MUNDO-LUZ

En Irlanda, científicos del Trinity
College de Dublín y del Instituto
CRANN, han sido los
descubridores de una nueva
forma, nunca antes vista,
de luminiscencia.

Por Verónica Gutiérrez P.

Una de las características mensurables de un haz de luz es conocida como 'momento angular'.

Específicamente, se trata de un vector que representa y cuantifica la rotación del campo electromagnético que constituye la luz. Un haz de luz, mientras viaja en línea recta, puede a la vez estar rotando sobre su propio eje de propagación. Esta rotación se pone de manifiesto a través de la interacción de los rayos de luz con la materia.

En este sentido lo que se ha descubierto es que este momento angular (la forma técnica de medir cuánto gira el campo electromagnético) puede ser también una fracción de la constante de Planck (constante física que desempeña un papel central en la teoría de la mecánica cuántica, que recibe su nombre de su descubridor, Max Planck).

Hasta este momento, se creía que en todas las formas de la luz esta cifra se podía escribir siempre como un número entero multiplicado por la constante de Planck (la constante física que establece la escala de los efectos cuánticos).

Ahora bien, en un nuevo artículo publicado por la revista 'Science Advances', un equipo dirigido por el profesor Paul Eastham concluyó que esta nueva forma de luz tiene la peculiaridad de girar con un momento angular fraccionado (menos que la luz que conocemos hasta ahora). Lo que los expertos demostraron es que el momento angular de cada fotón (partícula de luz visible) adquiere solamente la mitad de este valor.

Eastham afirma: “Estamos interesados en descubrir cómo podemos cambiar la forma en que se comporta la luz, y la forma en que esto puede ser útil. Lo que es tan emocionante de este resultado es que incluso esta propiedad fundamental de la luz, que los físicos siempre creyeron que era fija, puede cambiar”.

Estos hallazgos vienen a confirmar lo que los físicos teóricos han sospechado siempre: las partículas que son libres de moverse en dos dimensiones podrían dar lugar a nuevas posibilidades poco habituales, incluida la existencia de partículas con números cuánticos* que representen solo una fracción de lo esperado.

*Los números cuánticos son valores numéricos que nos indican las características de todos los electrones de los átomos.

ClariNet