MUNDO

Han sido descubiertos los
que podrían ser los primeros
organismos multicelulares
del planeta.
Por Verónica Magdalena
Gutiérrez

Los científicos aseguran que este hallazgo prueba que la vida multicelular se generó unos cientos de millones de años antes de lo que se estimaba.

El grupo internacional de científicos ha descubierto los fósiles de unas criaturas multicelulares de 2.400 millones de años de antigüedad que -debido a su aspecto y a su biología- podrían ser los primeros hongos de la Tierra, según sostiene su estudio que ha sido publicado en la revista Nature.

El especialista en paleobiología del Museo Sueco de Historia Natural e investigador principal del estudio, Stefan Bengtson, recalca que este descubrimiento podría demostrar que la vida multicelular se generó unos cientos de millones de años antes de lo que se pensaba.

Los especialistas hallaron estos organismos mientras estudiaban rocas volcánicas en la provincia septentrional de El Cabo, situada en el oeste de Sudáfrica.

En el transcurso de su trabajo, llamó su atención unas peculiares estructuras con ramificaciones que fueron encontradas en el interior de minúsculas burbujas y huecos vacíos dentro de lava fosilizada.

Al analizar las estructuras con ayuda de un acelerador de partículas en el laboratorio, los investigadores notaron de que se trataba de seres multicelulares con unas estructuras bastante complejas.

Estos organismos crecieron en el fondo del océano en la superficie de emisiones de lava solidificada. Con el paso del tiempo, sus restos fueron cubiertos bajo una capa de minerales calcáreos y así han podido conservarse hasta nuestros días. Los investigadores no dudan del origen orgánico de estos fósiles debido a su estructura y su complejidad.

“Tal vez todos estábamos buscando antepasados de hongos en el lugar equivocado. Pensábamos que nacieron en la tierra, en el agua, pero no en superficie la del medio marino, porque creíamos que necesitaban para su génesis, del suelo y de las bacterias que habitan allí. Resultó que el fondo del océano en la era proterozoica podía ser un refugio ideal para el surgimiento de la vida multicelular”, afirma la profesora Nicola Mcloughlin, de la Universidad de Rhodes en Grahamstown, Sudáfrica, comentando el estudio.

ClariNet