PLACERES

La nueva técnica de
disfrute que puede
cambiar tu vida sexual.

Muchas parejas han expresado gran satisfacción y placer tras haber practicado una “nueva técnica” de encuentros eróticos, en donde se pone el foco en los sentidos del cuerpo y no en el coito, llamada sexo sensitivo.

Así lo señala la experta en sexualidad y directora del Centro Miintimidad, Odette Freundlich, quien señala que es ideal en esta era tan tecnológica donde debemos estar al día en todos los ámbitos, teniendo que competir y ser creativos para salir adelante y lograr los estándares que se nos exigen en las distintas áreas.

“Lamentablemente, en esta generación de cansancio, en donde el tiempo es escaso y los minutos cuentan, muchas parejas tienen encuentros sexuales sólo los fines de semana y la duración de ellos es bastante breve, persiguiendo el objetivo de conseguir orgasmos en el menor tiempo posible, enfocándose casi exclusivamente en los genitales y el coito”, indicó Freundlich.

Este tipo de práctica sexual, ha generado frustración y angustia en las parejas, creando desconexión y falta de complicidad en ellas. “Son muchas las parejas que acuden a Centro Miintimidad buscando ayuda para mejorar el rendimiento sexual, la frecuencia de sus encuentros íntimos, sugerencias para mejorar el placer y lograr experimentar orgasmos”, relató la kinesióloga especialista en sexualidad y disfunciones del suelo pelviano.

Cuando ahondamos en las prácticas sexuales, estas parejas toman conciencia de que su foco ha estado centrado solamente en el coito, en ir directo a los genitales, olvidándose del resto del cuerpo.

“Es por eso que el sexo sensitivo propone volver al cuerpo, explorar los sentidos, la textura de la piel, los olores, darse el tiempo necesario para sentir, para descubrir nuevas zonas erógenas, conectarse con el momento presente, tocarse con el objetivo de conocer el cuerpo de su pareja, percibir las sensaciones que generan en él o ella, dejando los genitales y el coito solo para la fase final del encuentro”, indica la experta.

Masters y Johnson, propusieron en los años 70, una técnica llamada “Focalización Sensorial” y consiste en aprender a identificar y tomar conciencia de las sensaciones corporales propias y las de la pareja, en un ambiente adecuado, sin apuro, tocándose, no como un masaje de relajación, ni de excitación, sino sintiendo el cuerpo de la pareja, de forma alternada y luego caricias mutuas, sin esperar ningún logro, tal como un orgasmo, excitación o erección.

El sexo sensitivo, que está en boga en Chile y que deriva de la Focalización Sensorial, propuesta por Masters y Johnson, ayuda a mejorar la comunicación en la pareja, a aumentar el disfrute, disminuir la ansiedad de rendimiento de las relaciones y elevar el deseo sexual.

Esto permite volver a conectarse íntimamente con el propio cuerpo, con el de la pareja, con la capacidad de sentir, de dar, recibir y experimentar placer sexual, sacando el foco de los genitales, explica la directora del Centro Miintimidad.

ClariNet