Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\SiteApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/templates/jomi/styles/jomi/layouts/com_content/article/default.php on line 37

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\CMSApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/libraries/src/Application/SiteApplication.php on line 275
Consultorio Sentimental
Por el profesor Jean de Fremisse
Distinguido maestro:
Resulta que le había dado el sí al
Juan Pirincho y nos ibamos a arrejuntar,
cuando la vecina prendió la radio y la
puso para toda la cuadra.
Y ahí comenzaron los problemas.

Estaba hablando la presidenta y nada menos que desde el cementerio general, por los 35 años del asesinato del dirigente sindical Tucapel Jiménez. Y se acordó de los tres muertos por los aluviones. Hasta dijo “la naturaleza parece no darle tregua a nuestro país" y le dio el pésame "a las familias de Gabriel Castro, de Rogelio Bravo y de la niña Florencia Valderrama Frías. En este momento hay 19 personas desaparecidas y 377 personas aisladas” agregó.

Ante las cifras, me dije: Chuata, la cosa esta color de hormiga, tirando para rinoceronte… Mejor no me cazueleó al Pirincho, a menos que nos vamos a otro país. Se lo platée y me respondió que es un paso arriesgado, que hay que pensarlo…

A usted, ¿Qué le parece?

Lavanda con Ajonjoli

Precavida muchacha:

La cosa es fácil, los haitianos se están viniendo p’acá, ustedes váyanse p’alla, hasta les pueden dar pega en la embajada chilena a la que no le debe sobrar la gente porque se van a quedar hasta sin los marineros que vienen de vuelta.

Jean,,el olfatillo

DE  LA FILOSOFÍA TANGUERA

 

EL DON JUAN A LA BRUTANTEQUE,

UN PERSONAJE ETERNO

 

Por el hijo de Jean de Frenisse

 

El tango, entre los muchos personajes y caracteres humanos que recoge, le da su lugar al Don Juan a la brutanteque, ese conquistador de mujeres que piensa que el amor es cosa de golpes.

Se trata de esos Casanovas que se sienten soñados y creen que es un honor para cualquier mujer que ellos se dignen a mirarla y generalmente no saben cuando detenerse en materia de arrumacos.

Por estos días le ha caído la teja a un juez que era precisamente un convencido de contar con un físico y una personalidad irresistibles y que no usaba palabras, sino acudía a contactos físicos excesivos, abrazos sin sentido y besos muy cerca de la boca, por supuesto, no consentidos ni menos pedidos.

El impartidor de justicia llegó a tales extremos en su efusividad que el pleno de la Corte de Apelaciones de Santiago determinó sancionar al acusado, el juez del Tribunal Oral de Melipilla, Gustavo Campaña González.

Sobre él penden los cargos de acoso sexual hechos a seis funcionarias. Incluso, el escándalo fue tan escandaloso y bullado que metió sus narices la Corte Suprema , donde llegó el clamor de las afectadas, que encontró tan grave lo ocurrido que ordenó al tribunal de alzada que enviara los antecedentes a una de sus salas dado que la Corte de Apelaciones de San Miguel se hiciera la loca y no aplicara ninguna medida disciplinaria al magistrado.

El pleno capitalino, por mayoría, le aplicó una de las medidas disciplinarias más drásticas al juez abrazador, que tampoco es la gran cosa. Lo suspendió de sus funciones por un mes, con goce de medio sueldo.

El alcahueteo es tanto, que originalmente el fiscal judicial Daniel Calvo, que instruyó el sumario administrativo contra Campaña, había determinado una amonestación por escrito, bajo el concepto de que besos y abrazos, no sacan pedazo.

Según la resolución de la Corte, desde diciembre del 2009 y hasta enero del 2013, el cariñoso magistrado dio rienda suelta a su efusividad tanto en el Juzgado de Garantías de Curacaví como en un restaurante de Bellavista, con ocasión de una convivencia de los jueces y funcionarios.

"Está acreditado que el juez iniciaba las acciones de hostigamiento utilizando el contacto físico propio del saludo aparentemente normal; sin embargo, luego de un saludo afectivo se descubría la verdadera dirección de su comportamiento, pasando de un acto consentido a otro no consentido por las funcionarias subordinadas, consistente en abrazarlas y acariciarlas súbitamente de manera inapropiada. Esto es, rozándole sus pechos, poniendo una mano en las nalgas o piernas, o corriendo súbitamente el rostro, con el fin de intentar dar un beso lo más cercano a la boca de la ofendida", dictamina la resolución.

A juicio de la Corte , la gravedad de los actos en contra de las funcionarias radica en que los tipos de comportamiento indebido, antes descritos, "fueron cometidos, en general, en el ejercicio del cargo de juez, aprovechándose este de la superioridad jerárquica".

El tango diría que en circunstancias normales, el castigo habría sido la cesantía. Pero estamos en Chile y aquí la manga es muy ancha para los abusadores.

ClariNet