MUNDO-BOTELLAS

Un grupo de científicos chinos
aseguran que el plástico de las
botellas puede contaminar los
líquidos y tener efectos
adversos para la salud.
Por Verónica Magdalena
Gutiérrez

Investigadores de la Universidad de Pekín han podido demostrar que los envases de plástico que contienen BHPF (fluoreno-9-bisfenol), como determinadas botellas que contienen agua, leche, jugos, entre otros, podrían transferir este químico al contenido de las mismas perjudicando a la salud, según un estudio que ha sido publicado en la revistaNature.

El BHPF suele utilizarse en sustitución al Bisfenol A, ya que este puede contaminar el agua y la comida en los envases y actuar como un potenciador del estrógeno.

Para llegar a estos resultados, Jianying Ju y su equipo han desarrollado los test en cultivos celulares que en diez ratones indican que el BHPF bloquea los efectos del estrógeno, lo que puede perjudicar las gestaciones en ratones que van desde reducir el peso del feto en el útero, bajo peso de la cría al nacer hasta, en algunos casos, provocar interrupciones del embarazo.

No obstante, la revista Nature subraya que las evidencias que aporta el estudio no han demostrado que el BHPF tenga efectos negativos en la salud humana, dado que los exámenes se refieren exclusivamente a ratones.

La investigación china sugiere que el fluoreno-9-bisfenol se detecta en agua caliente utilizada para llenar envases de plástico comerciales,

incluidos biberones infantiles. Los científicos señalan que en la sangre de 7 de cada 100 personas estudiadas que beben agua embotellada con asiduidad, se han detectado trazas de BHPF.

La publicación británica Nature resalta, que a pesar de estos resultados, “no es posible determinar qué factor hizo que se elevaran los niveles de BHPF, dado que las botellas de plástico (de las que bebían) no fueron analizadas” para comprobar que fueron fabricadas con ese compuesto.

En la fabricación de botellas este compuesto suele utilizarse como sustituto del bisfenol A, un interruptor endocrino cuya capacidad para contaminar el agua está confirmada.

Las conclusiones del trabajo indican que son necesarios más estudios para evaluar la seguridad del BHPF y, posiblemente, otros agentes químicos usados para sustituir al bisfenol A en la producción de envases para alimentos. 

ClariNet