Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\SiteApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/templates/jomi/styles/jomi/layouts/com_content/article/default.php on line 37

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\CMSApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/libraries/src/Application/SiteApplication.php on line 275

ALDR

¿Cuándo se debería realizar
la primera visita al ginecólogo
y cuáles son las
dudas frecuentes?

La transición de la niñez a la adolescencia, viene acompañada de múltiples inquietudes relacionadas a la pubertad y a los cambios físicos que comienzan a experimentar las adolescentes.

Para enfrentar esta etapa de una mejor manera, se recomienda iniciar las visitas al ginecólogo, especialista que podrá guiar y resolver todas las dudas relacionadas a este proceso.

Pero, ¿cuándo es recomendable asistir a la primera consulta ginecológica? lo cierto es que mientras de manera más informada tomemos la decisión, será mejor para el desarrollo de la paciente, es por eso que Daniella Longhi, ginecóloga de Clínica Ciudad del Mar, ahonda en esta temática.

La especialista señala que no existe una edad determinada para esta primera visita, ya que dependerá de varios factores, como por ejemplo, “características físicas y psicosociales de cada paciente”.

“Lo que se aconseja, es que la primera consulta con el ginecólogo se realice después de la menarca (primera menstruación) de la paciente, que por lo general es alrededor de los 12 años”, explicó.

De todas formas, Longhi aclara que si los padres, o bien el pediatra, consideran que la adolescente pueda tener alguna alteración en su desarrollo, el control puede ser antes.

En cuanto a las temáticas tratadas en las consultas ginecológicas juveniles, estas pueden variar según la edad y desarrollo del paciente.

“Durante la pre adolescencia o adolescencia temprana (10 a 13 años), las consultas son motivadas principalmente por los padres y tienen relación con la evaluación del desarrollo normal de la paciente o alteraciones del mismo, por ejemplo una pubertad adelantada”, dijo.

“En la adolescencia propiamente tal (14 a 18 años), las consultas ya son motivadas por las propias pacientes y se relacionan principalmente con la evaluación de su desarrollo normal y dudas que pueden haber surgido en el proceso, como alteraciones del ciclo menstrual, hirsutismo, acné e inicio de actividad sexual”, señala la especialista.

Es importante tener en cuenta que muchas veces, después del pediatra, el ginecólogo es el médico que continúa realizando los controles anuales de adolescentes, por lo mismo, lo primero que se hace en esta consulta es realizar una evaluación integral de la paciente.

Beneficios de una asistencia regular al ginecólogo

Uno de los principales motivos para asistir a las consultas ginecológicas, es poder explicar a las jóvenes en qué momento del desarrollo se encuentran, la normalidad de los cambios experimentados e informarlas de los cambios que se podrían presentar en el futuro.

“El conocimiento del cuerpo formará parte de la construcción del esquema corporal de la joven y favorecerá la aceptación del crecimiento, pudiendo con esto evitar conductas de riesgo como son por ejemplo, los trastornos de la conducta alimentaria”, asegura Longhi.

Otro de los temas abordados en estas consultas es el calendario menstrual, dónde se les explica a las adolescentes a utilizar este instrumento que les permite llevar un seguimiento de su ciclo. Si aún no ha llegado la menarca, se puede abordar el tema para que la paciente se encuentre preparada para lo que viene en el futuro.

Daniella Longhi de Clínica Ciudad del Mar, además explica que uno de los objetivos principales de la consulta ginecológica, es promover la adecuada salud sexual y reproductiva.

En caso que la paciente ya haya iniciado su actividad sexual o esté planeando hacerlo, se conversan diferentes temas en relación a la anticoncepción y las enfermedades de transmisión sexual, “todo esto con la finalidad que puedan tomar decisiones responsables en esta área, de una manera informada”.

La consulta ginecológica es una excelente oportunidad para que la adolescente conozca su cuerpo, las diferentes funciones y los cambios de éste durante la vida.

Esta instancia además permite “poder conversar todos los temas que mencionamos anteriormente, nos da la oportunidad de hacer notar a las jóvenes que todas las mujeres pasamos por este proceso, que es difícil y complejo, pero que informadas y acompañadas lo podremos sobrellevar mejor”.

Finalmente, Longhi asegura que la primera consulta ginecológica da la posibilidad de entablar una relación temprana con el especialista, para generar la relación de confianza y seguridad que se necesita en esta área.

ClariNet