DIA-COMO-HOY

Un día como hoy flamearon
alto todas las banderas.

Por Nancy Guzmán

Por primera vez elegíamos un Presidente socialista. Por primera vez un Presidente prometía lealtad al pueblo, ese que había desafiado al terrorismo de la derecha, de los patrones y de la Iglesia votando por un marxista.


Mientras la alegría se apoderaba de una parte del país, el Departamento de Estado, Eduardo Frei y la derecha no dormían.


Esa misma noche comenzaban a conspirar. 


Fubelt fue el plan diseñado por la CIA para impedir la llegada de Allende a La Moneda y Thomas Karamessine el agente destinado a llevarlo a cabo.

Primero puso en práctica el Trak I, para impedir su ratificación en el Senado.

Frei estuvo de acuerdo. Solo tenía que alentar a su partido a votar por Jorge Alessandri en el Congreso Pleno. Una vez elegido Alessandri, renunciara argumentando problemas de salud y se llamara a una nueva elección entre Allende y Frei, donde la derecha y la DC unida vencerían a Allende.

Tomic y gran parte de la DC se negaron a romper los acuerdos republicanos de dar por elegido a la primera mayoría, y decidieron apoyar a Allende en el Congreso Pleno, previo acuerdo de un Estatuto de Garantías Constitucionales para que resguardara las libertades. 

Salvador Allende había sido elegido con un 36,2% de los votos. No era el primero en llegar a la presidencia sin mayoría absoluta. Alessandri en 1958 obtuvo un 31,2 % de los votos y ningún partido político le exigió firmar un Estatuto de Garantías Constitucionales para ratificar su triunfo en el Congreso.

Era el Chile que dominaba, el que ponía las reglas de la democracia, la misma que asaltaría con cañones y rokets tres años después.. 

El 8 de octubre firmaron el Estatuto de Garantías Constitucionales Bernardo Leighton, Luis Pareto, Osvaldo Gianinni, Mariano Ruiz-Esquide, Luis Maira, Orlando Millas,Carlos Morales, Julio Silva, Mario Palestro y Juan Acevedo.

El 24 de octubre el Congreso Pleno ratificó a Salvador Allende como Presidente de la República, poniendo una lápida al Trak I y a los deseos de Frei de gobernar por otros seis años más.


Poco duraría la tranquilidad. La CIA había puesto de inmediato en marcha el Trak II corrompiendo a militares, entregando armas y dinero a la ultraderecha para realizar actividades terroristas que impidieran el ascenso de Allende a la presidencia. 


Hubo varios planes en marcha, pero se optó por secuestrar al Comandante en Jefe del Ejército para culpar a la izquierda y producir un levantamiento militar.
Todo se inició con atentados dinamiteros firmados a través de panfletos por un supuesto grupo de extrema izquierda llamado Brigada Obrera Campesina (BOC). Estas acciones estuvieron a cargo de Enrique Arancibia Clavel. 

Antes del crimen del general René Schneider hubo dos intentos de secuestros fallidos en su contra.

El 22 de a las 7 de la mañana comenzó la Operación Alfa, donde participaron los criminales Juan Diego Dávila Basterrica, Luis Gallardo Gallardo, Carlos Labarca Metzger -quien sería agente de la Dina e integrante del grupo que terminó con la vida de Carlos Prats y su esposa en Buenos Aires, posteriormente se encargaría de la seguridad del empresario Ricardo Claro Valdés-, Rafael Fernández Estuardo, Carlos Silva Donoso, Jorge Medina Arriaza, Jaime Requena Lever, Luis Hurtado Arnés, Esmundo Mario Berríos, Jaime Melgoza Garay, Juan Luis Bulnes Cerda, Diego Isquierdo Menéndez, Andrés Widow Antonic, Rodolfo Bey y Eduardo Maffei Reyes. 


La memoria nos convoca a recordar las victorias y a no olvidar a los criminales que se visten de demócrata cuando le conviene y se preparan para matar cuando peligra su dominio.

ClariNet