DEBATE-PLATAS-TATAN

Dos parlamentarios del momiaje
más peor, sin decirlo, se las han
arreglado para denunciar que
Don Dinero, en este caso
personalizado por el Chapo
Piraña, sigue aferrado al timón
de los dos barcos de la derecha.

Por Justo Calcante

Uno de ellos es el único parlamentario de la UDI que ha manifestado su intención de ser candidato presidencial, el diputado José Antonio Kast, hijo de una familia de latifundistas caracterizada por los horrores que cometió contra parceleros y campesinos tras el golpe de Estado de 1973. El otro es el senador Manuel José Ossandón, de Renovación Nacional, a quien el político-empresario, tiene hasta la coronilla con sus zancadillas y puñaladas por la espalda.

Esto prueba además, que en desafío a la opinión pública, los círculos del poder económico, los poderes fácticos, siguen manejando los hilos desde las sombras para mantener amarrados a sus intereses a los poderes públicos, un importante tema para discutir con miras a la elaboración de una Constitución.

Mientras más profundo y apasionado sea este debate, más difícil será para los autoproclamados dueños de Chile, seguir emboscados saboteando a la democracia para mantener sus bolsillos llenos. 

Volviendo a Kast, este dio a conocer su renuncia a su militancia en ese partido del pinochetismo civil, al que llegó de la mano del fallecido senador Jaime Guzmán, ideólogo de la dictadura. “Renuncio por una convicción meditada, profunda, de que la política tiene que cambiar“, afirmó a emisoras locales. “Fueron 20 años muy importantes de mi vida, y me voy con el mejor recuerdo de mis amigos”, agregó.

Pero lanzó un duro ataque: La UDI obedece a un “grupo controlador” encabezado por ex parlamentarios y ministros como Andrés Chadwick, Pablo Longueira, Jovino Novoa y Juan Antonio Coloma. “La ley natural de la vida es que uno tiene que darle espacios a los nuevos liderazgos. No puede ser que siempre las mismas personas tomen las decisiones“, afirmó.

Definió al actual presidente como neutral y matizó que se va de la formación. “No porque esté molesto con Hernán Larraín, creo que es una gran persona”, aclarando que “no me voy por un tema de corrupción, me voy por un tema de convicción”.

Larraín por su parte, desdramatizó la renuncia de Kast pero reconoció que la UDI pasa por uno de sus “peores momentos”. Luego lamentó la renuncia del diputado, a la vez que señaló que el legislador pudo haber sido el candidato presidencial del udiotismo si lo hubiera querido. Aunque Kast ha negado que el motivo de su salida de la tienda fuera la falta de apoyo de la UDI a su aspiración de postular a La Moneda, también acusó que sus coroneles están enfocados en la candidatura del Chapo Piraña.

"Respecto del tema presidencial nuestro partido no ha tenido un proceso de nominación y definición, hemos alentado a todos quienes quieran abrir un espacio que lo hagan. Lo hizo José Antonio y tenía todo el derecho a hacerlo, no hemos tomado una definición de cómo vamos a proceder, pero José Antonio bien sabe que él podía haber sido el candidato de nuestro partido, si él se lo hubiera propuesto", afirmó Larraín. "Si quiere seguir este camino en forma independiente también está en su derecho, nosotros queremos seguir trabajando como partido en forma institucional dentro de Chile Vamos" a Robar.

En RN las cosas no andan mejor. Luego que Manuel José Ossandón amenazara con renunciar a ese partido, RN, si no le dan "garantías" para participar en unas primarias presidenciales, la directiva juró que se harán y no serán truchas.

El senador se reunió con el mando supremo encabezado por el diputado Cristián Monckeberg, cita tras la cual expresó que "yo no voy a entregar un cheque en blanco, porque hoy las encuestas me favorecen. Soy competitivo y quiero ser candidato por RN, pero si la mayoría de la mesa no quiere que yo sea candidato, porque están jugados” por el Piraña. Si es así “que lo digan y trabajen públicamente por él, pero que me dejen a mí en libertad". La comisión política partidaria prometió que "se reafirma el compromiso de RN de participar en primarias abiertas y legales al interior de la coalición para definir el candidato presidencial del bloque, en el plazo que la ley establece".

Pero la instancia se puso ambigua: "RN iniciará una ronda de conversaciones al interior del partido para fijar el procedimiento de rigor que nos llevará a nominar el candidato presidencial militante RN que llevaremos a dichas primarias".

Como se ve, y Adimark justifica los pagos correspondientes sacando encuestas en que poco menos aseguran que la Nueva Mayoría y las fuerzas emergentes están a punto de estirar la pata, apenas reflejan que el sector conservador está profundamente quebrado y dividido y se basa no en realidades sino en un sueño de una noche de otoño.

ClariNet