ASESINATO-GUATEMALA8

Así ocurrió la tragedia
del hogar de menores
en Guatemala que
remeció al mundo entero.

“Viólenos aquí, delante de todos. Vengan a violarnos pues, si eso quieren otra vez”, gritaba un grupo de 58 niñas, quienes protestaban por los abusos y maltratos recibidos en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción. Mientras las llamas avanzaban, los funcionarios del hogar le negaban el acceso a los cuerpos de socorro de bomberos.

Al interior de los muros grisáceos del Hogar Seguro Virgen de la Asunción han sucedido demasiadas historias de abuso y violencia: golpizas, violaciones y hasta un asesinato empañan la misión de la entidad que tenía por objetivo brindar protección a menores vulnerados por la vida y las circunstancias.

Ubicado en la periferia de la capital de Guatemala, cercano a una de las zonas residenciales más exclusivas, el hogar fue fundado en 2010 para acoger a chicos y chicas cuyos padres decidieron que no tenían la capacidad para cuidarlos y brindarles cariño. La mayoría de los albergados son, en su mayoría, menores violados con problemas a la justicia, pertenecientes a pandillas, huérfanos o victimas de trata. Hay alrededor de 800 niños en un espacio que sólo puede albergar a 500.

Tal como un centro de tortura estatal, lejos de lograr rehabilitarse, los mismos cuidadores que debían encargarse del bienestar emocional y físico de los niños y adolescentes socaban su integridad propinándoles reiteradas violaciones, malos tratos y malas condiciones de vida. En un intento desesperado por sobrevivir, cada año los muchachos intentaban escapar a los cerros y bosques aledaños, porque la intemperie es más benévola que la mano del “estado protector”.

El inicio del fin

El 7 de marzo pasado se registró un intento de fuga al anochecer, pero sólo 19 lograron escapar. El resto fueron detenidos por la policía esa misma noche en sectores cercanos. Durante la evasión, una adolescente resultó herida y fue hospitalizada.

De acuerdo al informe presentado por el director de la Secretaría de Bienestar Social, el amotinamiento se inició a las 2 de la mañana cuando un grupo de jóvenes se subió a los techos amenazando a los encargados. El jefe de la 13° comisaria de la Policía Nacional Civil, Wilson López, se contactó con el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, para advertirle de los problemas que ocurrían en el lugar, pero sólo se limitó a enviar a 250 policías que se quedaron vigilando el hogar toda la noche.

Tras el incidente, las autoridades del hogar decidieron encerrarlos bajo llave: las mujeres en un aula y los hombres en un auditorio. Pero esto no se quedaría así.

Niñas caídas

En el marco del Día Internacional de la Mujer, mientras miles de mujeres se preparaban para conmemorar a las obreras calcinadas en una fábrica textil de Nueva York, y como una especie de metáfora de lo que se avecinaba, un grupo de al menos 58 niñas iniciaron una protesta al interior del recinto por los maltratos y abusos recibidos, prendiendo fuego a los colchones, situación que se salió rápidamente de control en la pequeña habitación, según The New York Times.

“Viólenos aquí, delante de todos. Vengan a violarnos pues, si eso quieren otra vez”. Eso gritaban las niñas, de acuerdo a una testigo de la tragedia que conversó con Vice News. Mientras las llamas avanzaban, los funcionarios del hogar le negaron el acceso a los cuerpos de socorro, situación denunciada por bomberos de la localidad.

Nadie puso en marcha un protocolo de evacuación, las autoridades estaban más pendientes que revisar que no se escapara nadie, que en apagar las llamas. Algunas se arrancaron, otras murieron: el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) certificó que la causa del deceso de las 42 niñas fue intoxicación por monóxido de carbono.

En los días posteriores, varias personas comenzaron a manifestarse frente al palacio de gobierno exigiendo respuestas a la institucionalidad sumida en una burbuja temporal. En Chile, en tanto, se realizó una funa frente a la embajada de Guatemala convocada por Warmipura Mujeres Migrantes para conmemorar a las niñas caídas.

El gobierno de Guatemala ha insistido en que las niñas se “amotinaron” porque no les gustaba la comida y se ponían “muy agresivas”. “Se les pidió a las personas que las mantuvieran separadas porque muchas de estas menores tenían conflicto con la ley, algún tipo de carácter violento, y lo que se pretendía es que no hubiera una tragedia como la que se vivió. La tenencia de los menores en un lugar específico estuvo bajo las medidas de seguridad necesarias, incluida la llave”, explicó Morales el pasado viernes.

Sin tener muchas pistas, el presidente Morales aseguró en una conferencia de prensa que se pedirá ayuda al FBI para que se sume a las investigaciones de la Policía, Ministerio Público y Gobernación. Siete niñas que resultaron quemadas, fueron trasladadas en ambulancia aérea al hospital especializado Galveston, en los Estados Unidos.

Sin embargo, en una entrevista con CNN, Morales aseveró que “no podía responder si ocurrió lo sospechado” en cuanto a que se pudo o no quitar la llave durante el incendio para salvar la vida de las pequeñas y “pidió paciencia para que las investigaciones lo determinen”.

El lunes, el Ministerio Público de Guatemala confirmó la detención de tres ex funcionarios de la Secretaría de Bienestar Social de la Presidencia del país y, de acuerdo con la Fiscalía, los tres funcionarios fueron arrestados por delitos de homicidio culposo, incumplimiento de deberes y maltrato contra personas menores de edad.

Más historias, más abusos

“Ustedes no salen de aquí hasta que me hagan sexo oral”, ordenó Edgar Rolando Diéguez Ispache a estudiantes de 12 y 13 años de edad en 2012, según cuenta el periódico digital Plaza Pública. Diéguez Ispache fue capturado el 11 de abril de 2013, bajo el cargo de agresión sexual con agravación de la pena.

A María, una adolescente 17 años con déficit cognitivo, la violó José Roberto Arias Pérez, un trabajador del lugar. En junio de 2013 Arias fue capturado y se le condenó a ocho años de prisión.

El Hogar Seguro Virgen de la Asunción tomó recién notoriedad en 2013, cuando dentro de sus instalaciones una adolescente de 14 años fue asesinada. La menor murió ahorcada con una bufanda por dos de sus compañeras, de 14 y 15 años. A partir de entonces los internos comenzaron a ser agrupados de acuerdo a su perfil, por recomendación de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH).

Desde Telesur señalan que justamente a partir de 2013, se han presentado las denuncias ante la Fiscalía y Procuraduría de Derechos Humanos, por abusos sexuales perpetrados por las autoridades de la institución. Sin embargo, se desconoce específicamente quiénes son las personas dentro del hogar porque se resguarda los nombres de los empleados por considerarlos “datos sensibles”.

En otro caso presentado a la Defensoría de la Niñez en 2014, revela que un niño de aproximadamente ocho años fue violado dentro de las instalaciones del recinto. Estos son los incidentes denunciados y sancionados, pero ¿cuántos más habrán? El gobierno guatemalteco ha negando de frentón un historial de abusos físicos, emocionales y sexuales que dieron origen a este crimen de Estado.

Por Constanza Cabrera

Tragedia en hogar de menores: Guatemala exige justicia

El incendio que costó la vida a 40 niñas en un centro de menores en Guatemala puso al descubierto una situación de abusos y maltratos, que ha provocado amplias reacciones de protesta en la poblción.

 

Las niñas calcinadas de Guatemala, ¿víctimas de un sistema?

Han muerto ya 35 y decenas fueron heridas por el fuego en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción en Guatemala. Los detalles son alarmantes. Más aún lo es, según especialistas, que esto sea un triste reflejo del sistema. (09.03.2017)  

Guatemala: detienen a tres exfuncionarios responsables de albergue incendiado

En el lugar del incidente murieron 19 de las menores y desde entonces la cifra de víctimas mortales ha aumentado a 40. De las jóvenes hospitalizadas, 7 fueron trasladadas a Estados Unidos. (14.03.2017)  

Guatemala: asciende a 39 el número de niñas muertas

Varias continúan en estado crítico. Tres de ellas fueron trasladadas a Estados Unidos y una más será llevada este domingo. Hay movilizaciones en todo el país que piden la renuncia del presidente. (12.03.2017)  

Guatemala: presidente admite que las niñas muertas estaban encerradas bajo llave

Jimmy Morales reconoció que las 37 niñas muertas en un incendio en un centro de menores estatal estaban encerradas bajo llave. (11.03.2017)  

Guatemala clama por justicia y sube número de víctimas

La demora de Jimmy Morales en abordar públicamente la tragedia ocurrida en Hogar Seguro provocó la indignación de los guatemaltecos. El país está profundamente conmocionado. (10.03.2017)  

AUDIOS Y VIDEOS SOBRE EL TEMA

 

"Estamos ante la crónica de una muerte anunciada"   

Guatemala: tres detenidos por incendio en albergue   

Dolor e indignación en Guatemala   

Guatemala: indignación por la tragedia en un hogar de menores 

Tres detenidos por incendio en albergue

En Guatemala la Justicia detuvo este lunes a tres funcionarios destituidos por el incendio registrado la semana pasada. En una casa hogar administrada por el Gobierno la tragedia se saldó con 40 niñas fallecidas, dos siguen hospitalizadas en estado grave. Los cargos en contra de los ex funcionarios son homicidio culposo, maltrato a menores e incumplimiento de deberes.

Movimientos sociales del continente piden justicia por la masacre en orfanato del Estado en Guatemala

Comunicado de Movimientos Sociales de la Patria Grande

Guatemala Estado femicida, exigimos justicia

En Guatemala ya llegan a 43 las niñas que murieron, y otras están heridas gravemente, como consecuencia del incendio en el “centro de desprotección de menores” Hogar Virgen de la Asunción.

Las adolescentes y jóvenes protestaban en el marco del 8 de marzo, por los abusos sexuales y físicos que sufrían en la institución. Hay quienes dicen que el fuego fue provocado por ellas mismas, buscando visibilizar la violencia que sufrían cotidianamente.

Nosotras decimos que no fueron ellas las que lo provocaron. Fue la violencia insoportable que vivían la que lo provocó, la que las empujó a incendiar esa realidad que tanto les dolía.

No murieron por el fuego. Murieron porque los responsables de esa institución las dejaron encerradas, mientras el horror se expandía y calcinaba sus cuerpos.

Otra vez, niñas y jóvenes rebeldes murieron en la hoguera de las inquisiciones.

El Hogar Virgen de la Asunción se volvió hoguera y centro de tortura. Según datos de la Secretaría de… ¿Bienestar Social? de Guatemala, en noviembre de 2016 residían allí 748 niños, niñas y adolescentes, en una institución que tiene capacidad para 400 personas. El estado es responsable. Estaba en conocimiento de la saturación de espacio, y de cómo se resuelven los conflictos en estos centros que deberían ser de protección, pero resultan de privación de libertad de los niños y niñas. Una situación que puede replicarse en muchos países. 240.000 niños, niñas y adolescentes, viven en instituciones devastadas en América Latina.

Las niñas protestaban por los abusos sexuales en el interior del hogar.

Pensaron que un 8 de marzo era un momento oportuno para llamar la atención sobre algo que ya había sido denunciado previamente, sin tener respuesta.

El gobierno de Guatemala, el Estado, es responsable. No dio respuestas. No escuchó los gritos de dolor de las niñas. No escucha a sus familiares.

Estamos frente a la embajada del estado femicida de Guatemala, para multiplicar ese grito.

Estamos para exigir justicia.

Suscriben:

Asamblea de feministas del Abya Yala
Frente Feminista de ALBA Movimientos
Ni una menos
CEAAL Argentina (Consejo de Educación Popular para América Latina)
CADE (Campaña Argentina por el derecho a la educación)
Campaña contra las violencias hacia las mujeres
Campaña Ni una más víctima de las redes de prostitución
Equipo de educación popular Pañuelos en Rebeldía
Frente Popular Darío Santillan Corriente Nacional Movimiento Popular Patria Grande
COB La Brecha
Corriente de Izquierda Poder Popular
Frente Unico Izquierda Revolucionaria – Hombre Nuevo
CTA Bahía Blanca – Dorrego
Bahiensas Feministas
Corriente comunista Davis Watu Cilleruello
Las Azucenas- La Plata
Colectiva Lohana Berkins
Desde el Fuego. Colectiva feminista y disidente. CABA y Córdoba
Plenario de Trabajadoras. Partido Obrero Liga Argentina por los Derechos del Hombre
CEPRODH. Centro de Profesionales por los Derechos Humanos
HIJOS Zona Oeste
Fundación Che Pibe
Centro de Participación Popular Monseñor Angelelli
Casa Popular Joselito Bembé
Asoc. Civil Granero de Sueños
Colectivo de Derechos de infancia y adolescencia.
Colectivo Micaela Bastidas
Red contra la Violencia Institucional
Colectivo Juguete Rabioso. Jardines comunitarios de la Congregación Evangélica Argentina Bs. As. Sur
Casa Emanuel
La Casona
Fundación SERPAJ
Centros Comunitarios de la IERP en San Fernando
Casa San Pablo de la IERP en San Miguel
Pelota de Trapo
Colectivo Piedra, Papel y Tijera. Berisso
Espacio Micromachismos
Frente de Artistas Ambulantes Organizados. FAAO
Yo no fui, organización política y social
Los Naranjos, CT
Toples con todo al aire, programa radial
Colectivo Articiclo
Cooperativa hombres y mujeres libres
Red de Cooperativas de liberados
Cooperativa Esquina Libertad
TOS Trabajadores Organizados Sennaf
ANDHES Tucumán y Jujuy
Cooperativa Reverdecer
APDH Matanza
Congreso de los Pueblos de Colombia – Capítulo Argentina
PRADE
Colectivo para la Diversidad
Lesbianas y feministas por la descriminalización del aborto
Rotonda Cultural
Radio La Cantora
Coordinación de Organizaciones que trabajan en cárceles de provincia de Buenos Aires
Cátedra de Trabajo Social 5. Facultad de Trabajo Social UNLP
CEPRODH
Asamblea Lésbica Permanente
Genérica. Periodismo de Género (Santa Fe)
Comisión de Géneros de ATE. Ministerio del Interior
Asamblea Popular Brotando Lucha (Mar del Plata)
Rancho Aparte. Agrupación Artística y Cultural
DNI Argentina
Fundación Lugar del Sol
AMADH – Asociación de Mujeres Argentinas por los Derechos Humanos
La casita te acompaña. José C. Paz
Red El Encuentro
Colectivo Raíz – Comunicación desde Abajo – Rosario
Tendencia Piquetera Revolucionaria
Federación de Mujeres Constructoras- Bolivia
Feminismo comunitario antipatriarcal – Bolivia
Comunidad feminista antipatriarcal – Bolivia
Movimiento Migrante Antipatriarcal
Plataforma de mujeres caminando hacia la igualdad- Ecuador
Colectivo de Mujeres de Matagalpa – Nicaragua
Radio Vos – Nicaragua
Programa Socioeducativo Paso a Paso. Honduras
Movimiento Centroamericano 2 de marzo en Argentina
Asamblea de Mexicanas y Mexicanos en Argentina
La Chispa y Red de Información por el aborto seguro. Venezuela
Escuela de feminismos popular, identidades y sexualidades revolucionarias. Venezuela.
CreArteEducAccion Comunitaria
Comité de Mujeres en Solidaridad con Kurdistan. Argentina
MSRAV Chile
Cable a tierra – centro de día
Centro Interdisciplinario de Investigaciones en Género (Cinig)
CLOC-VIA CAMPESINA
MST. Movimento dos trabalhadores rurais sem terra, Brasil
CONAQ, coordenação nacional de comunidades quilombolas
MAPA, movimiento de pequenos agricultores
MMC, Movimento de mujeres Campesinas brasil
Articulacion Nacional Campesina República Dominicana
La araña feminista – Venezuela
Alba TV – Venezuela
Articulacion Nacional Campesina República Dominicana
UIC. Unión Indígena Campesina, Panamá
Marcha Mundial de Mujeres
Mujeres por la Vida – Venezuela
Mujeres por la vida – Ecuador
Las nelas – Ecuador
Federación luterana mundial
Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en Honduras
Frente Cultural de Izquierda – Venezuela

“Cárcel para los responsables” clama el pueblo guatemalteco

Guatemala, son ya 39 las niñas muertas en el incendio del Hogar Seguro Virgen de la Asunción y la indignación entre la población va en aumento que ha salido a protestar y a exigir cárcel para los responsable y la renuncia de todos aquellos funcionarios responsables del cuidar a la niñez guatemalteca.

Mientras tanto, el presidente Jimmy Morales, en entrevista con la cadena CNN confirmó que las niñas estaban “encerradas bajo llave”.

El periódico Prensa Libre escribió en su editorial “Conmovedoras fueron las escenas observadas desde el jueves por la noche frente al Palacio Nacional de la Cultura y la Casa Presidencial, donde cientos de guatemaltecos acudieron para manifestar su repudio, criticar la actitud gubernamental y exigir investigaciones exhaustivas sobre las causas de la tragedia ocurrida en el Hogar Virgen de la Asunción y el castigo a los responsables.  

Estas son las primeras protestas masivas ante un lamentable suceso en el cual todo apunta a una generalizada irresponsabilidad gubernamental, y es alentador escuchar el clamor popular en demanda de justicia, lo que puede ser otro paso importante para reducir la generalizada cultura de la impunidad, pero también para estremecer la indolencia en el aparato público”.

Indignados por el creciente número de niñas del Hogar Seguro Virgen de la Asunción muertas, que se elevó a 39, niños, jóvenes, adultos, ancianos guatemaltecos salieron a protestar y a exigir que la justicia castigue a los responsables de la tragedia.  Concentrados frente al Palacio Nacional de la Cultura y la Casa presidencial, la población guatemalteca formó un camino con veladoras y en el han colocado manuscritos de protesta, nombres de las víctimas y ofrendas florales.

Niños, jóvenes, adultos y ancianos, estudiantes universitarios, trabajadores y organizaciones sociales por igual, alzaron su voz y lanzaron consignas directas al presidente Jimmy Morales, exigiendo la renuncia a sus puestos de todos los responsables del resguardo de la niñez guatemalteca. La consigna fue la misma: cárcel para todos los responsables.

El número de niñas fallecidas en el incendio del Hogar Seguro Virgen de la Asunción  ya ascendió a 39 la tarde del 11 de marzo. El Hospital Roosvelt informó que de las 22 niñas que ingresaron al mismo, cinco ya salieron, nueve murieron, tres están internadas en estado de gravedad y cuatro están estables.

En el Hospital San Juan de Dios hay siete niñas para ser atendidas, una de ellas ya murió.  Así son 10 niñas en estado crítico en ambos hospitales.

La movilización de los ciudadanos va en aumento. Desde el jueves, los mensajes de crítica directa al presidente Morales, a la Procuraduría general de la nación y a la Secretaría de Bienestar Social destacan en medio de la protesta, las cuales aseguran que continuarán hasta que el Estado sea funcional y garantice la vida de los guatemaltecos.

“No merecía morir así” podía leerse en uno de los carteles que portaba un adolescente.  Algunos de los asistentes, claros en sus peticiones, justificaban su indignación en la inoperancia del sistema pese a que desde 2015 se había dado la alerta sobre la situación de la niñez en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción.

Hogar Seguro: Fallecidas huían de la violencia y de la precariedad

“¿Cómo no se pudieron dar cuenta para poder salvarlas a tiempo si el humo se ve al instante?”, dijo en la morgue, el tío de una menor de 15 años originaria del departamento oriental de Jutiapa, cuyo cuerpo fue identificado con pruebas de ADN. La información sobre lo que sucedía en ese centro de acogida para adolescentes, que depende del gobierno, llega a cuenta gotas y es brutal. Las madres y los familiares de las víctimas que están siendo despedidas las recuerdan en medio del dolor y la desesperación. 

Quería ayudar a su abuela

Madelyn Hernández Hernández, de 13 años, era una niña a la que le gustaban las bromas, ser sociable. Pero su prioridad, ante todo, era estudiar y trabajar para ayudar a su abuela, quien era como una madre para ella, ya que la crio desde los 4 años junto a su hermana.

María Antonia García, de 72 años, abuela de Madelyn, dijo, mientras acariciaba una fotografía de su nieta, que ella fue quien se entregó al hogar. “No es un perro al que le han quitado la vida; fue a una niña. Pero igual si a un perro se le llora, ahora para una niña imaginen el sentimiento. Exijo justicia”, exclamó María García, abuela de Madelyn, fallecida en el incendio. Agregó que su nieta le contó, en la última visita que le hizo, que en el hogar les daban comida con gusanos y que las golpeaban.

Rosa Julia fue internada por su madre para “protegerla” de la violencia.

Rosa Julia Espino Tobar, de 16 años, soñó siempre con ser una secretaria, para ayudar a su madre, Rosa María Tobar. “La última vez que platicamos me dijo: Mamita, quiero ser una gran secretaria y ayudarte para que salgamos adelante. Yo le respondí: No tengas pena, que ya estoy vieja”, narró Tobar, mientras se aferraba al féretro de seda blanca. También explicó que hace cinco meses rogó a la Procuraduría General de la Nación (PGN) que la internaran para protegerla por la inseguridad que se vive en el país. La decisión la tomó porque tuvo que ser ingresada en el Hospital San Juan de Dios por ser diabética y darle un coma:  “Abusaban de mi bebé. La PGN se llevó a una niña llena de ilusiones, quería ser algo en la vida. Ahora me entregan un cadáver carbonizado. Me la arrebataron” dice Rosa en medio del llanto.

Hermanas “rebeldes” fueron entregadas por su madre

La incertidumbre y tristeza eran los sentimientos que vivía ayer la familia de Grindy Yasmín y Gilma Sucely Carías López, de 14 y 15 años, las hermanas que estaban al interior del albergue. Solo el cuerpo de Yasmín ha sido entregado, mientras el de Gilma aún no había sido identificado hasta ayer.

Los restos de Yasmín fueron velados ayer en una humilde vivienda que se ubica en el Barrio Latino, en la cabecera departamental de Jutiapa. Agobiada por la culpa y el dolor, María Odilia López, de 45 años y madre de las menores, relató que esta era la tercera ocasión en que sus hijas estaban en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción. “Esta era la tercera vez que entraban en ese centro. Yo ya no podía con ellas, porque eran muy rebeldes, y por eso busqué ayuda. Esta culpa me mata y me entristece”, comentó López.

La madre admitió que en las tres ocasiones en que sus hijas permanecieron internadas nunca fue a visitarlas. “Nunca fui a verlas porque solo pasaban un mes recluidas, pero esta vez me habían dicho que ya no me las iban a entregar”, expresó.

Su papá la violó

Yarisa Pelicó Orellana, de 17 años, era originaria del barrio Los Cerines, Zacapa. La joven había sido violada por su padre cuando tenía 9 años, motivo por el cual fue apresado y cumple condena en la cárcel en Los Jocotes, Zacapa.

Luis Pelicó, tío de la joven, relató que Yarisa padecía adicción a las drogas y que por problemas familiares había escapado de casa. Sus parientes pusieron una denuncia en la Procuraduría General de la Nación. Días después la joven apareció en Zacapa y fue llevada recientemente a la referida casa hogar por orden del juzgado.  “Ella era una joven activa, que estudiaba en el colegio Cristo Rey, de Zacapa. Allí cursaba tercero básico. Era una persona alegre y participativa”, expresó una amiga.

La madre de Yarisa emigró a Estados Unidos desde que ella era niña y fue cuando su padre la ultrajó. Luego, María Rosario Orellana Alonzo, abuela paterna de la menor, se hizo cargo de su custodia, pero la familia indica que las malas amistades de Yarisa la llevaron a caer en la drogadicción.

De San Pablo, Zacapa, también hay otra menor fallecida en el mismo incidente del Hogar Seguro. Ella fue identificada como María Torres. “Sabemos que tenían problemas de conducta, pero aun así estas jóvenes no merecían tales maltratos. ¿Cómo alguien va a mejorar si recibe violencia en donde se supone debería recibir amor? Pedimos justicia ante esto”, puntualizó la abuela.

“Este año iba a estudiar”

Yosselin Marisela García Flores, de 16 años, ya no podrá estudiar, ya que fue una de las menores que murió en el incendio. María Elena García Flores indicó que su hija no había ingresado en la escuela ya que no tenía acta de nacimiento, pero este año ya había conseguido la documentación para estudiar por madurez.

“Niñas estaban bajo llave, confirma el presidente Jimmy Morales

Las niñas del Hogar Seguro estaban en una habitación bajo llave desde la noche del martes, reconoció el presidente Jimmy Morales,  para “evitar una tragedia como la que se vivió” en la que menores en conflicto con la ley agredieran a otras niñas y adolescentes.

En entrevista con el periodista Fernando del Rincón en CNN, Morales evidenció su incomodidad con la misma por lo que el periodista tuvo que insistir para tener las respuestas a lo que preguntaba.

El gobernante mantuvo el ceño fruncido en la entrevista con el periodista de CNN, Fernando del Rincón, que se interrumpió en varias ocasiones porque el mandatario decía que no escuchaba bien a su interlocutor. “Se les pidió a las personas que mantuvieran separadas a las niñas porque muchas de estas menores tenían conflicto con la ley, algún tipo de carácter violento, y lo que se pretendía es que no hubiera una tragedia como la que se vivió. La tenencia de los menores en un lugar específico estuvo bajo las medidas de seguridad necesarias, incluida la llave”, reconoció Morales.

Al cuestionamiento del periodista sobre el funcionamiento del sistema guatemalteco de protección a la niñez, al existir denuncias de explotación sexual, abuso de menores y malos tratos, Morales respondió que es el sistema con el que cuenta el país y hay que reformarlo.

El gobernante atribuyó el origen de este problema a una “descomposición de la sociedad, donde la familia no ha jugado el papel que le corresponde”, por el cual hay seis mil niños acogidos a la protección estatal, y que los esfuerzos van en la línea de buscarles hogares sustitutos.

ClariNet