Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\SiteApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/templates/jomi/styles/jomi/layouts/com_content/article/default.php on line 37

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\CMSApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/libraries/src/Application/SiteApplication.php on line 275

PLACERES

7 variantes de la postura
del misionero que
querrás probar

Por Cristina Gonzalez

Si eres fan de la postura del misionero, pero te apetece innovar un poco en la cama, ¡esto es para ti! Te proponemos algunas de las variantes más placenteras de este clásico del kamasutra.

El clásico misionero está muy bien, pero ¿qué te parece modificarlo un poco? Sí, no solo hay una forma de practicar esta postura, existen variantes que te harán disfrutar más de esta posición. No será tan cómodo pero te prometemos que merece la pena probarlo. Pon un poco de picante en tus relaciones con estas siete posturas diferentes del misionero que vas a desear probar ahora mismo.

¿Sabías que no solo hay una forma de hacer la postura del misionero? Esta posición tiene una serie de variantes igual o más estimulantes que te harán llegar al orgasmo de una forma diferente. Si quieres disfrutar más de tus 
relaciones sexuales, apunta estas 7 formas diferentes de hacer el misionero. Conoce todas las posturas del kamasutra que querrás probar inmediatamente.

1. Misionero versión el asiento de loto

Recuéstate de espaldas en la cama con las piernas dobladas, te recomendamos que te pongas una almohada detrás para mayor comodidad, mientras él se arrodilla delante de ti. Esta postura sexual es más placentera porque la penetración es más profunda.

2. Misionero versión el número 8

En esta posición deberás tumbarte boca arriba con las piernas elevadas, de nuevo en esta postura una almohada en la espalda hará milagros. Él se colocará encima de ti con los brazos estirados, mientras tú colocas las manos en sus caderas y dirigirás los movimientos y el ritmo. Una de las ventajas de esta postura sexual es que Para un es que el contacto entre tu pareja y tu clítoris es total. Eso sí, para mayor placer te recomendamos que utilices algún lubricante, ¡disfrutarás más!

3. Misionero versión la casa

Quizá esta variante solo es apta para las parejas más atrevidas, ya que con ella la dificultad aumenta, pero lo bueno es que el placer también. Eleva la cadera y engancha tus piernas a su cintura, para mantener el equilibrio haz fuerza con tus brazos, él se arrodillará entre tus piernas. Para mayor placer haced movimientos circulares con las caderas en ambas direcciones. ¡No querréis parar!

4. Misionero versión la tregua

Esta postura es mucho más cómoda que la anterior, además de que permite la posibilidad de mirar apasionadamente a tu pareja. La penetración es profunda ya que se hace en ángulo recto, con tu pareja colocada de lado. ¡Esta será tu favorita!

5. Misionero versión la caja de seguridad

Esta posición se parece mucho al misionero original. También estarás recostada sobre tu espalda y él estará encima, pero se colocará totalmente tumbado y haciendo fuerza con sus brazos. Mientras tú enganchas tus piernas a su cintura, lo que facilita la penetración, y realizáis movimientos al mismo ritmo. ¡El contacto con su pene será completo!

6. Misionero versión nirvana

Para esta posición vas a necesitar un cabecero dónde agarrarte. Túmbate en la cama boca arriba y sujétate al cabecero de la cama, él se colocará encima y tú eres la que se mueve. Estira tus piernas hacia abajo lo más que puedas, eso aumentará el placer. Para esta postura podéis animaros a utilizar juguetes sexuales para aumentar la excitación.

7. Misionero versión la pausa zen

Esta postura es para estar relajados, es una buena manera de comenzar vuestras relaciones sexuales. Ambos estaréis tumbados completamente estirados, tú con la pierna por encima de su cadera procurando que la penetración sea profunda. Ambos tenéis que realizar movimientos hasta alcanzar el clímax.

ClariNet