumaron Dos revolucionarios a la sombra de Madero y Viejo siglo nuevo. “He encontrado en la literatura la mejor forma de estar sana: es mi seguro social y siempre tiene medicinas”, dice mientras, en el festival literario UANLeer, presenta Leyendas y Cantos, su primer libro de poemas.

9. Dio clases en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. Impartió las materias “Enfoques Estructurales en Comunicación” y el “Taller de Expresión Oral y Escrita”.

10. Será la Primera Dama con mayores niveles de estudios en la historia de nuestro país, al contar no sólo con licenciatura y maestría, sino con doctorado.

Gutiérrez Müller es más que la esposa de alguien, pues, aunque se ha evitado el protagonismo de la vida política y lejos de los reflectores, se ha convertido en una figura relevante en la actualidad y no podría ser diferente, su carrera es extraordinaria.

Actualmente tiene 49 años y gran parte de su vida la ha dedicado a escribir. Su corazón se fusiona entre el periodismo y la literatura, así como ha colaborado con diversos escritos para el periódico El Universal, también es autora de poemas y cuentos.

Escribió los libros Larga vida al Sol en el 2011, Viejo siglo Nuevo en el 2012 y Dos revolucionarios a la sombra de Madero en el 2016.

Nacida en 1969 en Ciudad de México,  estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Golfo, en Puebla, y obtuvo el título por la tesis Regulación del uso de los medios de comunicación en leyes electorales federales, también cuenta con una maestría en Letras Iberoamericanas por la misma universidad, para graduarse, presentó la tesis El arte de la memoria en la historia verdadera de la Conquista de la Nueva España.

Asesora de Comunicación

Entre el 2001 y el 2005, trabajó en el gobierno del Distrito Federal como asesora de Comunicación en la Dirección de Difusión como asesora de comunicación y también como asesora de asuntos internacionales.

Romance con AMLO

En Puebla fue donde Gutiérrez Müller conoció y realizó una entrevista a Andrés Manuel López Obrador, quien se convirtió en jefe de Gobierno del Distrito Federal, Ciudad de México, en el 2000 y ofreció a Gutiérrez Müller integrarse en su equipo.

En 2003, falleció Rocío Beltrán, esposa de López Obrador, por una enfermedad, y el entonces mandatario capitalino “rehizo su vida” con Gutiérrez Müller, según palabras del propio López Obrador.

No se casarían hasta el 2006, después de las primeras elecciones presidenciales en las que concurrió López Obrador, y que perdió ante Felipe Calderón. Y un año más tarde ambos dieron la bienvenida a Jesús Ernesto, el primer hijo de ella y el cuarto de él, quien cuenta con tres hijos de su primer matrimonio: José Ramón, Andrés Manuel y Gonzalo.

En 2012 Beatriz indicaba en un video realizado por 'Argos TV' que "el amor es una fuerza sin la cual no podríamos vivir. El que no ama no está vibrando, y el que no está vibrando está muerto. Mi más grande amor es mi hijo Jesús".

En sus últimas dos contiendas ha sido la 'incondicional' del líder de Morena, y a pesar de que López Obrador tuvo otro intento fallido para alcanzar la Presidencia en el 2012, Gutiérrez Müller ha intentado vivir alejada de la vida pública de su esposo.

Cuida vida privada

En una entrevista que el matrimonio ofreció el mayo último a la cadena de televisión mexicana “TV Azteca”, la futura primera dama de México confesó que "cuida mucho" su "vida privada".

"Sí es importante la privacidad. Yo no soy una persona pública y he cuidado mucho eso. Con él (López Obrador) ya es suficiente en la casa. Mi política es no permanecer exhibidos", relató.

También evitó dar detalles sobre cómo conoció a López Obrador porque "luego vienen las revistas de sociales a querer saber todas esas cosas", aseveró.

A diferencia de las esposas de los otros candidatos, rara vez Gutiérrez Müller se ha dejado ver junto a López Obrador en un acto público y son muy escasas las entrevistas que ha concedido en los 12 años que lleva casada con al izquierdista.

De hecho, fueron muchos quienes descubrieron a Gutiérrez Müller en la misma noche electoral, cuando acompañó a López Obrador en el escenario desde donde ofreció su discurso de victoria.

El perfil de Gutiérrez Müller difiere del de la actual primera dama, la exitosa actriz de telenovelas Angélica Rivera, quien era popularmente conocida antes de convertirse en primera dama tras la victoria de Enrique Peña Nieto en las presidenciales del 2012.

Rivera deja la residencia presidencial de Los Pinos habiendo protagonizado algunos escándalos, como la supuesta compra irregular de una mansión en la capital mexicana conocida como "la casa blanca".

Gutiérrez Müller también está en las antípodas de Margarita Zavala, primera dama durante la presidencia de Felipe Calderón (2006-2012), quien ha tenido una fructífera carrera política e incluso se presentó en estos comicios para competir por la Presidencia como candidata independiente, aunque abandonó la liza a media campana en vista de sus escasas probabilidades de ganar.

Beatriz Gutiérrez, esposa de AMLO,

no quiere ser primera dama de México

Beatriz Gutiérrez Müller será la mujer con mayor formación educativa en la historia de México que sea compañera de un presidente.

"En México no queremos que haya mujeres de primera ni de segunda", expresó recientemente Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del candidato ganador de las elecciones presidenciales en México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO). 

La compañera de AMLO está en contra de la denominación "primera dama" porque "es algo clasista" y asegura que no asumirá esa posición como un cargo público.

En mayo, durante un mitin en Veracruz, aseguró que "todos somos importantes, y es la suma de voluntades la que construye un gran país".

Müller propone así acabar con la figura de "primera dama" porque "en México no queremos que haya mujeres de primera ni de segunda; no queremos hombres de primera ni de segunda". 

La periodista, escritora y académica prefiere que le digan "Beatriz, nada más" y apuntó que "aquella mujer benefactora de los años 40 que repartía a los niños pobres era muy bonita pero ya cambió este país".

"Esto que digo tiene un fundamento también legal, en México el artículo 80 de la Constitución señala que el Poder Ejecutivo recae en una persona, de modo que el poder presidencial no debe ser de una familia ni de un matrimonio, la compañera de un presidente debe participar en todo lo que pueda hasta un límite, eso es ser una compañera, un compañero;  no hablo para nada de una esposa que se convierte en una sombra complaciente o dócil ante un sistema que perpetúa las desigualdades", afirmó Beatriz.

En México no existe legalmente la figura de primera dama, pero la posición ha sido adoptada por las compañeras de los presidentes. Ahora Beatriz se une a la tendencia en otros países de América Latina con gobiernos progresistas, donde las mujeres también han rechazado el término para asumir un rol más integrador.

En el caso de Venezuela, Cilia Flores, esposa del presidente Nicolás Maduro, es conocida como la "primera combatiente" tras rechazar ser llamada "primera dama". Es una abogada con una larga carrera política, dedicada al movimiento revolucionario de Venezuela.

Mientras que en Nicaragua, esposa del mandatario Daniel Ortega y actual vicepresidenta, Rosario Murillo, es conocida como la "primera compañera" y es una figura clave de la Revolución Sandinista.

Datos sobre Beatriz Gutiérrez Müller

Nació en Ciudad de México, pero pasó su vida en Puebla. En la Universidad Iberoamericana se graduó en Comunicación y obtuvo la maestría en Letras. 

Gutiérrez Müller tiene 49 años y está casada con López Obrador desde hace 12 años, con quien tine un hijo. 

Es doctora en teoría Literaria por la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Iztapalapa. Ejerció como reportera de El Universal en Puebla, donde creció. También estuvo en noticieros locales y en la revista Nexos.

Asimismo, es una escritora y ha publicado las novelas "Larga vida al Sol", "Dos revolucionarios a la sombra de Madero" y "Viejo siglo nuevo: un país sumido en la miseria y la desigualdad".

Entre 2001 y 2005 fue asesora de comunicación en el equipo de la Jefatura de Gobierno del entonces Distrito Federal.

Y además, canta…

Canta, Canta - Beatriz Gutiérrez Müller

https://www.youtube.com/watch?v=2q-XpiSW1jE&feature=share

Futura primera dama; Beatriz Gutiérrez Müller declara

https://www.youtube.com/watch?v=0k4QmWyevSU

Beatriz Gutiérrez, la mujer del nuevo presidente de México es de ascendencia chilena y no quiere ser primera dama. Es periodista ha escrito varios libros y es admiradora de Allende

Dicen que fue "la voz más crítica de la campaña". Periodista, escritora y académica  Beatriz Gutiérrez Müller tiene 49 años y desde hace 12 está casada con el nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, con el que tiene un hijo, Jesús Ernesto. Se conocieron en 2005. Él había enviudado hacía dos años de Rocío Beltrán Medina, su esposa durante más de dos décadas que falleció a los 46 años de una enfermedad crónica. Tenían tres hijos.

Cuando Beatriz Gutiérrez Müller conoció al que se convertiría poco después en su marido ella tenía 37 años y él 53. López Obrador ya era político. Lo era desde 1970. En 2005 él era alcalde de Ciudad de México.

Ella vivió con él las dos grandes derrotas presidenciales de López Obrador, la primera en 2006 y la segunda en 2012. Ya entonces era una atípica mujer para un político. En sus primeras declaraciones, la aún novia del alcalde de Ciudad de México dijo a la revista Quién. "Si Andrés gana o no me da igual". Ya se intuía lo que en estos meses se ha confirmado, Beatriz Gutiérrez Müller tiene su propia hoja de ruta. En la campaña actual volvió a sorprender con este tipo de declaraciones: "Si pierde mi marido se retira y si no… yo voy a pensar en el día dos. Pero pase lo que pase es la última campaña, último debate. Para mí es un descanso", declaró a Univision. 

La clase pudiente, la derecha y los conservadores mexicanos temían su victoria, pero la corrupción y el aumento de la violencia en los últimos años en México han inclinado la balanza en su favor. 

El parlamento cambiará de hechuras, y en consecuencia lo hará Los Pinos, la residencia del presidente y la primera dama de México, pues Beatriz Gutiérrez Müller no desea serlo: “no hay mujeres de primera ni de segunda, decir primera dama es algo clasista”, dijo el pasado mes de mayo en un evento de la campaña presidencial.

La constitución mexicana no recoge la figura de primer dama pero, aunque legalmente no está contemplada, siempre ha existido de facto. Sin embargo Beatriz Gutiérrez Müller no asumirá este puesto como un cargo público. Como explicó, a ella nadie le ha votado, “el poder del presidente es unipersonal, tú votas a un candidato para que se convierta en presidente”.

Dice su hermana Gabriela que desde que Beatriz era niña siempre fue muy dedicada al estudio, le gustaba escribir, hacer deporte, cantar, tocar la guitarra, escuchar música, cocinar, caminar, dibujar, pero sobre todo, leer, leer y leer, no nada más para entender sino como “una buscadora de la verdad”. Desde muy joven Beatriz leía sobre filosofía, poesía de Octavio Paz y José Gorostiza (cuyas poesías gusta leer en voz alta), Dostoievsky y Umberto Eco.

Sus compositores predilectos siempre han sido Bach, Tchaikovsky y Brahms.

Sus instrumentos favoritos son: la guitarra y el cello. Además de la lectura, la verdadera pasión de Beatriz es escribir. “No incluyo la escritura como un pasatiempo porque el escribir es parte de mi vida”, confiesa la egresada de la maestría en Letras Iberoamericanas en la UIA Campus Puebla, donde se tituló con la tesis: “El arte de la memoria en la Historia verdadera de la Conquista de la Nueva España, de Bernal Díaz del Castillo”, con mención honorífica.

Poco tiempo después hizo su doctorado en Teoría Literaria en la Universidad Autónoma Metropolitana. “En cuanto a su experiencia laboral -escribe su hermana-, ha sido profesora universitaria, locutora de radio, periodista en radio y televisión, funcionaria pública en el Gobierno del Distrito Federal e investigadora de tiempo completo y autora de libros: Larga vida al Sol (2010) y una novela histórica titulada: Viejo siglo nuevo, el cual trata de la Decena Trágica y la muerte de Madero”. Además, esta admiradora acérrima de Benito Juárez es autora de un libro de cuentos, de poesía y varias investigaciones académica. 

Le gustaría, por tanto, que la llamen “Beatriz, nada más” porque considera que los tiempos han cambiado y que “aquella mujer benefactora de los años 40 que repartía a los niños pobres era muy bonita pero ya cambió este país”.

Hija de una mujer de origen chileno y ascendencia alemana y un mexicano, Gutiérrez Müller nació en Ciudad de México pero se crió entre Morelia y Puebla. 

Junto a su marido, ambos son admiradores del ex presidente Salvador Allende. Incluso, cuando Andrés López Obrador vino a Chile en Agosto del año pasado le pidió a la ex presidente Michelle Bachellet que le mostrara la oficina en La Moneda donde murió el ex mandatario en 1973. Ahí, incluso grabó un video.

Beatriz, quien cumplió en enero 49 años, es la segunda hija de Juan Gutiérrez Canet y de Nora Beatriz Mueller Bentjerodt (chilena), además de su hermano mayor Rodrigo (quien trabajara en la FAO) y de su hermana Gabriela. Su madre Nora, nació en Valdivia, nuestro país. Su familia tuvo una farmacia en esa ciudad del sur de Chile. 


En un fake news o noticia falsa para ensuciar la campaña presidencial actual, acusaron a Beatriz de ser nieta de un nazi que huyó a América y luego a México. Esa noticia fue desmentida por la propia Beatriz Gutiérrez mostrando un certificado del Registro Civil chileno.

Durante años ejerció su profesión de periodista en medios de tirada nacional como El Universal. Tras realizar otros trabajos en el sector de la comunicación conoció a López Obrador.  En 2013 se doctoró en teoría literaria con la presencia de su marido, que acababa de ser derrotado en las urnas. “Mis alumnos me llaman maestra”, dijo recientemente refiriéndose de nuevo al apelativo con el que prefiere que la llamen.

Sin embargo, y a pesar de que reniega de ese papel institucional y algo contemplativo de la primera dama mexicana, Gutiérrez Müller ha realizado su propia campaña en paralelo a la de su marido. Según recogen medios mexicanos la mujer de López Obrador se ha prestado como filtro para propiciar un acercamiento entre empresarias, mujeres de empresarios y gentes de la cultura que habitualmente no han tenido estrecha relación con la izquierda a la que representa el nuevo presidente. Ella les trasladó durante estos meses su proyecto político.

Todos estos encuentros y esta acción Gutiérrez Müller la desarrolla en la sombra, en el perfil bajo con el que se siente cómoda e identificada y que se aleja de la pompa tradicional de la mujer del presidente de México.

Gabinete AMLO para Presidencia 2018-2024

El gabinete estará integrado por 8 mujeres y 8 hombres.

Como su primer acto como electo a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador presentó a los 16 integrantes, 8 mujeres y 8 hombres, de su gabinete del próximo gobierno democrático, quienes –juntos con millones de mexicanos— se encargarán de transformar a México.

Secretaría de Gobernación a Olga Sánchez Cordero;

Secretaría de Relaciones Exteriores a Héctor Vasconcelos

Secretaría de Hacienda y Crédito Público a Carlos Manuel Urzúa Macía;s

Secretaría de Desarrollo Social a Maria Luisa Albores;

Secretaría de Medio Ambiente Ambiente y Recursos Naturales a Josefa González Blanco Ortíz Mena;

Secretaría de Energía a Rocío Nahle;

Secretaría de Economía a Graciela Márquez Colín;

Secretaría de Educación Pública a  Esteban Moctezuma Barragán;

Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación a Víctor Villalobos;

Secretaría de Comunicaciones y Transportes a Javier Jiménez Espriú;

Secretaría de la Función Pública a Irma Eréndira Sandoval;

Secretaría de Salud a Jorge Alcocer Varela;

Secretaría del Trabajo y Previsión Social a Luisa María Alcalde;

Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano a Román Meyer Falcón;

Secretaría de Turismo, Miguel Torruco Marqués;

Secretaría de Cultura a Alejandra Frausto Guerrero.

MÁS DE 40 MIL CANDIDATAS

EN COMICIOS MEXICANOS

Más de 40 mil mujeres aparecen hoy como candidatas a los comicios del 1 de julio en México, y ellas tampoco escaparon a la violencia que acompañó al proceso electoral.

Una reforma político-electoral de 2015 propició la paridad de género en las postulaciones de los partidos políticos, pero es en estas elecciones que se aplica con mayor rigor.

Por ello por primera vez estarán 40 mil 162 candidatas a distintos cargos federales y estatales, lo cual anuncia que las féminas podrían tener mayor presencia política y estatal.

Actualmente solo una mujer ocupa el cargo de gobernadora, entre 32; en la Cámara de Diputados que se despidió alcanzaron 42 por ciento y el 25 por ciento en el Senado.

En los dos mil 68 municipios del país también se quedan cortas, pues apenas hay 339 alcaldesas y en el estado de Campeche todas las municipalidades están copadas por hombres.

Las políticas mexicanas también están en el colimador de los grupos del crimen organizado, a quienes se les atribuyen la mayoría de los 133 asesinatos que marcaron la campaña electoral.

De septiembre a la fecha fueron ejecutadas 17 candidatas y el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvior (ILSB) registró 49 casos de violencia política por razones de género.

Sin embargo, la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), apenas ha atendido menos de una decena de carpetas de investigación al respecto.

De 2012 a agosto de 2017 la Fepade registró 187 casos de agresiones políticas contra mujeres.

Ciudad de México eligió por primera

vez a una mujer como gobernadora

La candidata izquierdista Claudia Sheinbaum, de familia judía, estudió Física, tiene un doctorado en Ingeniería Energética y ha sido consultora de las Naciones Unidas

Claudia Sheinbaum, científica especialista en medio ambiente, se convirtió este domingo en la primera mujer electa para alcalde de la Ciudad de México, como candidata del movimiento que lidera el veterano izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

Sheinbaum, quien fue secretaria de Medio Ambiente en la alcaldía de López Obrador (2000-2006), será la primera alcaldesa electa de la megaurbe, luego de que en 2000 Rosario Robles fuera jefa de Gobierno interina. Tras una reforma legal, Ciudad de México dejó de ser un distrito; ahora es un estado de la federación y tendrá gobernadora (alcaldesa mayor).

Sheinbaum romperá además con 21 años de gobiernos del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), que no perdía en la Ciudad de México desde 1997, cuando por primera vez los capitalinos eligieron a su alcalde. La candidata de Morena, al igual que López Obrador, militaron en el PRD hasta hace unos años.

Pero su carrera política no ha estado exenta de polémica: tras el sismo del 19 de septiembre de 2017, Sheinbaum fue señalada como posible responsable de la entrega de permisos irregulares de construcción prohibidos por la ley en el Colegio Rébsamen, donde murieron 19 niños y siete adultos. La candidata rechazó responder preguntas de la prensa sobre este reclamo y las acusaciones en su contra por el derrumbe del centro educativo.

La tragedia del Rébsamen ha perseguido a Sheinbaum desde entonces, pero sin afectar sus posibilidades de triunfo. Familiares de las víctimas reclaman que sea investigada, porque el sector Tlalpan es una de las autoridades responsables de otorgar permisos de construcción y de supervisar medidas de protección civil. Durante la campaña, Sheinbaum acusó a sus rivales de utilizar la tragedia con fines electorales.

Su carrera

Nacida en una familia judía e hija de científicos, Claudia Sheinbaum estudió Física en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), tiene un doctorado en Ingeniería Energética y ha sido consultora de Naciones Unidas.

En la UNAM fue parte del Consejo Estudiantil Universitario (CEU), amplio movimiento que se levantó contra una serie de reformas dentro de la mayor universidad de México en 1986. Del CEU surgieron líderes estudiantiles que después pasaron al terreno político para impulsar en 1989 la fundación del PRD. Entre ellos está Carlos Imaz, quien fue esposo de Sheinbaum de 1987 a 2016 y con quien tuvo una hija.

Su ex marido, rostro conocido de la izquierda, cayó en desgracia luego de verse involucrado en un escándalo de corrupción.

Su trayectoria política ha sido discreta y limitada a la capital. En 2000, el entonces alcalde López Obrador la nombró secretaria de Medio Ambiente, cuando ambos militaban en el PRD.

Tras dejar su cargo en la alcaldía en 2006, a Sheinbaum se la veía poco. En 2012, López Obrador, que por segunda vez era candidato presidencial, la presentó como su potencial ministra de Medio Ambiente.

En 2014, abandona el PRD y se suma a Morena, recién fundado por López Obrador. Al año siguiente, gana el gobierno de Tlalpan, uno de los 16 sectores que integran la capital.

En agosto de 2017 es designada candidata de Morena a Ciudad de México.

Con casi nueve millones de habitantes, Ciudad de México es la ciudad más poblada de América Latina. Supera la población completa de naciones como Uruguay, Paraguay, Costa Rica o República Dominicana. Es una urbe compleja que sintetiza gran parte de los problemas de los Estados Unidos Mexicanos. 

Este domingo eligió, por primera vez en su historia, a una mujer para dirigir sus destinos. Se trata de Claudia Sheinbaum Pardo.

Sheinbaum Pardo, candidata de Morena, partido que lidera el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, alcanzó 46,6% de los votos, contra 30,4% de su más cercana competidora, Alejandra Barrales, abanderada de la extraña alianza entre el PRD y el PAN.

Sus primera palabras

Conocidas las cifras preliminares que confirmaban su triunfo, Sheinbaum Pardo ofreció un breve discurso, en la sala de prensa del hotel Barceló en Reforma, con una promesa: “No les vamos a fallar”.

Emocionada, Sheinbaum se comprometió a “encabezar un gobierno democrático de frente a la ciudadanía, que haga de esta ciudad una ciudad de derechos, que promueva y fomente los derechos sociales y que respete los derechos humanos y la dignidad de las personas con inclusión y reconociendo la pluralidad y la diversidad de esta hermosa Ciudad de México”.

En un discurso breve, Sheinbaum -al igual que López Obrador- sostuvo que encabezará “un gobierno honesto que combata la corrupción”, así como que habrá mando único para “rescatar la seguridad de nuestra ciudad”, para lo cual se atenderán las causas a través de “la educación, la cultura y el empleo para los jóvenes de la ciudad”.

 

Desde 1997, cuando desapareció la figura de regente y se instituyó la de Jefe de Gobierno, la Ciudad de México ha sido gobernada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD). De la división de ese partido nació Morena, el partido que ayer cambió la geografía de la política mexicana, quizás para siempre.

 

Sheinbaum, la científica

La nueva alcaldesa de Ciudad de México tiene 55 años, es licenciada en Física y doctora en Ingeniería Energética por la Universidad Nacional Autónoma de México.

Sin embargo, aunque hizo su título doctoral en la UNAM, su investigación la hizo en el Lawrence Berkeley National Laboratory, Estados Unidos, durante casi cuatro años y gracias a una beca.

Se desempeñó como investigadora del Instituto de Ingeniería de la UNAM y miembro del grupo científico del cambio climático que en 2007 obtuvo el Premio Nobel de la Paz.

 

De origen sefardita y lituano.

 

“Por parte de mi padre, mis abuelos llegaron a México desde Lituania; y por parte de mi madre, eran sefarditas y venían de Bulgaria. Mis abuelos paternos emigraron a México a principios del siglo XX por razones económicas, pero también por cuestiones racistas y políticas. Del lado de mi madre llegaron a México debido a la Segunda Guerra Mundial”.

 

Sus padres nacieron en México y estuvieron en el movimiento estudiantil de 1968.

 

Vocación para la defensa del ambiente y las comunidades

 

Sheinbaum fue una de las fundadoras del PRD en 1989. Ese partido agrupó a buena parte de la izquierda mexicana en el contexto de las contradicciones y dificultades que generó la caída de la Unión Soviética y el campo socialista en la Europa del Este.

 

“Mi vocación de servidora pública viene desde mis años de la universidad, de ahí mi interés en trabajar en comunidades rurales. También desde esos años me interesó la política, pero la política buena, no la tradicional que conocemos todos. La política me interesa como un instrumento de transformación”, dijo Sheinbaum en entrevista para la UNAM.

 

Del 2000 al 2006 fue secretaria de Medio Ambiente del Gobierno del Distrito Federal en las administraciones de Andrés Manuel López Obrador y Alejandro Encinas.

 

Ella destaca su labor como coordinadora de la planeación, construcción y operación de la primera línea del Metrobús y la primera ciclovía de la Ciudad de México.

 

También señala como logros, durante su gestión en la administración de López Obrador, el haber reducido la contaminación atmosférica en un 30 %, la reforestación de la capital con 1 millón de plantas en la zona urbana y la restauración del Bosque de Chapultepec, entre otros.

 

“Tú no puedes pensar que vas a resolver estos problemas medioambientales sin ayuda de la ciencia o la tecnología. También se requieren políticas públicas, claro está, pero no se puede planear si no tienes el conocimiento”, afirma la nueva alcaldesa de la Ciudad de México (CDMX).

ClariNet