PLACERES

Experto nos da pautas
si fuiste o te fueron infiel.

Por Doctor Mauricio Salas Sironvalle, urólogo, sexólogo y magister en psicología clínica. Vicepresidente Sociedad Chilena de Sexología www.urologiaysexologia.cl

Tener una aventura amorosa, ¿por qué, para qué? ¿Por qué arriesgarse a poner en peligro su relación de pareja? ¿Debemos admitir que hemos sido infieles? ¿Cómo recuperarse tras el engaño? ¿Qué consecuencias para el futuro de su relación? Muchas preguntas que emergen ante este evento, que remece las bases de la relación de pareja.

Infidelidad en la pareja: Una crisis que tiene solución

El descubrimiento de una infidelidad abre un período de crisis y redefinición de cada uno. Hay elementos que pueden ayudar a la pareja a comprender lo que están experimentando y permitirles ver con más claridad, asumiendo cada uno su rol en lo que hicieron o dejaron de hacer para que esto sucediera.

En Chile existen portales de internet como Second Lovey Ashley Madison, que tienen como nicho gente que busca tener relaciones con terceros con encuentros sin mayores compromisos.

Que dicen las estadísticas globales y nacionales.

La última encuesta Adimark, nos revela en relación a la infidelidad, que un total de 39% de los encuestados reveló haber engañado a su pareja. Si se evalúa la tasa por sexo, un 46% de los hombres afirmó haber sido infiel y un 30% de las mujeres.

Una prestigiosa revista internacional Journal of Sexual Behaviour , demostró que no se encontraron diferencias entre mujeres y hombres infieles (66,7% mujeres y 68,7% infieles, hombres respectivamente). Por otro lado, en encuestas europeas, la fidelidad se considera como el primer factor de éxito de la pareja, en un 84% de los encuestados.

Hoy es la unión del amor la que es primordial en la constitución de las parejas, pero todos saben que desafortunadamente la pasión amorosa si no es cultivada y cuidada, a menudo dura solo un tiempo. Por lo tanto, el divorcio y las separaciones no son infrecuentes, le pedimos cada vez más a nuestras parejas y a veces no estamos dispuestos a ceder en nuestra libertad individual. Las diferencias de la pareja conducen rápidamente a una separación, En Chile, en 2016 se produjeron 48.608 divorcios, siendo la infidelidad una de las principales causas.

Infidelidad, infidelidades o pérdida de la exclusividad sexual

La infidelidad sería un termino de diferentes dimensiones y tal vez definido por la propia pareja, es decir, sui generis, con su propio modus operandi y características, creando varias categorías de infidelidad, con diferentes niveles de repercusión en la pareja.

Las parejas se defines ellas mismas, estas pueden variar desde el modelo clásico de la monogamia “hasta que la muerte nos separe”, hasta las dichas de relaciones abiertas, tipo amigos con ventaja, mantención, con o sin exclusividad sexual, el modelo tipo amante también perdura como una modalidad valida de mantener las apariencias y decoros de nuestra sociedad, que privilegia el modelo de familia clásica heterocéntrica con hijos en un hogar establecido.

Hay infidelidades de diferente profundidad, por ejemplo manteniendo la exclusividad sexual, como dice Camilo Sexto “hasta en mis sueños te sido fiel”, esta se ve en la ”ciber-infidelidad”, sin pasar al acto sexual corporal, sino mas bien erotismo de palabras y acciones trasmitidas por video.

También podríamos distinguir dos categorías de infidelidad con diferentes subcategorías. Se distingue, por un lado, la infidelidad relacional (problema de la pareja) y la infidelidad personal (problema en el individuo).

Infidelidad relacional, dos variantes:

La persona infiel sale en búsqueda de descubrir lo que falta o lo que causa insatisfacción o frustración para él / ella, en su relación. Por otro lado la infidelidad se instrumentaliza, es decir que la infidelidad se utilizará para vengarse, para ahuyentar al otro cuando ésta se niega a la ruptura o para escapar de su condición social.

En estos dos casos, la infidelidad encuentra su origen en un problema de la pareja. La comprensión del ¿para qué y el por qué? este tipo de infidelidad se encuentra en las disfunciones de la pareja.

En la infidelidad "personal" ya no es una disfunción de la pareja principalmente lo que está en cuestión, es la trayectoria personal del individuo, es decir, su historia que está en el origen de la infidelidad.

¿Son las mujeres diferentes a los hombres a la hora de la infidelidad?

Es indudable que todo cambia, lo que en algún momento fue valido que la mujer buscaba ser valorada comprendida y escuchada por un otro, cosa que no encontraba en su pareja, aquella podríamos llamarlo un tipo de infidelidad contextual, o que por otro lado, el hombre pasional, lineal, sólo buscaba satisfacción momentánea corporal, ha ido cambiando.

Las mujeres más empoderadas, han comenzado a expresar su sexualidad con más libertad, adquiriendo un grado de igualdad a todo nivel, equiparándose a los hombres.

Los hombres por otro lado estamos desarrollando nuestro lado afectivo, nos ponemos más selectivos en relación a los encuentros eróticos.

Las diferencias estadísticas en cuanto a infidelidad aun reflejan un cierto grado de pudor, las mujeres cuentan un menor numero de parejas o infidelidades, solo las significativas, en cambio los hombres las contamos todase incluso inventamos algunas de más, de ahí una explicación de las diferencias que vemos en las estadísticas.

¿Qué hacemos ante una infidelidad?

Las consecuencias para la pareja de una infidelidad son diferentes según el tipo, el motivo y la implicación del infiel en la relación externa y la capacidad de la pareja engañada de aceptar lo que ocurrió. Así como los procesos de comprensión y reparación que ambos genuinamente pongan sobre la mesa y los cumplan.

La gama de posibilidades de la infidelidad es amplia, desde el simple "desliz", pudiendo ser más que una aventura sin futuro, no premeditada, con motivo de una fiesta, unas copas de más, una acción sigue a la otra, pero no va más de un hecho esporádico. En el otro extremo esta relación puede conducir a una doble vida, con una pareja oficial y la constitución de otra pareja menos visible.

Una terapia de pareja con el fin de identificar si hay o no disfunción de pareja, trabajar las expectativas de ambos integrantes de la pareja y la búsqueda de posibles respuestas, soluciones y actos reparatorios necesarios, adaptados a esa pareja en particular se presentan como una solución eficiente en la actualidad.

La infidelidad del tipo “personal”, podría ser solamente un crecimiento individual asimétrico, cambio de expectativas generales, focos distintos o reflejaría en algunos casos trayectorias de vida más complejas, como una infancia compleja (falta de un hogar, familia poco unida), una adolescencia difícil, un debut sexual temprano, etc. Estas personas a veces tienen dificultades para cumplir con las reglas y los límites. Su vida podría evolucionar a una sucesión de relaciones de corto plazo con muy poco o casi nulo compromiso y vínculo sentimental precario. En este caso, la atención se basa fundamentalmente en la terapia individual, apoyado por una terapia de pareja.

En una infidelidad, el primer paso será la exploración del modo de funcionamiento de la pareja y las trayectorias personales para poner de manifiesto el tipo de infidelidad, los motivos y el compromiso emocional en la relación de pareja del protagonista, para poder acompañar en el proceso comprensivo/reparatorio a esta pareja que sufre, facilitando de la manera más rápida y eficiente la salida de esta crisis.

ClariNet