DEBATE-DERECHA

Usando, por ahora, el pretexto del
proceso constitucional, emboscada
en los medios mercenarios y sus
silencios y las alharacas sobre
temas de tercera importancia, la
derecha intenta ocultar
sus graves divisiones.

Por Justo Calcante

El manto de engaño, algo realmente preocupante dado que atravesamos situaciones graves como el extremismo religioso, el cambio climático, las reiteradas amenazas de guerra y la agonía de los imperios que obedecen a la terrible lógica de que nunca la fiera es más peligrosa que cuando está herida de muerte, la gente necesita ser informada por un periodismo serio en sus planteamientos, sin que eso signifique perder el buen humor, y que tenga la posibilidad de expresar sus ideas cada cual en su trinchera.

Eso es precisamente algo que debe encontrar eco constitucional, un debate que no se debe soslayar dado que es vital la apreciación de las realidades, en su esencia, para la toma sensata de decisiones colectivas.

Chile Vamos a Robar, específicamente RN, vive una airada disputa presidencial con una serie de candidatos, tres abiertos como el Piraña, Manuel José Ossandón y Alberto Espina, mas uno que otro en las sombras como Andrés Allamand.

   

De los dientes para afuera, los momios aceptan la rebelión de algunos de sus políticos que desean participar en el proceso constituyente en marcha, por estimar que más allá de encuestas sesgadas, esto es imparable y nada más estúpido que hacerse a un lado.

Ante esta política ciega y sorda, Ossandón sostiene que es "un tremendo error político y una contradicción", la decisión de la alianza conservadora de marginarse institucionalmente de las discusiones públicas al respecto, tachándolo de "ilegítimo" por un lado y por el otro, dejando en libertad de acción a sus militantes respecto a su participación personal.

En medio de la tole-tole, el único diputado del enano partido Evópoli, Felipe Kast, dice que "nuestro partido defenderá ahora y siempre la participación ciudadana. Por ello, no abandonaremos un proceso al cual ya nos hemos incorporado. Muy por el contrario, instamos a nuestros militantes, adherentes y ciudadanos, a tomarse este espacio de diálogo. No nos restaremos de este proceso".

Kast, fue enfático en señalar que "utilizaremos todos los canales disponibles para reforzar nuestra defensa de las libertades individuales y para instalar formalmente nuestra visión de una Constitución mínima, por considerar que reflejan el camino más justo y beneficioso para nuestro país".

En otras palabras, cree que a río revuelto se puede sacar adelante una No Constitución (eso es mínima), que en el fondo deje todo en el aire. La locura sin calzoncillos.

Ossandón a su vez junto al diputado José Manuel Edwards, llamó a participar en los cabildos locales a pesar de las presuntas “ irregularidades del proceso”, señalando que "ya estamos parados en la cancha y más vale que juguemos".

Agregó que " creo que a pesar de que muchas cosas no nos gusten, esto es un hecho, y cuando hay un hecho, tú no tienes piso político, porque la derecha en la última encuesta Adimark (garantía de que la cifra debe ser peor) pesa 19 puntos y tiene un 80% de rechazo, por lo tanto no tienen piso político para oponerse a nada".

En ese sentido, el legislador precisó que "la primera batalla, la Nueva Mayoría ya la ganó, y nosotros al quedarnos afuera como taimados, al final vamos a quedar sin voz, vamos a quedar fuera del sistema. Reconozco que la cancha está dispareja, pero hay que jugar el partido porque es un hecho".

Incluso argumentó que es una "contradicción" el hecho de que el Consejo del bloque momiacho se oponga al proceso, pero deje en libertad de acción a sus militantes, fustigando que "si es ilegítimo ¿cómo deja en libertad? Yo los invitaría a que fueran a las ferias y a las poblaciones y se van a dar cuenta que la gente ya enganchó con esto, aunque no va a participar mucho, porque no lo entiende, pero ya la batalla comunicacional la ganó la Nueva Mayoría".

En relación a las críticas a quienes al interior de la oposición están por la participación -como él-, el senador manifestó que se trata de "la misma contradicción anterior, por un lado dicen que esto está viciado y por otro lado dejan en libertad de participar, debieran prohibir absolutamente, pero en el fondo es un nuevo error político y a mí me impresiona la falta de sentido común y de olfato político que tienen". Recalcó que seguirá convocando a la gente a participar en los encuentros locales, "con más fuerza porque se pone más pesada la cancha".

Luego reveló una parte de las disensiones internas, es decir, sus peleas con el Chapo Piraña. Al comentar su anuncio de que en marzo tomará una decisión sobre una eventual candidatura presidencial, Ossandón comentó que "para mí él es un candidato trabajando y lo que está esperando es si la cosa es fácil o no. Me parece muy bien que se defina en marzo, la vez pasada dijo en marzo anterior, después va a ser hasta que tenga la cosa clara que puede ganar".

El senador RN expresó que "yo creo que él, que hizo la ley de primarias va a ser el primero en querer participar. Segundo, él fue el que dijo que la gran primaria era la papeleta de la primera vuelta, cuando hizo lo mismo con Joaquín Lavín, por lo tanto, yo veo que hay un tremendo movimiento para evitar las primarias, dirigido por su equipo, pero no va a poder y va a tener que ir a primarias. Si yo no tuviera opciones de ganar, él iría a primarias altiro, si cuando tiene dudas de ganar, es cuando evita las competencias”.

En el fondo, aquí se ven tres derechas. La populista de Ossandón que entiende que al menos algo, lo menos posible, debe cambiar; otra refractaria a toda posibilidad de no mantener sus privilegios, la del Chapo; y una tercera, la de los avivados de Evópolis, que hacen sus propios cabildos para que nadie contradiga sus dementes ideas.     

ClariNet