MUNDO-HIDROGENO

Dos científicos de Harvard han
conseguido crear el material
más raro del planeta.
Por Verónica Magdalena
Gutiérrez

Los investigadores de lafamosa universidad, Isaac Silvera y Ranga Dias, han afirmado haber conseguido crear el material más extraño del orbe después de casi un siglo de haberse teorizado.

El extraño material denominado hidrógeno metálico atómico podría convertirse, eventualmente, en uno de los más valiosos.

Durante el estudio, los investigadores estrujaron una pequeña muestra de hidrógeno a una presión superior a la del centro de la Tierra, es decir, a 495 gigapascales (el pascal (Pa) es la unidad de presión del Sistema Internacional de Unidades).

Silvera explicó que a tales presiones extremas el hidrógeno molecular sólido se descompone y las moléculas estrechamente unidas se disocian para transformarse en hidrógeno atómico, que es un metal.

Los expertos detallan que se trata de la primera muestra de hidrógeno metálico, o lo que gustan llamar como “el santo grial de la física de alta presión”, de manera que cuando lo estás viendo “estás mirando algo que nunca ha existido antes”.

El hidrógeno metálico atómico puede ayudar a los científicos a responder preguntas fundamentales sobre la naturaleza de la materia y puede además tener una amplia gama de aplicaciones.

De acuerdo a Silvera, las predicciones sugieren que el material podría actuar como un superconductor a temperatura ambiente. En la actualidad, se pierde un 15% de energía por disipación durante la transmisión, no obstante, “si pudiéramos hacer cables de este material y usarlos en la red eléctrica, sería posible cambiar esa historia”.

Por su parte, Dias sostiene que un superconductor a temperatura ambiente podría cambiar totalmente el sistema de transporte, haciendo posible la levitación magnética de trenes de alta velocidad, además de aumentar la eficiencia de los coches eléctricos y mejorar el rendimiento de muchos dispositivos electrónicos.

El hidrógeno metálico ayudaría asimismo a mejorar de manera significativa la producción y almacenamiento de energía.

Silvera pronostica que además de transformar la vida en la Tierra, el material podría jugar un papel esencial en la exploración del espacio y “revolucionar la ingeniería espacial” al convertirse en el propulsor de cohetes “más potente conocido por el hombre”, y añade que eso permitiría “explorar fácilmente los planetas exteriores”.

Ahora, un grupo de físicos realizará pruebas adicionales para confirmar el descubrimiento.

ClariNet