MUNDO

10 sorprendentes
curiosidades de Neptuno.

Neptuno es el octavo planeta y el más alejado del Sol, siendo uno de los dos gigantes helados que existen en nuestro Sistema Solar, junto a Urano, su “gemelo”.

A Neptuno y Urano se les llaman gigantes helados porque, si bien también son planetas gaseosos como Júpiter y Saturno, están compuestos en un 80% de agua, metano y amoníaco congelados.

En cambio, Júpiter y Saturno, los cuales son nombrados los “gigantes de gas”, son mayormente gases y líquidos.

Como su nombre lo dice, los planetas gaseosos no tienen superficie sólida (a diferencia de la Tierra, un planeta rocoso), y Neptuno no es la excepción, aunque sí cuenta con un núcleo de roca irregular.

Ese “pequeño” núcleo de roca tiene más o menos la misma masa que la Tierra… y es que Neptuno es cuatro veces más grande que nuestro mundo.

Por su parte, su atmósfera tiene principalmente hidrógeno, helio y metano.

Neptuno fue descubierto el 23 de septiembre de 1846 por Urbain Le Verrier y se publicó su hallazgo el 13 de noviembre de 1846, es decir, hace exactamente 172 años que el mundo se enteró de que existía un octavo planeta en el Sistema Solar.

A los humanos aún nos falta descubrir muchas cosas sobre este gigante lejano y misterioso, pero algunas de las que ya sabemos son bastante curiosas y sorprendentes. Aquí te contamos algunas de sus peculiaridades.

1- Fue el primer planeta descubierto por cálculos matemáticos

Una curiosidad que muchos podrían desconocer, es que Neptuno fue el primer planeta descubierto gracias a cálculos matemáticos, según la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos (NASA).

Los científicos Urbain Le Verrier y Johann Galle hicieron las predicciones matemáticas finales que permitieron su descubrimiento en 1846. El primero de ellos lo llamó Neptuno, en honor al Dios romano del mar, debido al color azul intenso que tiene el planeta.

Las primeras indicaciones de que existía un octavo planeta en el Sistema Solar surgieron luego de que se descubriera Urano, el 13 de marzo de 1781.

Cuando los científicos estaban estudiando la órbita de Urano alrededor del Sol, se dieron cuenta de que habían anomalías en ella que sólo podían ser provocadas por la presencia de otro planeta hasta ese entonces desconocido, relata el periódico español El Mundo.

2- Es el planeta más frío del Sistema Solar

Neptuno es el octavo y último planeta de nuestro Sistema Solar (según lo que sabemos hasta ahora), estando 30 veces más alejado del Sol que la Tierra.

Esto provoca que tenga las temperaturas más bajas de todos los planetas: -200 grados Celsius (-392 grados Fahrenheit) en promedio, detalla la NASA.

3- Es cientos de veces más oscuro que la Tierra

Que esté tan alejado del Sol no sólo provoca que sea muy helado, sino también oscuro: la luz del Sol que llega hasta Neptuno es 900 veces menos brillante que la que vemos nosotros en la superficie de la Tierra, especifica la NASA.

4- Es más cálido en el polo sur

El polo sur es el lugar más frío de la Tierra, pero en Neptuno ocurre lo opuesto: su polo sur es su sitio más cálido, teniendo en promedio una temperatura de -190 grados Celsius promedio.

Como ya mencionamos, en el resto del planeta la temperatura es de -200 ºC promedio.

Este fenómeno se descubrió en 2007 gracias al Telescopio Extremadamente Grande, que está ubicado en el desierto de Atacama, desde donde los científicos observaron que la temperatura es tan alta en el polo sur de Neptuno, que permite que el metano -que está congelado en su atmósfera- se descongele, cuenta la NASA.

5- Tiene vientos supersónicos

Neptuno tiene los vientos más fuertes de todo el Sistema Solar, tanto que llegan a ser supersónicos.

Los vientos pueden sobrepasar los 2.000 km/h (1,200 mph), lo cual es muy superior al máximo que alcanzan los vientos en la Tierra: en nuestro planeta pueden llegar a 400 km/h (250 mph).

6- Un día en Neptuno es más corto que un día en la Tierra

Un día neptuniano dura apenas 16 horas, es decir, bastante menos que las 23:56 horas que dura un día terrestre en la actualidad.

7- …pero un año en Neptuno es mucho más largo

Neptuno fue descubierto en 1846, pero recién en 2011 cumplió un año neptuniano de ‘vida’ desde su hallazgo.

Ello se debe a que un año en Neptuno es equivalente a 165 años terrestres (ese es el tiempo que le toma completar una vuelta alrededor del Sol), o 60.190 días terrestres.

8- Tiene 5 anillos

Muchos piensan que sólo Saturno tiene anillos, pero no es así. En realidad todos los planetas gaseosos del Sistema Solar los tienen: Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.

Los anillos de Saturno son los más conocidos sólo porque son los más grandes, comparados al resto.

En el caso de Neptuno, tiene 5 anillos, cuyos nombres son Galle, Le Verrier, Lassell, Arago y Adams. Todos son de polvo y se cree que se formaron recientemente.

9- A veces está más lejos del Sol que Plutón

El planeta enano Plutón suele estar más alejado del Sol que Neptuno, pero debido a la órbita que recorre, a veces puede estar más cerca del Astro Rey.

10- Sólo una sonda espacial de origen humano se le ha acercado.

Sólo una sonda espacial creada por humanos ha logrado llegar hasta las cercanías de Neptuno. Se trata de Voyager 2, que cruzó esa zona en 1989.

No obstante, no se quedó allí, sino que siguió su viaje, y actualmente la sonda está saliendo del Sistema Solar.

ClariNet