DOLORES-SEXO

La clave para solucionarlo.

Las molestias en la zona íntima a la hora de practicar sexo son una causa habitual de visita al ginecólogo en la actualidad. En muchas ocasiones se debe a la sequedad vaginal, una molestia que puede aparecer por varios factores y que se traduce en dolor. Una de las soluciones más frecuentes, recomendada por los ginecólogos, es el uso de hidratantes y lubricantes para aliviar la sequedad vaginal. ¡Te lo contamos todo!

 

La sequedad vaginal es un problema común que padecen las mujeres en distintas etapas de su vida. El periodo de la menopausia es uno de los más frecuentes en los que se sufre este tipo de afección. Sin embargo, mujeres de otras edades también pueden sufrir la falta de lubricación vaginal, causando molestias y dolor durante la penetración, algo que puede desembocar en una disminución del deseo sexual. Si es tu caso, ¡no te preocupes! En ocasiones la solución es tan sencilla como relajarte o utilizar un gel hidratante. A continuación, te damos 9 consejos que te ayudarán a disfrutar más de tus relaciones sexuales y después, te contamos todo lo que debes saber sobre la sequedad vaginal: causas, síntomas y, por supuesto, las mejores soluciones.

Causas de la sequedad vaginal

La sequedad vaginal aparece cuando los tejidos de la vagina no están bien lubricados. Esto se debe, normalmente, a una disminución hormonal, algo propio en las mujeres con menopausia.

Los estrógenos, un tipo de hormona sexual femenina, son los encargados de mantener los tejidos de la vagina lubricados y saludables. Normalmente, el revestimiento de la vagina produce un líquido lubricantetransparente, el cual hace que las relaciones sexuales sean más cómodas y placenteras.

Si los niveles de estrógenos disminuyen, el tejido vaginal se encoge y se vuelve más grueso, provocando sequedad e inflamación. La principal causa de la disminución de los estrógenos es la menopausia, pero no es la única. La ingesta de medicamentos u hormonas para el tratamiento del 
cáncer de mama, miomas uterinos o la infertilidad pueden ser otras de las causas de la sequedad vaginal, además del estrés grave, la depresión o el ejercicio riguroso.

Síntomas de la sequedad vaginal

Los síntomas más comunes producidos por la falta de lubricación vaginal son picor genital, flujo escaso o maloliente, inflamación, incontinencia urinaria o infecciones vaginales y urinarias. Además, suele producir molestias y dolor durante las relaciones sexuales. Ante cualquiera de estos síntomas, no dudéis en acudir a vuestro médico o ginecólogo para que os examine y realice las pruebas necesarias para establecer un diagnóstico y un tratamiento adaptado a cada situación.

Cómo solucionar la sequedad vaginal

La sequedad vaginal es un problema más común de lo parece, pues alrededor de la mitad de las mujeres la padecen. La solución más eficaz para tratar la sequedad reside en el uso de geles vaginales o lubricantes, hemos seleccionado los que mejores opiniones tienen por parte de las mujeres que ya los han probado, estos son los resultados:

Vagisil Gel Lubricante Vaginal: este gel alivia esa sequedad y aporta la misma sensación que la lubricación natural. Uno de sus componentes es el 
ácido hialurónico, que tiene propiedades reparadoras de los tejidos. Gracias a sus activos hidratantes, que se van liberando poco a poco, el efecto es más duradero. Con su uso, además de corregir y aliviar los síntomas causados por la sequedad, se busca mejorar la actividad sexual y ayudar a que las relaciones sean más placenteras.


Durex Sensilube Fluido Lubricante Médico: especialmente creado para solucionar los problemas de sequedad vaginal y mejorar las relaciones sexuales. El producto viene en pequeñas monodosis que facilitan su aplicación. Este lubricante imita la propia lubricación natural para un resultado placentero. No contiene perfumes y está ginecológicamente testado.

También es recomendable completar el tratamiento con una mejora de la limpieza de la zona íntima una vez al día. Para ello, evita el uso de jabones perfumados, ya que no son los más recomendables, y opta por productos especiales para la higiene íntima como estos.

ISDIN Germisdin Gel Higiene Íntima Diaria: Gel suave de uso diario formulado con tensioactivos suaves para la higiene íntima de la piel más delicada. Protege, limpia suavemente e hidrata la zona íntima.

Lactacyd Íntimo – Gel de higiene íntima diario, pH equilibrado: Lactacyd respeta el pH ácido natural de la zona íntima. Mantiene el equilibrio y protección naturales, y te ayuda a eliminar molestias en la zona íntima externa, todos los días. Formulado con Ácido L-Láctico biológico, no contiene jabón para no irritar la delicada barrera natural de la vagina.

Por último, es muy importante la comunicación con tu pareja. No dejéis que se convierta en un tema tabú y tiréis la toalla a la primera de cambio, ya que tiene solución. La confianza es esencial para superar esta dolencia tan común entre las mujeres. Así, conseguiréis recuperar vuestra vida sexual anterior e, incluso, mejorarla. 

ClariNet