ORGASMOS

ESTO ES LO QUE PIENSAN
DISTINTAS MUJERES.

HABLAMOS CON MUJERES COMUNES Y CORRIENTES QUE TIENEN ORGASMOS. CADA UNA DESCRIBIÓ LAS SENSACIONES QUE EXPERIMENTA DURANTE EL CLÍMAX Y SUS RESPUESTAS CONFIRMAN QUE CADA ORGASMO ES UNA HISTORIA DISTINTA.

¿Te acuerdas de la primera vez que escuchaste la palabra "orgasmo"? ¿Qué pensabas al respecto? Al menos para mí, era algo confuso, un poco ajeno y extraño: sólo sabía que era algo bueno y que una vez que lo experimentabas, querías más.

No me acuerdo de que en el colegio me hayan enseñado sobre los orgasmos.

De hecho, la primera vez que escuché sobre ello, fue en una película. No me acuerdo específicamente de qué se trataba, pero ella decía algo como: "anoche tuve un orgasmo que me voló la cabeza. Fue increíble".

Aunque esa definición no me dejó tan tranquila (no quería volarme la cabeza), quería saber qué era eso tan espectacular que las personas adultas experimentaban, eso tan increíble que te hacía sentir tan bien que querías repetirlo.

La primera vez que tuve un orgasmo, lo supe inmediatamente. Fue una sensación que nunca había experimentado, algo tan intenso que estaba fuera de mi control, una energía que se liberaba como una cascada gigante.

Fue como si mi cuerpo sólo fuera placer, como si esas sensaciones tuvieran el poder de paralizar todos los pensamientos, invitándome a experimentar esa tensión liberada para hundirme en ella. Y sí, definitivamente fue algo que quería repetir.

Pero como todas las mujeres somos distintas, cada una siente los orgasmos de forma diferente. 

¿Cómo describirías tus orgasmos? 

Hablamos con algunas mujeres y esto fue lo que nos dijeron al respecto. Cada frase es de una mujer distinta, y por su privacidad, quisimos dejarlas anónimas.

Es como una tensión enorme, pero muy agradable, que no quieres dejar. Es como cuando te pica algo y no puedes dejar de rascarte.

Una explosión, que después te relaja y te da mucho placer.

Es como si perdieras la capacidad de relajarte. Todos los músculos están expectantes al clímax y cuando pasa, todo se suelta.

Sientes como si se te fuera a salir la cabeza, como si fueras a pasar de largo, como si explotaras de placer. Quieres que llegue, pero sabes que si esperas un poco más, el resultado va a ser cada vez más intenso. Es como si una energía intensa te recorriera de pies a cabeza y esa energía, es algo único, exquisito.

A veces, cuando llego al orgasmo, me río. Siento tanta felicidad que mi cuerpo la expresa de esa forma, es como una risa nerviosa.

A pesar de que lo compartes con la otra persona, y que él o ella están estimulándote para que llegues al clímax, para mí, el orgasmo es una experiencia personal profunda. Necesito sentirlo dentro de mí y me abstraigo de la realidad. Es como si murieras y renacieras en 10 segundos.

Catarsis, liberación, pura humanidad. Es como si volviéramos a lo más primitivo y nos conectáramos con lo mejor que tiene la vida. Como si fueras fanática del chocolate y alguien te lo inyectara.

ClariNet