MUNDO-AGUA

Un grupo de científicos de la India
ha logrado desarrollar un sistema
para potabilizar agua salada extraída
del mar y del subsuelo en forma más
económica y masiva que la actual.
Por Verónica Magdalena
Gutiérrez

En concreto, han conseguido producir 6,3 millones de litros de agua potable al día. La motivación para desarrollar esta iniciativa ha sido paliar la intensa sequía que afecta a ese país.

Se trata de científicos del Centro de Investigación Atómico de Bhabha (BARC), que han construido una planta piloto en la ciudad de Kalpakkam que emplea el vapor de agua de un reactor nuclear para desalinizar y purificar agua de mar.

Además, el BARC ha desarrollado varias membranas de bajo coste que son capaces de purificar también el agua subterránea contaminada con uranio y arsénico y convertirla de esta manera en agua potable para la población.

Narendra Modi, Primer Ministro indio, recientemente ha visitado esta central y se ha subido a pedalear sobre una bicicleta que tenía instalado un purificador de agua contaminada. Con la energía proporcionada por el pedaleo el agua puede ser purificada.

Otros científicos nucleares han fabricado también varios electrodomésticos con funciones de purificación de agua con membranas y filtros especiales para separar los residuos contaminantes. Estos aparatos están ya a la venta en varias regiones.

En un planeta donde la escasez de agua potable representa un serio reto para la supervivencia de muchas especies, este tipo de logros abre una ventana de esperanza para millones de seres humanos, animales y gobiernos en cuyos países el vital líquido escasea.

En este sentido, esta noticia llega en el momento en que Wikileaks ha filtrado un informe secreto que revela que si no cambiamos nuestros hábitos alimenticios pronto nos quedaremos sin el preciado líquido. Y es que antes del año 2050 el ser humano podría agotar todos los recursos de agua potable del planeta.

El informe fue redactado por ejecutivos de la empresa Nestlé conscientes del peligro que representa este problema para los intereses de la compañía de alimentos más grande del mundo.

De acuerdo al documento elaborado en secreto, un tercio de la población mundial tendría problemas de escasez de agua antes del año 2025, y la situación se tornaría catastrófica en 2050.

El reporte, que fue obtenido secretamente por oficiales de los Estados Unidos, detalla cómo la dieta centrada en la carne que mayormente se consume en Occidente está acabando con el agua potable. La razón es simple: para alimentar al ganado se necesita cultivar toneladas de maíz y soja, algo que requiere enormes cantidades del vital líquido.

Si los seres humanos consumiéramos directamente estos vegetales en nuestra dieta, el agua desperdiciada sería notablemente menor; y si todos los habitantes de la Tierra tuvieran los mismos hábitos alimenticios que tiene el estadounidense medio, el agua potable se hubiera acabado ya en el año 2000, cuando el planeta alcanzó los 6.000 millones de habitantes.

El informe de Nestlé fue redactado y presentado en secreto en el año 2009 a importantes funcionarios de Estados Unidos, y aunque han pasado siete años de esto, Wikileaks solo lo publicó la semana pasada. Asimismo, el Banco Mundial ha confirmado las conclusiones del documento de manera independiente y ha publicado un informe titulado 'Cambio Climático, Agua y Economía'.

El informe asegura que hacia 2050 la disponibilidad de agua potable en las ciudades será de un tercio del nivel actual. Para ese entonces, la escasez de agua afectará severamente la economía siendo, en términos generales, Oriente Medio, el Norte de África, Asia Central y partes de Asia Meridional las regiones más afectadas, donde las economías perderán entre el 7 y el 14% del PIB.

El informe advierte que la escasez de agua se deberá tanto a factores climáticos como al aumento de la demanda de agua potable, debido al crecimiento de la población, de las economías y de las ciudades.

ClariNet