Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\SiteApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/templates/jomi/styles/jomi/layouts/com_content/article/default.php on line 37

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\CMSApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/libraries/src/Application/SiteApplication.php on line 275
CONSULTORIO SENTIMENTAL
Por el profesor Jean de Fremisse
Sabio profesor:
Aprovechando que usted es un
hombre con muchos conocimientos
–y lo que no sabe, lo inventa --,
quiero preguntarle si conoce alguna
receta para transformarme en fantasma.

¿Para qué?, dirá su señoría.

Bueno, sucede que cayó en mis manos un álbum del siglo XIX con fotos de  bellas mujeres y me enamoré locamente de una de ellas. Dirán que estoy mas loco que aquella cabra que se creía la leona del cerro y andaba mordiéndole el tambembe a los pastores, pero sucede que no. Es amor del bueno.  

Entonces, si me transformo en un espíritu errante bucearé en el pasado y la encontraré. Cómprese una máquina del tiempo, me aconsejará, sin embargo he buscado pero aún no la inventan.

El Dragón de la Montaña

Mi aproblemado lanzallamas:

Usted no tiene el coco pasmado, sino que está más rayado que CD de discoteque del barrio Franklin.

No tengo la receta así que consuele con su foto, mándele hacer una copia de tamaño natural y espera a que aparezca la dichosa maravilla para pasar los años de carrerita.

Jean, el lunático

DE LA FILOSOFÍA TANGUERA

 

 UN NIÑO DE OCHO AÑOS

 ¿AMENAZA PARA PARÍS?

  

Por el hijo de Jean de Fremisse

El tango siempre dijo que los cabeza dura, rígidos en todo menos en aquello, son un peligro, y cuando menos se piensa, pueden crear problemas serios.

Es lo que ocurre con un caso simplemente idiota que estremece a la gente sensible en Europa: Un niño de ocho años, nacido en las pobres Islas Comoras, fue detenido durante días y mantenido solo en un calabozo policial al interior del aeropuerto Roissy-Charles de Gaulle de París, donde fue acusado de intentar entrar a Francia utilizando un pasaporte de ese país, que en realidad, correspondía a uno de sus primos.

Su madre le embarcó en un avión con destino a a la ciudad-luz, donde aterrizó el pasado 21 de marzo tras 8.000 kilómetros de vuelo con una mochila de Spiderman.

Cabe preguntarse, ¿y la aerolínea qué? Es su deber constatar que sus viajeros lleven sus papeles. El plan era que el niño fuera recogido por su tía, vecina de la región parisina, quien se ocuparía de él en su nueva vida.

Pero las autoridades, al detectar que el menor viajaba con documentos de otra persona, le encerraron junto a adultos desconocidos en el espacio del aeropuerto destinado a quienes intentan entrar ilegalmente en Francia.

No obstante, parece que la idiotez es contagiosa, porque además de las autoridades de inmigración, los jueces salieron peores y el tribunal que debía decidir sobre las condiciones de su detención, determinó que el pobre pequeño permaneciera recluido en esa celda, "en interés de su propia protección" hasta que se aclare cuál será su destino futuro. Vaya tontería y se espera que al menos le hayan dado de comer.

La legislación gala estipula que adultos y menores sin papeles en regla pueden permanecer retenidos durante 20 días hasta que se determine si se les admite en el país o se les deporta.

El absurdo hecho indignó a las asociaciones de defensa de la infancia como La Voix de L'Enfant, que ha señalado que "nada puede justificar la detención de un niño de ocho años".

Esa asociación acusó a las autoridades correspondientes de violar la convención de la ONU sobre los menores, que subraya que su detención debe ser la última medida a aplicar y que, en todo caso, deben estar separados de los adultos y en contacto con sus familiares.

"Para un niño, es una prisión espantosa. Hay otras soluciones. Debemos poner fin a la detención de menores", declaró en el canal Europa Uno, su abogada, Catherine Daoud, quien denunció que en 2014 se retuvo en salas de espera a 259 menores que viajaban sin acompañante ni parientes.

A los franceses se les olvidó que tuvieron colonias repartidas por el mundo y que no pueden alegar cuando les llega un refugiado, por mucho que ellos hayan sido los invasores, nada es gratis.

Como aseguraría el tango, para algunos la memoria funciona únicamente cuando les conviene.

ClariNet