ALDR

Finalmente se ha logrado
Recuperar una función
proteica medianteterapia
génica* para restablecer
capacidades cognitivas
en animales de
neurodegeneración
y demencia.
Por la doctora Verónica
Gutiérrez Portillo

Investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) han descubierto un nuevo mecanismo molecular que regula la formación de la memoria asociativa en el hipocampo, una región cerebral profundamente afectada ya en etapas iniciales de algunas enfermedades neurodegenerativas, como el mal de Alzheimer.

La memoria asociativa, que nos permite relacionar y recordar situaciones, lugares y personas a largo plazo, es una de las primeras funciones cognitivas afectadas en casos de demencia y, en este estudio, los investigadores

demuestran que una proteína, la CRTC1, se activa durante el procesamiento de este tipo de memoria en la región del hipocampo y que esta activación es necesaria para que se produzca el recuerdo posterior.

Anteriormente, en estudios previos, los científicos habían visto que la CRTC1 estaba alterada en el cerebro de las personas diagnosticadas con Alzheimer y, en esta reciente publicación se demuestra que esta alteración está también  presente en otras enfermedades neurodegenerativas que implican pérdida de memoria.

Los investigadores, con el objetivo de aumentar los niveles de CRTC1 introdujeron mediante un virus, copias del gen que codifica para CRTC1 a un grupo de neuronas del hipocampo de ratones enfermos. Estos ratones tratados con terapia génica eran capaces de recordar una experiencia negativa acontecida con anterioridad y se quedaban paralizados.

En contraste, el grupo de ratones bajo control no recordaban la experiencia negativa. De acuerdo a Carlos Saura, investigador del Instituto de Neurociencias de la UAB y uno de los autores de este trabajo, “la importancia de este descubrimiento es que permitiría tratar la pérdida de memoria incluso en etapas avanzadas de neurodegeneración, activando neuronas específicas del hipocampo que podrían recuperar su funcionalidad”.

Estas investigaciones representan un avance importante en el conocimiento de los mecanismos moleculares implicados en la formación y la pérdida de memoria que tiene lugar en distintas enfermedades neurodegenerativas.

Saura concluye que “estos resultados pueden tener aplicaciones translacionales clínicas importantes ya que establecen este mecanismo como una nueva diana terapéutica para revertir la pérdida de memoria en casos de

demencia”.

Este trabajo de investigación ha sido portada de la revista The Journal of Neuroscience.

*La terapia génica es una técnica que hace uso de los genes para tratar o prevenir enfermedades. La forma más utilizada incluye la inserción de un gen normal para sustituir un gen anormal. En otras palabras, se manipula la

información genética de células enfermas para corregir un defecto genético o para dotar a las células de una nueva función que les permita superar una alteración.

Para una mayor comprensión al respecto, es importante entender que los genes son los ladrillos de la herencia, pasan de padres a hijos y contienen las instrucciones para producir proteínas. Si los genes no producen las proteínas correctas o no lo hacen como es debido, un niño puede presentar un trastorno genético.

ClariNet