MUNDO

Con el objetivo de analizar
de cerca a Ceres, el único
planeta enano del sistema
solar interior, la nave espacial
Dawn de la agencia espacial
estadounidense (NASA)
maniobra hoy para alcanzar
su órbita más baja.

Luego de estar a menos de 50 kilómetros sobre la superficie del cuerpo celeste, la sonda recogerá espectros de rayos gamma y neutrones, que ayudan a los científicos a comprender las variaciones en la composición química de la capa superior del objeto, informó la NASA.

La entidad recordó que Dawn se lanzó en 2007 y desde esa etapa ha explorado los dos cuerpos más grandes en el cinturón principal de asteroides, Vesta y Ceres, para encontrar nuevas informaciones sobre nuestro sistema solar.

Al decir de la investigadora principal de la misión, Carol Raymond, el equipo está esperando ansiosamente la composición detallada y las imágenes de alta resolución del novedoso estudio en primer plano.

Estos nuevos datos de alta resolución nos permiten probar teorías formuladas a partir de los conjuntos de datos anteriores y descubrir características de este fascinante planeta enano, apuntó.

ClariNet