Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\SiteApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/templates/jomi/styles/jomi/layouts/com_content/article/default.php on line 37

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\CMSApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/libraries/src/Application/SiteApplication.php on line 275

SLOREEN

Luces y sombras de
una verdadera diva.

La actriz, que padeció la guerra y la pobreza y se convirtió en un ícono del cine itliano, lo festeja en pleno rodaje de un nuevo filme.

Sophia Loren cumple 85 años, y los celebra derrochando la misma energía de siempre, metida de lleno en el rodaje de su nueva película, La vita davanti a sé, que dirige su hijo Edoardo Ponti y cuyo estreno está previsto para marzo de 2020.

La diva italiana, icono de la belleza mediterránea y símbolo erótico del cine italiano, conmemorará el próximo año 70 años de carrera con el estreno de su nuevo trabajo, un filme dramático, en el que interpretará a una exprostituta judía.

Ganadora de dos premios Oscar (1962 y 1991) y un León de Oro de Venecia (1998), Sofia Villani Scicolone -su auténtico nombre-, es la tercera vez que la actriz se pone delante de cámara bajo la dirección de uno de los dos hijos que tuvo con el productor Carlo Ponti, en esta ocasión, para protagonizar esta cinta basada en la novela La vida por delante, publicada por Romain Gary en 1975.

El libro ya había sido adaptado en 1977, por el israelí Moshe Mizrahi en su realización Madame Rosa, protagonizada por Simone Signoret, que resultó ganadora del Oscar a la mejor película de habla no inglesa en 1978.

Pero la versión en la que bucea ahora esta romana nacida el 20 de septiembre de 1934 es "diferente", "profunda, desafiante y muy emocional", según explicó en julio el propio Ponti en una entrevista a la revista Variety.

Según lo revelado, en su regreso al set después de cinco años, Loren se mete en la piel de Madame Rosa, una mujer judía que escapó del Holocausto y que, con extrema reticencia, cuidará de Momo, un niño senegalés de 12 años y de carácter complicado.

La diva italiana, que a lo largo de su extensa trayectoria trabajó bajo la dirección de cineastas como Sidney Lumet, Ettore Scola y Vittorio De Sica, y que compartió roles protagónicos con actores como Cary Grant, Frank Sinatra, Marcello Mastroianni, Marlon Brando y Richard Burton, entre muchos otros, ya había sido dirigida por su hijo en Voce umana (2014) y Entre extraños (2002).

Hija de madre soltera, la de Sophia Loren es una vida de contrastes. Creció en un ambiente pobre, en los suburbios de Nápoles en los tiempos de la II Guerra Mundial, hasta que a los 17 años fue descubierta por el productor Carlo Ponti, 22 años mayor, con quien se casó en México en 1957 y tuvo a sus hijos Carlo y Eduardo.

"Mi vida no es un cuento de hadas. Cuando sos chica y vivís en una guerra es muy doloroso. No podés dormir a causa del sonido de las bombas, de los disparos, de oír que tus cercanos han muerto. Y pensás que debés estudiar para salir de aquello. Pero volvés al colegio y el sonido de los disparos vuelve a retumbar en vos, y pensás por momentos que tu vida va a ser siempre igual, que nunca saldrás de eso", confesó la actriz a Harper's Bazaar, en 2018.

A los 16 fue con su madre a los estudios de Cinecittá para conseguir un papel de extra en Quo Vadis. Sophia ganó por ese trabajo algo así como 800 euros actuales y pudo alimentar a su familia por dos semanas. Antes, su madre, Romilda, la había impulsado a participar en concursos y pruebas de belleza, y a los 14 años ya era Princesa del Mar.

Tres años después, la actriz se presentó al concurso Miss Italila 1951, en el que salió elegida Miss Elegancia, y donde Ponti era uno de los miembros del jurado.

La actriz italiana explicó en su autobiografía Ieri, oggi, domani. La mia vita, publicada en 2014, que aquel fue un día que marcó un antes y un después en su vida: "Nunca olvidaré la primera vez que sentí aquellos ojos mirándome, hace tanto tiempo, en un restaurante con vistas al Coliseo", escribió.

Símbolo de la sensualidad y erotismo del siglo XX, obtuvo su primer papel importante en 1954 cuando Vittorio De Sica la eligió para protagonizar a una vendedora de pizzas en El oro de Nápoles y seis años más tarde le dio el papel de Cesira en Dos mujeres, con el que ganó su primer Oscar, con solo 28 años.

Su segunda estatuilla la levantó en 1991, esta vez en reconocimiento a su carrera.

No han sido los únicos galardones que ha recibido, pues en su trayectoria profesional acumula más de cincuenta premios internacionales, entre ellos un premio BAFTA a la mejor actriz extranjera (1962), una Copa Volpi a la mejor actriz (1958), un León de Oro a su carrera en el Festival de Cine de Venecia de 1998, diversos premios David de Donatello, que otorga el cine italiano, y varias nominaciones a los Globos de Oro.

Entre sus numerosos trabajos, Loren siempre será recordada por películas como África bajo el mar (1953); Attila: hombre o demonio (1954); La ladrona, su padre y el taxista (1954); Esa clase de mujer (1959), Matrimonio a la italiana (1964), Un día particular (1977) o La viuda indomable (1978).

ClariNet