ALDR

Luego de un largo y cuidadoso
trabajo se ha logrado crear un
mapa que devela 197 áreas de
la corteza cerebral humana que
eran desconocidas hasta ahora.
Por la doctora Verónica
Gutiérrez Portillo

El equipo de neurocientíficos de la Universidad de Washington, en conjunto con otras instituciones docentes y de investigación internacionales, crearon el mapa de 180 áreas de la corteza cerebral -llamada también córtex- (revestimiento superficial de los hemisferios cerebrales compuesto por sustancia gris. Es la región del cerebro que genera la conciencia del entorno y de uno mismo) haciendo uso de un software que incorpora datos que proceden de múltiples tipos de imágenes obtenidas por resonancia magnética.

En concreto, este mapa incluye 97 áreas nuevas de la corteza cerebral humana además de confirmar otras 83 conocidas con anterioridad. Para trazar este mapa, los investigadores han desarrollado un software que detecta automáticamente la 'huella digital' de cada una de estas áreas en los escáner cerebrales de un individuo.

Este software ha mapeado las áreas mediante la incorporación de datos procedentes de múltiples medidas de imagen cerebral no invasiva que se corroboran entre sí.

Los autores de la investigación comentan: “Estos nuevos conocimientos y herramientas podrán ayudar a explicar cómo evolucionó nuestra corteza cerebral y las funciones de sus áreas especializadas en salud y en enfermedades. También podrían ser aplicados para lograr una precisión sin precedentes en la cirugía del cerebro y en otras intervenciones clínicas”.

No debemos obviar que el desarrollo de un mapa preciso y de alta resolución de la arquitectura microestructural (estructura local), la conectividad y la función del cerebro humano ha sido un objetivo difícil de alcanzar para la neurociencia durante mucho tiempo debido a problemas técnicos.

En el caso de los mapas ya existentes, estos se basaban en una sola de estas medidas y algunas propiedades neurológicas relacionadas. Estas limitaciones arrojaban resultados como mapas 'borrosos', mismos que no eran reproducibles en otros sujetos.

Es ahora cuando los investigadores han creado un nuevo mapa perfeccionado del cerebro usando múltiples tipos de imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) para medir la arquitectura cortical, la actividad, la conectividad y la topografía del córtex de 210 adultos jóvenes sanos, participantes en el proyecto HCP (Proyecto Human Connectome).

En este punto, es necesario mencionar que el financiamiento para el desarrollo del software necesario para llevar a cabo esta investigación ha sido dado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, a través de su proyecto HCP.

En el transcurso del estudio se ha dividido cada hemisferio cerebral en 180 áreas corticales específicas -97 de ellas de nueva prescripción-. Asimismo, los investigadores han utilizado una técnica de aprendizaje automático para validar su mapa en un grupo independiente de otros 210 participantes adicionales. El trabajo ha identificado con precisión estas regiones en los nuevos voluntarios, pese a la variabilidad individual.

El profesor de investigación de Neurobiología en la Universidad de Washington, Matthew Glasser, quien es uno de los autores principales del estudio, señala que este mapa neuroanatómico robusto, con mejoras futuras, además de sus aplicaciones en neurocirugía, podrá servir para indagar también sobre la evolución cognitiva de los seres humanos en comparación con otros primates.

En esta misma semana saldrán publicados los resultados de este estudio en la revista Nature.

ClariNet