MUNDO-CANON

Científicos del Instituto Central
de Altas Temperaturas (RAN)
de Moscú, han comenzado a
probar por vez primera
un cañón de riel.
Por Magdalena Verónica
Gutiérrez

Es un arma eléctrica que a través de un campo magnético dispara proyectiles mecánicos a alta velocidad) de producción propia. El objetivo perseguido por los especialistas es producir sistemas capaces de dispersar materia hacia el espacio, lanzar objetos hacia el mismo y protegernos frente a cuerpos celestes que supongan una amenaza contra nuestro planeta.

Fundamentalmente, este sistema podría servir para proteger a la Tierra frente a cuerpos celestes que se desplazan a gran velocidad y que representan una amenaza. Además, también sería útil para poner satélites en órbita.

Los cañones de riel son unos dispositivos especiales en fase de experimentación; son capaces de lanzar o disparar objetos a alta velocidad gracias a la fuerza eléctrica generada y a los campos magnéticos que componen el aparato y que alimentan unos conductores o rieles paralelos a través de los cuales se conduce y lanza el objeto o proyectil.

El pasado martes 12 de julio, Vladímir Fortov, presidente del RAN, explicó: “Nuestro objetivo es el de conseguir un sistema de alta presión y de velocidad que nos permita estudiar el Universo, e igualmente producir un sistema que sirva de protección contra cuerpos celestes que se desplazan a gran velocidad y que representen una amenaza para nosotros, entre los que se incluye, la basura espacial y los cometas. Otro objetivo pasa por lograr poner en la órbita de la Tierra satélites gracias a este sistema”.

Fortov asimismo señaló, que los científicos rusos han logrado lanzar proyectiles a una velocidad de 11 kilómetros por segundo gracias al cañón de riel que han diseñado, una velocidad suficiente para superar la atracción de la gravedad de la Tierra y colocarse en su órbita, aunque insuficiente para salir al espacio exterior.

El presidente del RAN recuerda que para alcanzar una velocidad semejante se requiere una inmensa cantidad de energía eléctrica, y que todos los componentes necesarios para producirla se deterioran rápidamente después de una sobrecarga tan significativa.

Fortov añade: “Ahora nuestro objetivo principal es el de encontrar materiales que puedan soportar esas cargas, junto a los medios que las protejan del desgaste”.

Los aparatos como el cañón de riel sirven como base para nuestros sistemas de defensa y de lanzamientos de objetos al espacio. De hecho, el ejército de Estados Unidos trabaja intensivamente en el desarrollo de cañones de riel desde mediados de la década pasada.

ClariNet