ALGO-DE-JUSTICIA

Yerno del “Mamo” Contreras
recibe condena por
asesinato de dirigentes
del MIR.
 

Por Orlando Carter Cuadra

La condena del juez Mario Carroza estableció las responsabilidades del oficial del Ejército en los homicidios de Bautista Van Schouwen Vasey y Patricio Munita Castillo, ocurridos en diciembre en 1973. 

El oficial en retiro Orlando Carter Cuadra, yerno de Manuel Contreras, fue condenado a la pena de 10 años y un día de presidio, por los homicidios calificados de Bautista Van Schouwen Vasey y Patricio Munita Castillo, ambos pertenecientes al Movimiento de Izquierda Revolucionario (MIR).

Los hechos ocurrieron el 13 y 14 de diciembre de 1973, en la Región Metropolitana.

El juez Mario Carroza estableció que ambos dirigentes fueron ubicados en una parroquia de la Congregación de los Padres Capuchinos, ubicada en calle Catedral 2345, en la comuna de Santiago.

“Encontrándose en dicho lugar el día 13 de diciembre de 1973, en horas de la tarde, fueron detenidos por personal de Ejército vestidos de civil, quienes eran apoyados por un contingente de Carabineros y un bus institucional, los que ingresaron a la parroquia y les detuvieron ilegalmente, conjuntamente con un párroco de la congregación, el padre White, que al parecer es quien informa a los militares sobre su paradero”, detalla el fallo. Y agrega: “Efectuada la detención por los agentes del Estado que comandaba Marcelo Moren Brito, les suben al vehículo y les habrían llevado a un sitio, que por los antecedentes reunidos no fue posible establecer, pero sí se puede afirmar que correspondería a un lugar clandestino de detención”.

La resolución añade que “al día siguiente -14 de diciembre de 1973- los cuerpos de ambos detenidos, Munita y Van Schouwen, son descubiertos por efectivos por efectivos de Carabineros de la tenencia Villa Macul sin vida frente al N° 600 de la Avenida Américo Vespucio, sin identificación y muertos a consecuencia de múltiples heridas a bala recibidas por la espalda, que les ocasionaron efectivos militares comandados por el teniente Orlando Carter Cuadra”.

Luego de esto, se agrega, “los cuerpos posteriormente fueron levantados del lugar y llevados al Servicio Médico Legal, donde se les practica la autopsia y efectuada, se les sepulta en el Cementerio General, Patio 29, como NN”.

De acuerdo al fallo, “a raíz de diligencias posteriores de familiares de Patricio Munita Castillo se tuvo la oportunidad de exhumar su cuerpo e identificarlo, como también la revisión de los antecedentes de la autopsia practicada al otro cuerpo inhumado no identificado, pudo establecerse según informe de dactiloscopia efectuado en el mes de diciembre de 1973, que éste correspondía a Bautista Van Schouwen Vasey, cuyos restos al también después fueron exhumados por agentes de la DINA y cremados en el mismo cementerio”.

La resolución también consideró una condena al Fisco, correspondiente al pago de una indemnización de $220.000.000 a los familiares de las víctimas.

ClariNet