DEBATE-BARCOS

Cuando Michelle Bachelet
encabezó el día 3 la botadura
del patrullero oceánico Cabo
Odger, se presentó la ceremonia
como una reafirmación de
nuestra vocación de paz.

Por Justo Calcante

Afirmación basada en que antes que nada, se trata de un buque apto para operaciones de policía marítima y apoyo a la población civil en emergencias naturales, algo que necesita de varias explicaciones pues las cosas no son tan simples como se intenta que parezcan.

La primera y más espinosa pregunta se refiere a ver cómo encaja, no este navío, sino la noción de pacifismo -dentro de la renovación de material bélico-, en el marco de los esquemas de integración sudamericanos.

Desgraciadamente, en realidad estos se han ido diluyendo con el paso del tiempo, salvo en el aspecto comercial más pedestre y en paralelo se observa una carrera armamentista inocultable en el subcontinente. Como si fuera poco, el serrano estilo diplomático boliviano a lo Choquehuanca, o si se quiere, a lo bestia, menos ayuda.

Estados Unidos ha logrado poner freno y obstáculos a un impulso no solo integracionista sino redentor, al menos conducente a la preservación de nuestros intereses por encima de la voz del amo.

En estos momentos los equipos de demolición trabajan en acabar con el Mercosur, donde el gobierno del argentino Mauricio Macri, un adorador del capitalismo salvaje, juega el papel de retroexcavadora con la barreta de sumarlo a la Alianza del Pacífico. Para algunos, es solo una forma de imponer a la chita callando, el siniestro TPP, debilitando los acuerdos de este tipo de carácter regional. 

Para peor, el TPP no viene solo, en el caso chileno le acompañan extraños ejercicios bilaterales con los milicos gringos, ya desde el 2014, que han corrido por cuenta del Comando de Operaciones Especiales del Pentágono y con el concurso de la FACH. Curiosamente se desarrollan, simples “maniobras de rutina” afirma la FACH, en la Vª Brigada Aérea, asentada en Cerro Moreno, con el concurso de la Tercera Brigada Acorazada, dependiente de la Iª División de Ejército.

Se trata de practicar técnicas y tácticas para tropas aerotransportadas como salto de paracaidistas desde una aeronave MC-130 Hércules de la USAF y descenso en helicópteros MH-60 Black Hawk del ejército de EE.UU., y los ya anticuados Bell-412 de la FACh.

En  su momento el coronel Cristian Eguía, militar estadounidense, señaló que “la ejecución de ejercicios de esta naturaleza nos permite el entrenamiento de tripulaciones aéreas y de Fuerzas Especiales de nuestra institución, ya que además de ser conjunto y combinado, es integrado e interoperativo, demostrando el profesionalismo de la Fuerza Aérea de Chile y de Estados Unidos”.  El ejercicio llamado Estrella Austral, obedece a la planificación anual del Pentágono y se basa -dicho oficialmente-, en las experiencias adquiridas en las invasiones de Irak y Afganistán.

Es decir, que ya no estamos hablando de situaciones policiales sino militares ofensivas. O sea, de invasiones para derrocar gobiernos molestos. Es como para analizarlo, por mucho que parezca hilar demasiado fino.

En cuanto al patrullero oceánico, es el cuarto que fabrica ASMAR y que cuenta con un casco reforzado para navegar en climas muy fríos. La Armada se ufana que se desarrollan nuestras destrezas industriales, lo que no es del todo cierto, ya que los planos son alemanes. Doña Miche, durante la ceremonia, destacó la política de Estado que ha permitido la continuidad en la ampliación de la flota marítima nacional, ya que la construcción de la nave forma parte del Proyecto Danubio VI, iniciado en el  2005 por ella misma mientras era ministra de Defensa durante el gobierno de Ricardo Lagos.

Dicho plan consiste en la producción de seis patrulleros, siendo el OPV Cabo Odger el cuarto de ellos. A la fecha, ya se encuentran operando el OPV 81 Piloto Pardo, el OPV 82 Comandante Toro y el OPV 83 Marinero Fuentealba, que no tienen capacidades de rompe-hielos.

"Este es un proyecto muy querido por mí, entre otras cosas porque se inició y se tomó la decisión durante mi periodo como ministra de Defensa y es bueno, habla bien de Chile y sus instituciones, que a pesar de las demoras a veces inevitables, ya teníamos en servicio tres de los seis OPV proyectados en el 2005", destacó la jefa de Estado. Sentimental y legítimo, pero…

El Odger, operará en la zona sur del país, correspondiente a la jurisdicción de la V Zona Naval, con puerto base en la ciudad de Puerto Montt. Sus roles principales serán el patrullaje, vigilancia y control marítimo de las aguas chilenas, búsqueda y salvamento marítimo y apoyo logístico a zonas aisladas, entre otras tareas. Cuenta con un cañón de tiro rápido italiano Otto Melara y espacio para un helicóptero. Lo que no se dice es que puede competir con las corbetas obsoletas de Perú y Argentina.

Esto pone en el tapete otro tema ingrato, porque por el momento nuestros milicos se distinguen por sus escándalos financieros y sus atropellos a los derechos humanos, el último a cargo del general (r) Juan Emilio Cheyre, quien está jugando a la supuesta rectora Roxana Pey, aunque él se aferra en su pega en el Servel.

Sobre la detención de Cheyre, en libertad tras para una fianza de un millón de pesos, el ministerio de Defensa dijo que "todos deben colaborar con los tribunales de Justicia y esperar que el proceso avance”. Su titular, José Antonio Gómez, abundó: "Tengo la convicción que todo el sector defensa; ministerio, Fuerzas Armadas y servicios dependientes, deben colaborar con rapidez y precisión a cada una de las consultas que emanen de los Tribunales de Justicia".

Tal vez no estemos bien informados, pero da la impresión que no le han hecho mucho caso al Gómez.

ClariNet