CONSULTORIO SENTIMENTAL

Por el Profesor jean de Fremisse

Dado que usted es de un tipo
“progre” me atrevo a
publicar esta consulta.

Soy un chico(a) trans. Tengo ya 18 años. Toda mi vida ha sido un martirio, en mi familia, en mis colegios.

Hoy, como muchos de los “nuestros” y muchos más que nos apoyan, fuimos a celebrar el Oscar a una película que nos reivindica y pone nuestro “estado” en las primeras planas de todos los medios, chilenos e internacionales..

No es menos y me alegro.

Pero yo sigo viviendo en una esfera rara, entre, hoy, una suerte de aprobación, y en lo cotidiano, un rechazo absoluto.

En realidad nadie nos dentiende, ni nosotros mismos.

Estamos en un limbo y en algún momento tenemos que definirnos, y no es fácil: Ser ella o ser él.

¿O las dos cosas a la vez?

Usted profe que es sabio y visionario, ¿qué cree que va a cambiar con este Premio Nobel del cine?

¿O yo seré muy ingenuo(a)?

Hasta ahora todos los BI hemos vivido escondidos, excecrados, clandestinos.

¿Usted cree que eta sería el momento de salir a la luz pública a reivindicar nuestros derechos?

AMBIDIESTRO (A)

ESPECIMEN RARO

No me es muy fácil responderle. Este país tiene una costra antidiluviana de prejuicios y moralinas.

Se viene un nuevo Gobierno retrógrado y talibán en todo este plano.

Hay leyes en trámite que si se llegaran a aprobar, podrían resolver su problema, elegir entre el tercer sexo (que en nuestra legislación no existe) u optar por uno de los dos.

La actriz que acaba de ganar un Oscar, viaja con un pasaporte con nombre de hombre, y, claro tiene conflictos varios al atravesar cualquier frontera, incluso la nuestra cuando regrese victoriosa.

Tenga paciencia. Creo que este galardón va a servir para remover conciencias de políticos cartuchos y a ver si aprueban una ley que resuelva el problema, el suyo y de muchos.

JEAN EL OPTIMISTA

ClariNet