ACUERDO-PAZ8

Presidente Santos: Acuerdo final
de paz se firmará en Colombia.
Raúl Castro: proceso de paz en
Colombia no tiene vuelta atrás.
Timoléon Jiménez: Que este sea
el último día de la guerra.

El mandatario colombiano agradeció a los países garantes, los presidentes de Venezuela, Chile y El Salvador, y al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, por sus aportes por la paz de su país.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó este jueves en La Habana que el acuerdo final de paz con las FARC se firmará en su país, después de que las negociaciones se hayan desarrollado desde el comienzo en Cuba.

"El Acuerdo Final lo firmaremos en Colombia", afirmó Santos tras asistir a la firma del pacto sobre el alto el fuego bilateral y definitivo con la insurgencia, que constituye un paso más cerca hacia el fin del conflicto interno de más de 50 años.

"Nos legó la hora de vivir sin guerra, nos llegó la hora de ser un país de paz, un país con esperanza (...) Colombia se acostumbró al conflicto, nos acostumbramos al horror de la guerra, hoy por fortuna con lo que se acaba de firmar se abre un nuevo capítulo que nos devuelve la esperanza", manifestó.

El mandatario recordó que han sido más de 30 años de intentos para poner el punto final al conflicto con las FARC "y hoy hemos dado el paso más definitivo", en referencia a los puntos alcanzados: cese al fuego bilateral y definitivo, dejación de armas y garantías de seguridad.

Santos destacó que no solo se acordó el cese al fuego sino un cronograma preciso para que las FARC-EP dejen las armas para siempre. "Esto significa el fin de las FARC como grupo armado".

Acuerdo decisivo para la paz

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo (FARC-EP) y el Gobierno colombiano firmaron este jueves el esperado acuerdo del cese al fuego bilateral y definitivo, un paso decisivo para poner fin a un conflicto interno de más de 50 años.

El garante de Cuba, Rodolfo Benítez, leyó el comunicado conjunto número 76 con los puntos en los que se llegó a acuerdos: cese al fuego y dejación de armas; acuerdo sobre garantías de seguridad y lucha contra las organizaciones criminales incluyendo las denominadas sucesoras del paramilitarismo y sus redes de apoyo; y acuerdo sobre refrendación.

El acuerdo firmado este jueves no es el último paso del proceso paz colombiano, pero es el más importante porque las partes se comprometen a cesar las operaciones militares ofensivas y dar por terminada la confrontación y uso de las armas en la política.

Raúl Castro: proceso de paz en Colombia no tiene vuelta atrás

La Habana (capital cubana) no solo ha sido la sede para los diálogos de paz sino también ha brindado toda la logística y las garantías necesarias para que ambas partes negocien el fin del conflicto colombiano.

El presidente de Cuba, Raúl Castro, aseguró este jueves que el proceso de paz en Colombia no tiene vuelta atrás, luego de la firma del histórico acuerdo del cese al fuego bilateral y definitivo entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo (FARC-EP). 

"Los trascendentales acuerdo que hoy se han anunciado nos acercan como nunca antes al fin del conflicto armado que por más de cinco décadas ha sufrido el pueblo colombiano", expresó Raúl durante el hecho histórico en La Habana, Cuba.

El mandatario cubano aseguró que "la decisión de las partes de firmar el cese de hostilidades, dejación de las armas y garantías de seguridad, representan un avance decisivo".

Aseveró que "la paz será la victoria de toda Colombia, pero también de toda nuestra América". Recordó que la CELAC proclamó la región latinoamericana como zona de paz, lo que se ve reflejado con la firma del acuerdo del cese al fuego.

"La firma de la paz en Colombia será la proclamación de nuestros pueblos a favor de la solución pacífica de las diferencias. El logro de la paz en Colombia será también esperanza para millones de personas en el planeta", que intenta sobrevivir en medio de conflictos armados.

Raúl Castro culminó con la afirmación de que "la paz no es utopía, es un derecho legítimo de todos los seres humanos y de todos los pueblos".

El aporte de Cuba a la paz colombiana

 

Cuba ha jugado un papel destacado en los diálogos de paz entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo (FARC-EP) iniciados en 2012.

La Habana (capital cubana) ha funcionado como sede de los diálogos y los esfuerzos de Raúl y Fidel Castro durante todo este tiempo han sido determinantes para llevar a cabo las conversaciones entre las partes. 

Para el catedrático de la Universidad Nacional de Colombia, Alejo Vargas, la mayor de las Antillas generó confianza y a las FARC-EP les ofreció garantías de seguridad como ninguna otra nación.

“El papel de Cuba a veces ha sido hasta desconocido porque desde que se comenzaron los primeros contactos con el Gobierno colombiano siempre Cuba ha estado presente y desde tiempo atrás ha buscado la paz para Colombia”, manifestó en una entrevista Rodrigo Granda, miembro del Estado Mayor de las FARC-EP y de la delegación insurgente en La Habana, en noviembre de 2015.

Para Granda durante el encuentro exploratorio que se extendió por seis meses en La Habana, la mayor de las Antillas “brindó toda la seguridad, de alojamiento, de transporte, de salud en plena igualdad para el Gobierno colombiano y para las FARC”.

Igualmente, "han logrado incidir con sus buenos oficios para poder salir de algunos obstáculos que han habido”, agregó.

Granda también destacó que Cuba siempre ha sido un defensor de la paz del mundo. “Cuba es un país sumamente respetuoso y ha puesto toda la disposición, pero nunca se ha inmiscuido en cualquier asunto que corresponda a las FARC o al Gobierno colombiano”.  

Piedad Córdoba agradece a teleSUR y a Venezuela

La exsenadora colombiana agradeció a Venezuela y al Comandante Chávez los avances en el proceso de paz colombiano. 

La activista colombiana por los DD.HH, Piedad Córdoba, a través de una carta publicada este miércoles agradeció y reconoció la labor del pueblo venezolano en los avances en el proceso de paz. 

"El comandante y gestor de la Revolución Bolivariana siempre quiso unir los latidos de los corazones latinoamericanos, por eso siempre le apostó a la paz de nuestro país (...)", relata la misiva de Córdoba. 

Expresó que una parte de lo sucedido este 23 de junio es gracias al líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez,  "(...) parte importante del triunfo de hoy es de él y por ende del pueblo venezolano, en donde sigue presente, así mismo, también representa un triunfo para el actual presidente Nicolás Maduro (...)"

También agradeció a la nueva televisora teleSUR por siempre estar presente y jugar un papel fundamental en hechos históricos, "En estos momentos de júbilo tampoco  puedo olvidar el papel fundamental que jugó y seguirá jugando teleSUR, proyecto informativo siempre dispuesto a visibilizar, alentar, difundir mensajes de resistencia que aportan a la construcción de la paz en lugares recónditos del mundo, en donde hay una injusticia, allí esta teleSUR (...)".

Pepe Mujica: FARC-EP se transformará en una fuerza política

El exmandatario uruguayo instó al pueblo colombiano a no dejar que le arrebaten su esperanza para reconstruir la nueva historia del país bajo un entorno de paz.

José 'Pepe' Mujica, el expresidente uruguayo, expresó respecto al cese bilateral de hostilidades entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo (FARC-EP) y el Gobierno colombiano lo importante del cambio para no perder la esencia en la lucha por los ideales.

Aseguró que durante su visita a La Habana, el mes de enero, observó una profunda voluntad política para llegar a la paz y cumplir con ella por ambas partes: “Yo vi voluntad política de paz. Vi con claridad, por un lado en las FARC y, por el otro por parte del presidente”.

En conversaciones con BLU Radio, un medio local de Colombia, el político subrayó: “Es inevitable que existan temores y miedos porque hay una historia. Es natural que existan miedos y vacilaciones por todos lados. Es natural que los familias de las víctimas tengan dolor y tengan sed de justicia".

No obstante, instó al pueblo colombiano a luchar por conseguir esperanza. "Hay que ayudar a que no se envenenen", agregó, en referencia a la acciones de algunos sectores que no apoyan los diálogos de paz, puesto que desde su perspectiva la única solución posible a el conflicto que se vive en el país por más de 50 años es "política".

Por ello, el exmandatario señaló que habían cosas que no tenían reparación por más que se intentaran y que por lo tanto era necesario “aprender a cargar con ciertos dolores” para avanzar, puesto que "la paz no es por el Gobierno, es por la tranquilidad de siguientes generaciones".

A este primer acuerdo de cese de hostilidades entre la FARC-EP y el Gobierno de Juan Manuel Santos, Pepe Mujica lo calificó como “un paso de siete leguas” e indicó que este “es un gran paso, en primer término por el pueblo de Colombia, pero, en segundo, por el pueblo Latinoamericano porque se ahuyenta el fantasma de la guerra”.

Timoléon Jiménez: Que este sea el último día de la guerra

El Comandante de las FARC-EP destacó que la labor del Comandante Hugo Chávez Frías fue determinante para este logro alcanzado el La Habana, Cuba. 

"Que este sea el último día de la guerra", afirmó el comandante de las FARC-EP, Timoleón Jiménez, al inicio de su discurso durante la firma del acuerdo del cese al fuego bilateral y definitivo en La Habana, Cuba.

En su intervención, destacó que el Comandante Hugo Chávez fue un guerrero por la paz de América Latina y el Caribe sin cuya valiosa gestión hubiese sido imposible este logro. 

Agregó que el paso dado este jueves los deja a las puertas de concretar en un plazo relativamente corto el acuerdo final que les permitirá reingresar a la vida política. 

Jiménez recordó que fueron varios y dolorosos los intentos por conseguir la paz pero siguieron intentándolo y ahora se ven los frutos. 

Si de algo pueden dar fe los países acompañantes es que lo que está a punto de sellarse no es una capitulación de la insurgencia sino el producto de un diálogo serio entre dos fuerzas que se enfrentaron por mas de medio siglo sin que ninguna pudiera vencer a la otra, acotó. 

En este sentido, advirtió que hacen un daño inmenso a Colombia, a la vida y a la esperanza del pueblo quienes insisten en negar la importancia de lo pactado. 

"Estamos seguros de que la nación colombiana que ha sufrido la guerra dará la espalda a quienes le siguen apostando al holocausto quizás con qué oscuro propósito", expresó. 

Participación en la política por medios legales

El Comandante de las FARC-EP resaltó que desde el principio de las negociaciones sostuvieron que la firma del acuerdo final es la mejor oportunidad del país para enrumbarse al progreso social y abrirá las compuertas de la democracia verdadera para que la voz de las comunidades adquiera toda su importancia y pueda jugar un papel determinante. 

Esto significará el fin al tradicional modo de imponer desde arriba, señaló. 

En su intervención, indicó que habrá que luchar porque se cumpla integralmente lo firmado y para eso se requerirá de la organización y movilización de la gente. 

Al Gobierno de Colombia le reiteró que deberá cumplir en los hechos con el combate al paramilitarismo para que este fenómeno no conduzca el acuerdo al fracaso y tendrá que hacer efectivo que a ningún colombiano se le perseguirá por su posición política. 

Sobre la dejación de armas, manifestó que se evidencia la mentira de esa matriz que han pretendido imponer sobre la supuesta intención del grupo insurgente de continuar con las armas. 

"Claro que haremos política pero por medios legales y con los mismos derechos y garantías de los demás partidos", subrayó. 

Fuerzas Armadas llamadas a contribuir con la paz 

Jiménez dijo que las Fuerzas Armadas colombianas están llamadas a jugar un importante papel en aras de la paz y la reconciliación. "Fueron nuestras adversarias pero en adelante tenemos que ser fuerzas aliadas", sostuvo. 

También refirió que en el país se necesita una definitiva reconciliación y una intensa labor de educación y concienciación de lo pactado en Cuba.

Los mayores beneficiarios de este paso histórico serán las generaciones futuras y por eso tendió la mano a la juventud que es la llamada a construir el nuevo país, a defender la paz y a promover un nuevo tipo de actividad política. 

"Las FARC-EP siempre hemos sido optimistas, siempre creímos que la paz era posible",afirmó.  

Bachelet asegura que FF.AA. chilenas monitorearán cumplimiento de acuerdo entre Colombia y las FARC

La Presidenta Michelle Bachelet destacó este jueves que Chile seguirá acompañando la implementación del acuerdo de cese al fuego definitivo firmado esta jornada entre el Gobierno de Colombia y las FARC, a través de la presencia de miembros de las FF.AA. de nuestro país en la zona del conflicto.

"Aquí hemos pasado una etapa importantísima, pero luego viene la etapa de concreción e implementación del acuerdo, y en estas nuevas tareas, Chile continuará acompañando a Colombia, así lo ha pedido el secretario general y el jefe de la operación política y así nos hemos comprometido con ellos", explicó la Mandataria.

Asimismo, la jefa de Estado subrayó que "tenemos ya a un conjunto de miembros de nuestras Fuerzas Armadas que van a asistir en una primera etapa y tenemos un compromiso de llegar a 75 miembros que permitan asegurar en cada una de estas zonas que efectivamente se esté cumpliendo los acuerdos de paz".

Luego de participar en la suscripción del acuerdo en La Habana, Bachelet indicó que "hemos vivido un momento histórico con mucha emoción, por un lado porque el conflicto en Colombia, de 52 años de antigüedad, ha significado lo que hemos escuchado: mucho dolor, muchas pérdidas de vidas humanas para los colombianos". "El poder llegar a esta etapa, de este nivel de acuerdo, que significa el fin del conflicto armado, a la definición de un cronograma muy claro de cómo se va a implementar este proceso y asegurar, como decía el Presidente Santos, que los colombianos puedan vivir por primera vez en paz, creo que es algo realmente histórico", enfatizó.

Finalmente, recalcó que "para mí, como Presidenta de mi país, estoy muy orgullosa de que Chile haya sido un país acompañante en todo este proceso. Creo que esto es maravilloso para Colombia, pero también para toda nuestra región, con esto vamos a poder seguir garantizando que toda nuestra América sea una región de paz".
ClariNet