CARMONA

Las condenas de 10 años y un día
de presidio recaen sobre Miguel
Krassnoff Martchenko, Enrique
Sandoval Arancibia, Manuel Provis
Carrasco, José Fuentes Torres,
Luis Torres Méndez y Basclay Zapata
Reyes. En tanto, revocó el fallo y
dictó la absolución de la agente
Teresa Osorio Navarro.

La Corte de Apelaciones de Santiago ratificó la sentencia que condenó a seis agentes de la Central Nacional de Informaciones (CNI), por su responsabilidad en el delito de homicidio calificado del periodista y militante del MIR, Augusto Carmona Acevedo, ilícito perpetrado el 7 de diciembre de 1977, en Santiago.

En fallo unánime, la Quinta Sala del tribunal de alzada confirmó las condena a 10 años y un día de presidio Miguel Krassnoff Martchenko, Enrique Sandoval Arancibia, Manuel Provis Carrasco, José Fuentes Torres, Luis Torres Méndez y Basclay Zapata Reyes. En tanto, revocó el fallo y dictó la absolución de la agente Teresa Osorio Navarro.

En su fallo de primera instancia, el ministro en visita Leopoldo Llanos logró establecer que el 6 de diciembre de 1977, agentes del organismo represor de la dictadura detuvieron a los militantes del MIR Horacio Marotta y Diana Duhalde, quienes fueron trasladados desde la Región de Valparaíso a Villa Grimaldi, en Santiago, donde fueron interrogados y torturados.

Al día siguiente, como consecuencia de las anteriores detenciones, fue aprendida Inés Naranjo Ponce, también militante del MIR -quien era enlace de Augusto Carmona Acevedo que entonces era dirigente nacional de la organización.  Carmona fue el jefe de prensa de Canal 9 y redactor de la Revista Punto Final.

Inés Naranjo bajo torturas reveló su domicilio, ubicado en calle Barcelona 2425 en la comuna de San Miguel. Inés, también periodista, falleció ya hace algunos años en el exilio en Suecia.

Aproximadamente a las 20:30 horas del 7 de diciembre de 1977, una veintena de vehículos llegó hasta el domicilio de Carmona, que fue allanado por agentes de la CNI. “Entraron disparando, pero se percataron que no había nadie, quedándose al interior del inmueble”, indica el fallo.

“Alrededor de la medianoche –continúa el escrito– llegó caminando por la calle, rumbo a su domicilio Augusto Carmona Acevedo, el que se paró frente al umbral de la vivienda ya individualizada y extrajo unas llaves para abrir la cerradura de la puerta. En ese momento le dispararon desde dentro del inmueble, en dos o tres oportunidades, cayendo en la acera”.

La resolución agrega que “acto seguido, los agentes que se encontraban en el interior de la casa ingresaron al inmueble con el cuerpo de Carmona Acevedo, para luego abandonar el sitio del suceso, quedando en dicho lugar el cadáver de la víctima, el que posteriormente fue levantado por orden de un fiscal militar, y trasladado al Servicio Médico Legal, donde se le practicó la autopsia de rigor”.

En el aspecto civil, la corte también confirmó la sentencia que ordena al fisco pagar una indemnización de $200.000.000 a los familiares de la víctima, por concepto de daño moral.

ClariNet