MUNDO-GATO

Uno de los gatos más
misteriosos del mundo ha sido
captado por una cámara china.
Por Verónica Magdalena
Gutiérrez

Científicos de la potencia asiática han logrado captar al famoso Gato Jaspeado,  perteneciente a la especie Pardofelis marmorata, con la ayuda de una cámara infrarroja en las montañas Gaoligong, en el sudoeste de gigantesco país.

El felino, es el único representante de su género, una especie de mamífero carnívoro de la familia Felidae. Cuenta con dos subespecies reconocidas, P. m. marmorata y P. m. charltoni.

Este particular gato es una de las especies más raras del mundo y podría estar en peligro de extinción en un futuro no muy lejano.

Los zoólogos, que todavía no han logrado estudiarlo por completo, muestran su enorme satisfacción con cada imagen nueva que sale a la luz.

Entre las características conocidas del singular felino, la mayor peculiaridad encontrada son las proporciones de su cuerpo, ya que su longitud es casi igual a la de su cola, unos 50-55 centímetros. La cola, además de larga es peluda, probablemente una adaptación a su estilo de vida arbóreo y se cree que la utiliza como contrapeso.

El pelaje presenta manchas y rayas que le confieren un aspecto marmóreo. El color de la piel varía de amarillo pálido a un marrón grisáceo con zonas más claras. Tiene manchas oscuras sobre las patas, vientre y frente, con bandas sobre la cola y rayas sobre la nuca, así como a lo largo del centro de la espalda. Posee unos caninos inusualmente largos, proporcionalmente similares a los grandes felinos.

Se sabe que los gatos jaspeados habitan en el territorio continental del sudeste asiático, en el Himalaya oriental, en Sumatra y Borneo. Su hábitat natural son los bosques tropicales. El Pardofelis marmorata es un cazador nocturno, se alimenta de roedores, en especial de ardillas, aunque su dieta también incluye ranas, aves, reptiles e insectos. A diferencia del gato de Bengala, se mueve principalmente por las copas de los árboles.

ClariNet