Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\SiteApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/templates/jomi/styles/jomi/layouts/com_content/article/default.php on line 37

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\CMSApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/libraries/src/Application/SiteApplication.php on line 275

La marianita

se empelotó

Y que quede claro,
no es fácil para una
cristiana, pura,
supuestamente
impoluta, virgen de
cuerpo y alma,
dar ese paso.

Por Zoila Concha de Vaca

Fuimos al mismo colegio, en la cota 200, aún no existía la cota mil.

Su padre era una especie de ícono de lo impoluyo  (bueno hablo de esa época, después de fue develando que era más bien político).

Yo era una lanzada a la vida y al desenfreno.  Ella virginal y supuestamente incorruptible.

Igual yo la inicié en los escapes que hacíamos a campo traviesa, hacia el colegio de machos que había tras un campo de golf.

Nos arrancábamos por el camino y nos pegámanos unos cachetéos juveniles y calientes.

Ella, por su padre y su familia, se suponía era muy cristiana y apegada  a las  “leyes de Dios”, pero, como la carne es débil, de pronto se olvidaba un poco y se pegaba sus cacheteos como todas lo hacíamos.

Nuestros padres, madres, no existían, estaban inmersos él en la política, ella en otra, más o menos como nosotras.

Nos iban a dejar y a retirar del colegio un chofer que a veces nos calentaba, pero él, imperterrito, cuidaba su pega.

¿Qué hace una cuando tiene 18 años, caliente y con ganas, más allá de la cristiadad, de los curas y el Papa?

Nos enredamos, que remedio, con unos locos del colegio de al lado todos iguales a nosotras, pero ellos más calientes que nosotras, audaces pero aún pacatas.

Seré implacable, pero al fin, sucumbimos  la naturaleza y en medio del ese campo de golf que nos separaba, en el hoyo 18, que era el más lejano al menos yo, perdí mi virgo.

No sé en que hoyo, lo perdió ella.

Por esos recuerdos imborrables la quiero como hermana y la apoyo hoy en todas sus decisiones.

Total desde esos años ella fue más proclive a la derecha que a al partido de su padre.

Bien por ella, le saco el sombrero por su lealtad al pinochetismo del cual fuimos, las dos, absolutamente militantes.

Hoy a seguido los pasos de su padre, que, soterradamente, siempre fue un amante de Pinochet.

En fin, perdón por ser tan deschavada por contar etas historias, pero es mi homenaje a mi amiga, hermana y compañera de la vida.

ClariNer