ALDR

ANUNCIAN NUEVO
FÁRMACO PARA TRATAR
EL INFARTO DEL
MIOCARDIO EN CUBA.

Un medicamento para el tratamiento del infarto agudo del miocardio, desarrollado por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), estará disponible en Cuba el próximo año, anunció el diario Granma.

Llamado CIGB-500, el producto, formado por seis aminoácidos, permitirá extender la calidad y duración de vida de las personas con ese mal, considerado uno de los más graves padecimientos de cardiopatía isquémica, destaca el despacho.

También amplía los mecanismos celulares de citoprotección durante la isquemia hepática o cardíaca y los episodios de reperfusión ocurridos cuando se emplean tiempos relevantes durante la cirugía, explicó al rotativo el director de Promoción y distribución nacional del CIGB, José Brito.

El compuesto biotecnológico concluyó su etapa de desarrollo y preclínica. En el 2008, se completó un ensayo clínico fase I en voluntarios sanos, y desde noviembre del 2013 comenzó la fase II en pacientes afectados, apuntó Brito.

Después de los estudios realizados se llegó a la conclusión que el CIGB-500 no presenta incompatibilidad con los medicamentos de uso más común aprobados para el tratamiento de este padecimiento, dijo Yunia Delgado, especialista del Grupo de Comunicación del centro.

Con el desarrollo de este péptido sintético, se espera satisfacer la demanda nacional e incorporarse al Sistema Nacional de Salud y de exportación, adelantó Delgado.

Según el informe Proyectos Biomédicos del Portafolio de Negocios del CIGB, este proyecto, es la primera medicación aplicada para el tratamiento de esta enfermedad.

También, añade el texto, permitirá disminuir la extensión del infarto, proteger los órganos epiteliales del cuerpo de los daños producidos por los eventos de isquemia-reperfusión, tratar el daño hepático y controlar y reducir la progresión de la fibrosis hepática.

Según el Anuario Estadístico de Salud Pública, el infarto agudo del miocardio constituye la tercera causa de muerte por enfermedades del corazón en Cuba, siendo responsable del fallecimiento de siete mil 177 personas en el 2017.

La reperfusión cardiaca es un procedimiento médico que puede salvar la vida de una persona tras un infarto.

ClariNet