Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\SiteApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/templates/jomi/styles/jomi/layouts/com_content/article/default.php on line 37

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\CMSApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/libraries/src/Application/SiteApplication.php on line 275
CONSULTORIO SENTIMENTAL
Por el profesor Jean de Fremisse
Nigromante de los sentimientos:
Ando buscando una opinión sincera
porque tengo la sensación de que
me vieron la cara de idiota.

Me miro al espejo, compruebo que soy fea pero sin exagerar y que tampoco parezco la Loca de los Vertederos en Llamas.

Le explico: Hace dos años vino un vecino a decirme que mi marido, el Polifondo, que había salido a pescar con ellos aprovechando los últimos días cálidos del verano, se había caído al mar y que no se sabía nada de él. Incluso me dijo que lo iban a buscar sin descanso y después de un mes llegó con un papel bastante trucho, pero que decía que el Poli era declarado “presuntamente muerto”. Yo, la muy crema pastelera, le creí y me sentí desolada.

Sin embargo, el otro día, en la casa de una vecina veíamos un partido por la televisión, de pronto enfocan las galuchas ¿y quien sale?: Mi marido y yo que me creía viuda. Se corrió la copucha en el barrio y apareció el infame haciéndose el Longueira, es decir el loco ¿Qué hago con él?

Doralisa

Mi estimada Dora, la perdedora:

Creo que el Poli es más fresco que los Tres Chiflados de las Boletas Falsas, es decir el Orpis, la Enita von Baer y el Jopito Novoa.

Dele el chute y rápido antes que se contagie.

Jean, el profiláctico 

  

DE LA FILOSOFIA TANGUERA

 

EL EXPERIMENTO QUE

MARGINÓ A TANGOS

 

Por el hijo de Jean de Fremisse

Sí el tango lo hubiese sabido, habría dicho que sí, sin pensarlo dos veces.

De acuerdo a la ciencia, los arpegios de una melodía, puede estimular el cerebro y dar placer, mejorando el estado de ánimo de las personas. La publicación la hizo la revista Nature siendo muy poco probable que sus redactores sepan algo de la música ciudadana, fuera de no importarles un rábano este último hecho.

La situación hasta tiene un nombre: El Efecto Mozart. En honor al tango, se le podría poner un apodo: La Sensación Gardel.

Uno de los autores de un sesudo estudio al respecto, Frances H. Rauscher, sostiene que en el experimento se uso a Mozart y a Ludwig van Beethoven, lo que indicó que la estimulación del cerebro no depende solo de un estilo de música ni de una melodía en concreto.

En el 2015 se realizó un experimento similar en la universidad de Roma La Sapienza, empleando esta vez la pieza de Beethoven, Para Elisa, mientras se observaba la actividad cerebral de los voluntarios con un aparato electrónico.

La prueba demostró que la actividad de las ondas alfa cerebrales, asociadas con las funciones cognitivas y de la memoria, era más potente en los individuos que escuchaban música de Mozart, mientras que dicho efecto no se registró en aquellos que escucharon Beethoven.

El resultado permitió concluir que la música de Mozart predispone a sus oyentes a saber de antemano que no se producirán cambios bruscos en el ritmo musical, al contrario de lo que ocurre con ciertas composiciones de Beethoven, lo que le hace permanecer tranquilos y concentrados a quienes la escuchan.

Mientras que para unos la música produce una sensación de libertad y esperanza, en otros genera un efecto estimulante para afrontar nuevos desafíos, se concluyó. Lástima que nadie se le ocurrió ponerles un tanguito.

ClariNet