EDITO-MONTAJES8

65 comuneros mapuche
han sido absueltos de
casos de “violencia rural”
en los últimos 12 años.

Meses o incluso años en prisión preventiva. Largas huelgas de hambre. Acusados bajo la Ley Antiterrorista. Características que se repiten en casos judiciales actuales en La Araucanía, pero que la evidencia dice que suelen terminar con comuneros mapuche absueltos de todos los cargos al comprobarse su inocencia.

La información fue solicitada vía oficio por el senador Alejandro Navarro y viene en medio de una agudización del conflicto en La Araucanía, con emblemáticos dirigentes mapuche presos y cada vez más atentados incendiarios contra camiones o iglesias.

En medio de la huelga de hambre de 4 comuneros imputados por el caso Iglesias, que hoy cumple 113 días, se ha cuestionado lo extendido de la prisión preventiva, pues Alfredo Tralcal junto a los hermanos Pablo, Benito y Ariel Trangol ya llevan un año y 3 meses privados de libertad a la espera de que inicie el juicio oral.

El oficio enviado por la Biblioteca del Congreso Nacional da cuenta de los últimos casos donde comuneros mapuche estuvieron en prisión preventiva o incluso condenados por graves casos de atentados y que terminaron siendo absueltos al comprobarse su inocencia.

El caso más reciente es de ayer, cuando Hugo Melinao Licán, werkén de la comunidad Rodrigo Melinao, fue absuelto tras pasar 8 meses en prisión, acusado por la Fiscalía de porte ilegal de armas y de intentar formar una “escuela de guerrillas” en La Araucanía.

En la lista presentada por Navarro hay varios casos emblemáticos.

El más conocido fue el llamado “caso lonkos”. Víctor Ancalaf, José Huenchunao, Jaime Marileo, Patricio Marileo, Ciriaco Millacheo, Aniceto Norín, Pascual Pichún y Patricia Troncoso fueron condenados por la ley antiterorrista y terminaron siendo absueltos luego que la Corte Interamericana de Derechos Humanos anulara las condenas por violación a los derechos humanos por parte del Estado de Chile.

Entonces, en el fallo -que puede leerse acá-, la CIDH instó al Estado a realizar cambios a la ley 18.314 para que se ajustara a la normativa internacional a los derechos humanos. El principal pedido de los hoy 13 comuneros mapuche en huelga de hambre es precisamente la no aplicación de dicha ley.

Otro caso emblemático es el de Luis Marileo Cariqueo y Juan Patricio Queipul en el llamado Peaje Quino. Ambos pasaron meses en prisión preventiva -huelga de hambre incluida- y terminaron absueltos de todos los cargos por el Tribunal Oral en lo Penal de Angol.

En dicha ocasión se comprobó que la principal prueba contra los comuneros era el testimonio de Raúl Castro Antipán, otro de los imputados, quien además era un infiltrado del Servicio de Inteligencia Policial de Carabineros (Sipolcar).

Castro Antipán reconoció en ese juicio, entre otras cosas, que le entregaba información a Carabineros más de una vez por semana desde febrero de 2009, que le informó a la institución el atentado a un Tur Bus antes de que ocurriera y que se convirtió en infiltrado a los 18 años, después de ser descubierto por robo de armamento mientras hacía el servicio militar en Coyhaique. Le ofrecieron el nuevo rol para evitar ser condenado por la Justicia Militar. Quien era jefe de Inteligencia de Carabineros en esa época era Bruno Villalobos, actual General Director de la institución.

Raúl Castro Antipán es, hasta hoy, el único condenado en Chile bajo la ley antiterrorista.

Luis Marileo fue asesinado en junio de este año en la comuna de Ercilla, al recibir dos balazos de parte del ex sargento de Carabineros.

El atentado contra la empresa Tur Bus en 2009 es otro de las absoluciones masivas Daniel Canío Tralcal, Luis Tralcal Quidel, José Queipul Huaiquil, José Tralcal Coche y Marcio Millanao Mariñan fueron absueltos por esto.

Al mismo Hugo Melinao ya lo habían absuelto antes, por un caso de incendio de camiones en 2015. A su hermano, el asesinado Rodrigo Melinao, también lo absolvieron por un caso de incendio de bosques en 2014.

La lista además incluye a Héctor Llaitul por un caso de maltrato de obra a Carabineros en 2010 y a Hernán Paredes Puen, quien tras recibir más de 100 balines de goma en el cuerpo por parte de Carabineros fue acusado de porte de armas de fuego, pasó casi un año en prisión preventiva y terminó absuelto sin cargos.

ClariNet