ALDR

Descubren un modo de
controlar genes que
impulsan el cáncer.

Científicos del Centro de Regulación Genómica (CRG) de Barcelona han hallado un mecanismo que controla un conjunto de genes importantes que impulsan el cáncer.

El estudio, publicado el martes en revistas españolas, describe una nueva modificación que permite a una enzima, la polimerasa, transcribir los genes importantes para el crecimiento del cáncer.

El hallazgo abre la posibilidad de mejorar las dianas terapéuticas y su desarrollo en ciertos tipos de cáncer.

“Hemos observado que las células de cáncer de mama requieren una modificación concreta para expresar un conjunto de genes necesarios para la proliferación celular y la progresión de los tumores”, destacó la investigadora del CRG y primera firmante del trabajo, Priyanka Sharma.

El jefe de grupo en el CRG, Miguel Beato, subrayó, a su vez, que “ahora somos capaces de comprender mejor cómo funciona en realidad un mecanismo complejo, algo que puede ser útil para los investigadores clínicos de cara a identificar nuevas dianas y proponer nuevos tratamientos para ciertos tipos de cáncer”.

Hemos observado que las células de cáncer de mama requieren una modificación concreta para expresar un conjunto de genes necesarios para la proliferación celular y la progresión de los tumores”, destacó la investigadora del Centro de Regulación Genómica (CRG) de Barcelona y primera firmante del trabajo, Priyanka Sharma.

Descubierto un fármaco que

inhibe la formación de metástasis

La investigación ha sido desarrollada por un equipo interdisciplinar de la Universidad y del Hospital Universitario de Basilea

Un estudio revela la existencia de un medicamento que puede evitar la formación de metástasis, un proceso que se produce cuando las células cancerosas se separan del tumor original y son capaces de invadir otro órgano o tejido del cuerpo humano, según ha publicado la revista Cell. La investigación, dirigida por Nicola Aceto, ha sido desarrollada por un equipo interdisciplinar de la Universidad y del Hospital Universitario de Basilea, en Suiza.

El nuevo fármaco para combatir la metástasis, responsable del 90% de las muertes de cáncer, suprime la propagación de las células malignas. Los investigadores han descubierto que la formación de grupos de células tumorales circulantes (CTC), las que se trasladan desde el tumor primario y entran en el torrente sanguíneo, produce cambios epigenéticos que conducen a la metástasis.

El fármaco suprime la propagación de las células malignas

 

Esto permite a los grupúsculos de CTC imitar algunas propiedades de las células madre embrionarias, como proliferar y formar nuevos tejidos. Unos cambios epigenéticos que, según este equipo de científicos, son reversibles una vez disociados los grupos de CTC.

Es por ello que los investigadores pusieron en marcha un ensayo con 2.486 compuestos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, sus siglas en inglés), algunos de los cuales consiguieron disociar los grupos de CTC del paciente.

Esta disociación logró una remodelación epigenética que permitió la propagación de nuevas metástasis.

“Pensamos en actuar de manera diferente a los enfoques estándar, y buscamos identificar medicamentos que no maten a las células cancerosas, sino que simplemente las disocien. Ya estamos trabajando en el siguiente paso, que es realizar un ensayo clínico con pacientes con cáncer de mama”, concluye el director de la investigación, Nicola Aceto, del Departamento de Biomedicina de la Universidad de Basilea.

Un significativo avance para erradicar una enfermedad que sufrirán a lo largo de su vida uno de cada cinco hombres y una de cada seis mujeres en el mundo.

ClariNet