BANCO-MUNDIAL

Manipulación del Banco
Mundial: Como se fabrica
una campaña del terror.

El presidente del Partido Comunista, diputado Guillermo Teillier, aseguró que la alteración de los datos de la economía chilena en el ranking de competitividad del Banco Mundial fue usada como uno de los elementos principales de la “campaña del terror económico” contra la Nueva Mayoría.


“Que nos vengan a decir ahora, después que el daño está hecho, ‘oye, perdón, aquí algo ocurrió, una equivocación’… que esto fue usado como uno de los elementos principales de la campaña de terror económico contra la Nueva Mayoría, eso ha sido”, acusó el diputado.

El parlamentario comunista indicó que “aquí lo quieren relegar a un mero asunto formal, a una equivocación. Es muy extraño que sea así, que se ve que hubo un contubernio para que sirviera a la candidatura de (Sebastián) Piñera”, el Presidente electo.

Luis Eduardo Escobar, ex funcionario del Fondo Monetario Internacional (FMI), sostuvo que lo sucedido “es gravísimo para el Banco Mundial”:

“Nosotros en Chile nos apoyamos mucho en los organismos internacionales para diseñar nuestras políticas públicas. Supuestamente, estos indicadores te permitirían comparar Argentina con Chile, Chile con Perú y de ahí, a llegar a hacer una inversión, para eso hay muchos filtros adicionales”.

“Entonces, creo que efectivamente desde el punto de vista de la inversión extranjera en Chile no tiene una relevancia fundamental, pero sí ayuda a orientar la búsqueda inicial y eso sí puede ser perjudicial para una economía como la chilena”, agregó.

El embajador de Chile en Estados Unidos, Juan Gabriel Valdés, afirmó que solicitaron reunión al más alto nivel del Banco Mundial por la “denuncia muy grave” de la alteración de los datos de la economía chilena en el ranking de competitividad:

“Quiero que se nos explique de manera precisa las acusaciones del señor Romer y, segundo, queremos saber de manera precisa, como Gobierno, qué decisiones, qué acciones va a emprender el Banco Mundial para investigar esta situación y qué medidas va a tomar frente a ello”, indicó, precisando que aún no hay fecha para la reunión con el Banco Mundial.

Consultado respecto a si la manipulación se produjo en Washington o en la entrega de los datos desde Chile, Valdés manifestó:

“Esa es una gran pregunta que yo quisiera hacer y que quisiera que el Banco Mundial me contestara. Aquí hay una cadena de información y como toda cadena de información hay una cadena de relaciones sociales, personales, profesionales. Quisiera entender cómo se da esa cadena y por qué ellos eligen esa cadena y por qué eligen a los informantes que tienen”.

Valdés informó que conversó con el ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, y con el canciller Heraldo Muñoz:

“Estamos todos claros en que se requiere una explicación del Banco Mundial. Tenemos una muy buena relación con el Banco, no venimos con el ánimo de quebrar relaciones importantes. Entendemos el valor del Banco Mundial, pero también entendemos de que cuando el propio Banco Mundial dice que hay un escándalo en su interior, tiene que ser aclarado”.

Sobre el impacto de la alteración de datos, recalcó:

“El punto específico del informe no debería valorar cuál es el impacto que tiene, pero puesto en un contexto que fue elaborado, trabajado a largo tiempo, de generar la imagen de que Chile iba a la catástrofe, naturalmente que tiene una incidencia importante”.

Las repercusiones por el caso de supuesta alteración que sufrió el estudio global Doing Business del Banco Mundial, y que habría afectado la calificación chilena durante el Gobierno de Michelle Bachelet, siguieron generando comentarios al interior del Ejecutivo.

A través de su cuenta de Twitter, el canciller Heraldo Muñoz manifestó ayer que el Banco Mundial pasó de publicar “fake news (noticias falsas) a fake statistics (estadísticas falsas)”.

Asimismo, y pese a que la Presidenta Michelle Bachelet informó el sábado que el Gobierno solicitará a la entidad una investigación completa respecto del ranking , Muñoz tuiteó que una de las medidas que debería adoptar el Banco Mundial es “no solo aclarar, sino estimar si ‘cambios metodológicos’ afectaron inversiones en Chile. Ciertamente caída en ranking de Chile afectó su imagen internacional, lo cual resulta irremediable”.

La noche del sábado, el ministro de Relaciones Exteriores reaccionó frente a las declaraciones de prensa emitidas por el Banco Mundial. ” Too late (demasiado tarde)”, expresó el canciller frente a la revisión externa que comprometió el organismo internacional.

Dimensionando el papel del profesional vinculado a la derecha política, el titular de Economía sostuvo que la estadística “habría sido manipulada por el economista a cargo de su construcción (Augusto López-Claros), de manera de hacer ver un deterioro económico durante el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, con intenciones básicamente políticas”.

Analistas y medios de prensa ya estaban señalando este sábado 13 de enero, conocida la información, que el engaño del Banco Mundial en cuanto a la realidad chilena durante el Gobierno de Michelle Bachelet, “tiene clara intencionalidad política” que daña a la mandataria y beneficia a Piñera.

En base a estudios que ahora se detectan como alterados y análisis económicos distorsionados respecto a la gestión de Bachelet (como culpar al proceso de reformas y no dar cuenta de la baja del precio del dólar), Piñera llegó a decir que “durante nuestro Gobierno redujimos pobreza casi a la mitad y seguiremos reduciéndola. Hoy con NM, según Banco Mundial, pobreza estaría aumentando”. Y ahora se sabe que el BM mintió respecto a informes sobre Chile. También en estudios dados a conocer por organismos financieros internacionales que eran súper valorados por el gremio empresarial chileno, se llegó a hablar de que durante este Gobierno la economía “se caía a pedazos”.

La revelación del engaño del BM lo dio a conocer el periódico The Wall Street Journal, y sus periodistas intentaron contactar a López-Claros quien, según reportó el medio de prensa, no contestó las llamadas.

Engaño escandaloso

The Wall Street Journal indicó en un amplio reportaje que “conforme a la señora Bachelet, el ranking de Chile se deterioró sistemáticamente, mientras que constantemente subía bajo el señor Piñera”. Se alteraba la posición de Chile en el ranking de competitividad empresarial, afectando la confianza, inversión y percepción de la economía nacional.

Una primera razón técnica, es que se habría producido el uso de “nuevas métricas al índice” del Doing Business. Se indicó que se materializaron “repetidos cambios de metodología” que al final llevaron a una información “injusta y engañosa” respecto a Chile durante la administración bacheletista.

En el reportaje del medio estadounidense, se indicó que los cambios en la forma de análisis, “parecen haber sido impulsados por motivos políticos”.

Paul Romer, declaró que ante la situación quería “dar una disculpa personal a Chile y a cualquier otro país en el que transmitamos una impresión equivocada”.

Se responsabilizó de los datos engañosos. La clasificación general de Chile en el Doing Business fluctuó entre el 25º y el 57º desde 2006. Durante ese período, la presidencia de Chile se alternó entre Michelle Bachelet y Sebastián Piñera.

Al final de cuentas, el vicepresidente del BM declaró que “con base en las cosas que estábamos midiendo antes, las condiciones comerciales no empeoraron en Chile bajo la administración de Bachelet”.

Ya varios analistas y personeros políticos indican que este tipo de situaciones fueron aprovechadas por Sebastián Piñera y sus aliados en el sector financiero y empresarial, para influir en la campaña presidencial y, en base a situaciones distorsionadas, pintar un panorama de la economía chilena que no era tal.

El asunto fue reconocido en Chile, de manera inmediata, como de extrema gravedad. Desde el Banco Mundial se emitió un comunicado expresando que “en vista de las preocupaciones expresadas por nuestro Economista Jefe Paul Romer en los medios y nuestro compromiso con la integridad y la transparencia, llevaremos a cabo una revisión externa de los indicadores correspondientes a Chile en el informe Doing Business”.

Indignación en el país

De acuerdo a versiones de personeros de  La Moneda, la Presidenta Michelle Bachelet fue informada respecto a la información hecha pública y ella misma se interiorizó incluso leyendo la nota del Wall Street Journal. Luego, escribió en Twitter: “Muy preocupante lo ocurrido con el ranking de competitividad del Banco Mundial. Más allá del impacto negativo en la ubicación de Chile, la alteración daña la credibilidad de una institución que debe contar con la confianza de la comunidad internacional”. Luego, también a través de las redes sociales, la jefa de Estado instó a que “formalmente al Banco Mundial (realice) una completa investigación” de lo ocurrido.

El Ministro de Economía, Jorge Rodríguez Grossi, emitió un comunicado donde expresó que lo ocurrido con el índice Doing Business alterado, es “una inmoralidad pocas veces vista”, frente a la eventualidad de que la entidad que por razones políticas habría cambiado constantemente la metodología de medición para mostrar un indicador más bajo durante la segunda administración de la Presidenta Michelle Bachelet.

Rodriguez Grossi expresó que “esperamos que la corrección del índice sea rápida, pero el daño ya ha sido hecho y es de esperar que no vuelva nunca más a ocurrir que se manipulen estadísticas con objetivos políticos, y menos en un organismo internacional como es el Banco Mundial”.

En tanto, el presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, expresó en un punto de prensa que “es gravísimo que esto haya ocurrido, se dañó al país y a un Gobierno”. Añadió que “todos sabemos que la derecha trabajó por boicotear al Gobierno de Michelle Bachelet, usaron malas artes como esta que se está informando”.

En declaraciones reportadas por radio Cooperativa, Rodrigo Cerda, del Centro Latinoamericano de Políticas Económicas y Sociales de la Pontificia Universidad Católica de Chile, expresó que “esta es una noticia que a mí me sorprende mucho. La verdad es que no esperábamos que un organismo como el Banco Mundial tuviera este tipo de problemas de internos que generan estos problemas estadísticos, que no son menores”.

Apuntó que los analistas suelen usar datos como los del BM, “por lo tanto, que tengamos este tipo de noticias obviamente puede repercutir en la toma de decisiones de políticas públicas”.

En contraste con la preocupación expresada, minimizando el engaño del Banco Mundial e insistiendo en la distorsión instalada por la derecha, el diputado Patricio Melero (UDI), opinó que el organismo debe dar explicaciones pero “otra cosa es concluir que de un cambio metodológico hubo una intención manifiesta de perjudicar a Chile”. Añadió que “los chilenos hace mucho rato que teníamos un diagnostico clarísimo que la economía chilena no creció, que la inversión pública cayó, de que el desempleo se deterioró, ahora como un conejo debajo del sombrero, salir y decir que el Banco Mundial es el culpable de la derrota”.

Al atardecer del día de conocida la noticia, Piñera y personeros de su comando permanecían sin reaccionar, aunque por declaraciones como las de Melero, todo indicaría que el mandatario electo relativizará el engaño del Banco Mundial, seguirá golpeando al actual Gobierno y apuntará que su sector no tiene nada que ver con la instalación de percepciones negativas de estado de la economía durante la gestión de Michelle Bachelet.

Siguen las reacciones

Desde el Partido Comunista, en tanto, el diputado Guillermo Teillier dijo que “la noticia que salió del Banco Mundial nos dice claramente que aquí hubo una colusión del empresariado, desgraciadamente con una institución de carácter mundial. Ese fue un elemento que pesó durante toda la campaña electoral”.

Por el contrario, Gabriel Boric, diputado del Frente Amplio, dijo que este caso se “está tratando de ‘sobreestrujar’ para esconder errores propios”.

El Banco Mundial miente sostenidamente  para perjudicar a nuestro país. las cifras que entrega de perspectivas para el 2018 son muy lejanas a las anticipadas por el Banco Central y destacados técnicos chilenos.

ClariNet