Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\SiteApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/templates/jomi/styles/jomi/layouts/com_content/article/default.php on line 37

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\CMSApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/libraries/src/Application/SiteApplication.php on line 275

FLORES-PALME

Termino de ver una teleserie
Sueca sobre el asesinato de
Olof Palme,un triller, ficción
parecido a la realidad, una
reinvestigación policial después
de varios años de ocurrido el
atentado y se me viene el
recuerdo de esa noche y mi
cercanía con esa tragedia.

Por Horacio Marotta R.

Estuvimos en el cine cerca de él y su mujer, ellos, dos o tres filas más adelante, lo comentamos con mi querida amiga de entonces, de ahora y de siempre, Aida Cerro.

Solo sé que salimos de la sala antes que ellos, caminamos tranquilamente en una noche estrellada y muy fría… en una calle central, llena de gente, nos fuimos, sin saber lo que había ocurrido a pocos metros tras nuestras espaldas.

“Recuerdo lo hermosa de la película y la noche maravillosa de invierno, helada, pero en gran paz, de esa caminatas en que no se sentían las pisadas, donde a lo mejor, por allí escondidos estaban los asesinos.

Nosotros, del brazo, tranquilamente fuimos a cenar a aquel delicioso restaurant, donde tan bien te recibían en italiano: Mamma Rosa, a pasos del cine; aunque no recuerdo la calle; solo recuerdo que era una de las avenidas principales en el centro de Estocolmo.

Que hicimos después querido, probablemente fuimos a casa, y tuvimos una noche rica, bajo las cobijas, noches que llenaron de alegría aquellos días difíciles de invierno”.

Comiendo sentimos el ulular de las sirenas policiales. Alguien que nos atendía nos dijo que había ocurrido un “incidente”, que era un baleo, que había un herido en la esquina. Nadie sabía a ese minuto quien era el “herido”.

Recién nos enteramos al día siguiente al encender el televisor y quedar absolutamente pasmados.

“Del día posterior; recuerdo haber comentado contigo; que al menos Olof Palme, disfrutó la película, lloró y gozo con la música y camino como nosotros, en la noche fría, tranquila y relajada de Febrero escandinavo, sin escuchar quienes los acechaban. Para mí, están casi bloqueado esos recuerdos, solo tengo en mi memoria sentimientos de pánico, desamparo, de gran inquietud sobre el futuro, como si otro Golpe, se avecinaba, y muchísimo dolor!!!  será para los que fuimos sus protegidos, siempre un dolor y valoraremos su coraje para declarar palestina un Estado soberano, para boicotear a la Dictadura de Pinochet, para abrazar la causa contra el Apartheit, en fin un gran luchador!!”

Palme y su esposa decidieron ir aquella noche al "Grand Cinema" con muy poca antelación. Lisbet Palme había comentado que podría ir al cine con su marido durante la tarde, cuando estaba trabajando, y llamó a su hijo Mårten a las cinco para hablar de la película que se proyectaba en el "Grand Cinema", Bröderna Mozart (Los hermanos Mozart, dirigida por Suzanne Osten). 

Olof Palme no conoció esos planes hasta que llegó a casa a las seis y media, cuando habló con su hijo por teléfono. Para ese momento, Palme ya había rechazado la protección del servicio de seguridad. Finalmente Olof y Lisbet decidieron reunirse con Mårten y su esposa, que ya habían comprado entradas. Tomaron la decisión aproximadamente a las ocho de la noche.

Después del asesinato, la policía registró el piso de Palme, además de los lugares de trabajo de Lisbet y Mårten en busca de dispositivos de vigilancia ocultos, pero no encontraron ninguno.

El "Grand Cinema", situado en la avenida Sveavägen en Estocolmo, desde donde iniciaron su paseo los Palme. El asesinato se produjo tras caminar unos 400 metros hasta el cruce con Tunnelgatan.

A las ocho y media los esposos salieron de su apartamento sin protección, de camino a la estación de metro de Gamla Stan. Varias personas presenciaron ese breve paseo a la estación y, según la investigación de la policía, se fijaron en la ausencia de guardaespaldas. Era una costumbre relativamente frecuente en Palme, el cual, a pesar del puesto que ocupaba, intentaba hacer una vida normal.

La pareja tomó el metro hasta la estación Rådmansgatan, un trayecto de tres estaciones desde Gamla Stan. Desde ahí caminaron al cine. Se encontraron con su hijo y su mujer fuera de éste a las nueve. Olof Palme aún no había comprado las entradas y casi no quedaban. Sin embargo, al reconocer al primer ministro, el taquillero quiso que la familia Palme se sentara en las mejores sillas, y les vendió las butacas reservadas al director del cine.

Después de ver la película, la familia Palme se quedó fuera del cine durante unos momentos, separándose a las once y cuarto. Aunque la temperatura era fría y su hijo les dijo que tomaran un taxi, prefirieron pasear. 

El matrimonio se dirigió en dirección sur por la acera oeste de Sveavägen, hacia la estación de metro de Hötorget. Cuando llegaron a Adolf Fredriks kyrka ("La iglesia de Adolfo Federico"), cruzaron la calle Sveavägen y continuaron caminando por la acera opuesta. Pararon durante un momento para mirar algo en el escaparate de una tienda antes de enfilar hacia la entrada de la estación de metro.

A las 23:21, a muy poca distancia de la entrada de la estación, un hombre descrito por la policía como de 35 a 40 años, de cabellera tupida y vestido con un abrigo oscuro (posteriormente se identificaría como una chaqueta de esquí azul)  apareció y disparó a Palme a quemarropa. El primer ministro fue alcanzado por dos tiros, uno en la espalda que le atravesó el pecho, y otro en el abdomen. Uno de ellos hirió levemente a su esposa en la espalda. 

Después, el agresor salió corriendo hacia el este por la calle Tunnelgatan, subió las escaleras a la calle Malmskillnadsgatan y cruzó hacia la calle David Bagares gata, donde fue visto por última vez.

Anders Delborn, un taxista testigo de la escena, usó su radio para dar la voz de la alarma. Dos jóvenes que se encontraban cerca del escenario del tiroteo auxiliaron al herido: uno intentó realizarle el boca a boca, y la otra intentó un masaje cardíaco que llegó a reanimarle unos segundos.

Aunque tanto la policía como una ambulancia llegaron en pocos minutos y Palme fue llevado de inmediato al hospital Sabbatsberg, ingresó ya cadáver (a las 00:06 del 1 de marzo de 1986). Los disparos recibidos habían rasgado la aorta y afectado a la columna vertebral.

Y ESE DIA SUECIA CAMBIO

De una democracia abierta, en qUe el primer ministro caminaba por las calles sin escolta (aún no se sabe por qué, porque la tenia, aunque muy reservada y poco visible) los ministros circulaban en bicicletas hacia su trabajo, otros en el metro.

Se vino la realidad, se cayó el mundo en pocos minutos, comenzó la “caza de brujas”, primero contra los curdos (por opción racista de la policía y su jefe) ya que Palme los había apoyado abiertamente y los había recibido como refugiados políticos sin distingos de partidos.

En general se desató una ola de racismo que hasta ese minuto no existía.

La ultraderecha, muy pero muy infiltrada en la policía, con escuadrones nazis, salió a la luz pública.

El gobierno socialdemócrata quedó estupefacto con el atentado y no supo como reaccionar.

Suecia no estaba preparada para un escenario como el que se dio. Nadie se lo imaginaba y no había Plan B.

EL FUNERAL

El pueblo sueco, y especialmente los inmigrantes y refugiados, los latinos y chilenos en primer lugar, acudimos en masa a despedirlo, con flores rojas, con carteles con cánticos.

Fue una ceremonia sobria pero intensamente emotiva, especialmente para los chilenos, cuando Arja Saijonmaa, cantante finlandesa-sueca, canto a capela el Gracias a la Vida de nuestra Violeta Parra que era la canción favorita de Olof.

La investigación

El asesinato de Palme no se ha resuelto, lo que ha dado lugar a numerosas teorías alternativas en torno a los hechos, con mayor o menor apoyo probatorio.

Muchas de ellas se basan en las firmes posturas defendidas por Palme en política internacional, que le habrían creado numerosos enemigos.

En todo caso, la investigación avanzó dando tumbos desde el inicio (en la que se sucedieron errores como el no acordonar la zona adecuadamente, lo que pudo eliminar pistas; de hecho uno de los dos cartuchos fue encontrado, por esa razón, por un turista indio). 

Algún autor ha apuntado «la investigación fue una auténtica chapuza desde el primer momento. No acordonaron la zona, dejaron escapar a los culpables, las filtraciones eran constantes, el sumario se traspapelaba…». La alarma nacional tardó una hora y media en decretarse, lo que pudo asimismo facilitar la huida del autor en un país pequeño como Suecia.

La primera detención apuntaba a la ultraderecha sueca (el hombre de 33 años), pero pronto fue descartada.

Posteriormente el empeño del comisionado de policía de Estocolmo Hans Holmér en la pista kurda acabó en fiasco. La detención y juicio de Petterson también concluyeron en fracaso. Tras esas tres líneas de investigación, se han sucedido declaraciones inculpatorias, rumores y teorías más o menos cercanas a la conspiración.

Un elemento a favor de las teorías que implicasen un complot a gran escala fueron las declaraciones de los policías a cargo de la investigación de que las balas disparadas con el arma homicida (una Smith & Wesson 357 Magnum) pertenecían al tipo rompedor, poco habitual en la época y susceptibles de atravesar un chaleco antibalas. Posteriormente esta afirmación acerca de su rareza sería desmentida por otras fuentes.

Otro de los elementos que no han permitido cerrar el caso es precisamente la falta del arma homicida. Durante años, la policía ha investigado cientos de pistolas modelo Smith & Wesson .357 Magnum en su busca. En 2006, siguiendo una pista enviada al periódico Expressen, se recuperó un revólver de ese tipo de un lago en Dalecarlia, en el centro de Suecia. El número de serie confirmó que había sido empleado en 1983 en un atraco a una oficina de correos en Mockfjärd. La llamada pistola Mockjärd ya se buscaba desde hacía años en relación con ambos delitos, debido a que la composición química de las balas utilizadas tanto en el magnicidio como en el atraco coincidían. 

El arma se envió al Laboratorio Nacional de Ciencia Forense en Linköping; sin embargo, éste concluyó que las pruebas realizadas no podían confirmar su utilización en el asesinato de Palme, dado el estado de oxidación en que se encontraba.

A continuación se encuentran, por orden cronológico, las líneas de investigación principales que siguieron las autoridades suecas.

El hombre de 33 años

Un extremista de derecha sueco, Victor Gunnarsson (los medios de comunicación lo denominaron 33-åringen, "el hombre de 33 años", dado que estaba prohibido publicar el nombre hasta que fuese demostrada la culpabilidad)  fue detenido en relación con el asesinato por primera vez el 8 de marzo, aunque fue liberado esa misma tarde. De nuevo fue detenido el 12 de marzo y puesto bajo custodia el día 17. Gunnarsson se encontraba cerca de la escena del crimen en el momento de su comisión, se afirmaba que disponía de un revólver parecido al utilizado y había expresado en varias ocasiones su odio a Palme.

Sin embargo, Gunnarson fue liberado el 11 de abril, tras una disputa entre la policía y los abogados del detenido.  Se acusó a la policía de haber forzado los testimonios e incluso de amañar pruebas para encontrar un culpable ante la presión de la sociedad sueca.  Aunque continuó siendo objeto de escuchas telefónicas durante un tiempo,  sólo unos meses más tarde del asesinato, el 16 de mayo de 1986, el fiscal decidió cerrar la investigación sobre el que fue el primer detenido con relación al crimen.

Gunnarsson tenía vínculos con varios grupos extremistas, entre ellos el Partido Europeo del Trabajo (Europeiska arbetarpartiet), la rama sueca del Movimiento LaRouche.30 Se encontraron folletos hostiles a Palme en su casa, ubicada en las afueras de Estocolmo.

Posteriormente, Gunnarsson se trasladaría a los Estados Unidos, donde murió asesinado ocho años después, aparentemente en un crimen pasional sin relación alguna con el caso. Sus conocidos afirmaron que había confesado el asesinato a Palme.

La pista kurda

Hans Holmér era el comisionado de la policía de Estocolmo en el momento del asesinato de Palme. En las semanas posteriores al asesinato obtuvo mucha notoriedad por su poco usual forma de llevar la investigación.  Fue el promotor de la llamada pista kurda, proporcionada de la inteligencia sueca (supuestamente de su agente Bertil Wedin), y según la cual el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) habría sido responsable del asesinato.

Según unas cintas grabadas a militantes de Estocolmo y Hamburgo, en las que se hablaba de una "boda" cuyos preparativos deberían culminarse, supuesto lenguaje en clave para referirse a la operación que acabaría con la vida de Palme.  Esta hipótesis causó la detención de varios kurdos residentes en Suecia relacionados con el PKK. No obstante, la línea de investigación basada en esta pista no llevó a la resolución del caso y finalmente acabó con Holmér siendo apartado de la investigación.

La pista kurda acabó incluso provocando la caída de la ministra de Justicia, Anna-Greta Leijon, por haber autorizado una investigación al margen de la oficial cuando la línea de investigación se abandonó (el denominado escándalo Ebbe Carlsson, por el nombre del editor y periodista que financiaba dicha investigación paralela).

La pista kurda se reavivó en 1998, gracias a la confesión de un antiguo comandante desertor del PKK, Semdin Sakik, que aseguró que el PKK había asesinado a Palme, confirmando la teoría de la "Operación Boda".

Posteriormente, en abril de 2001, un equipo de agentes de la policía sueca entrevistó en una prisión turca al líder del PKK Abdullah Öcalan acerca de unas afirmaciones que éste realizó en 1999 durante el juicio celebrado en Turquía contra él. Preguntado acerca de la implicación en el asesinato de Palme del PKK, dirigido por Öcalan en aquellas fechas, afirmó que él únicamente había sido informado de que una escisión de dicho partido, el PKK Rejin encabezado por su exmujer Kesire Yildirim, habría cometido el asesinato. "Han intentado cargarme con esa conspiración", afirmó.  En el curso de ese juicio Öcalan realizó múltiples acusaciones de las que carecía de pruebas.  La visita del equipo a Turquía fue en vano.

En 2007 surgieron nuevas afirmaciones sobre la complicidad del PKK en el asesinato de Palme durante la investigación Ergenekon, en curso desde octubre de 2008.

Christer Pettersson, el loco suelto

En diciembre de 1988, casi tres años después de la muerte de Palme, Christer Pettersson, un delincuente de poca monta, drogadicto y alcohólico con una lesión cerebral, que previamente había sido detenido por homicidio sin premeditación, fue detenido por el asesinato de Palme.  Fue reconocido por Lisbet Palme en una rueda de reconocimiento como el asesino. 

En el juicio, declararon numerosos testigos, la mayoría de ellos pertenecientes a los bajos fondos de Estocolmo, que en alguna ocasión incluso se desdijeron de declaraciones inculpatorias. 

Pettersson fue juzgado y condenado en primera instancia por el asesinato (ocho miembros formaban el jurado, dos "técnicos" juristas y seis sin formación jurídica; los primeros votaron por la absolución y los segundos por la condena)  pero posteriormente fue absuelto e indemnizado por el Tribunal Supremo sueco.

Su apelación tuvo éxito por tres razones principales: la falta del arma homicida, la inexistencia de un móvil claro y las dudas acerca de la fiabilidad del testimonio de la esposa de Palme.  Sobre ese último punto, un comentario espontáneo de Lisbet durante la confrontación ocular con el acusado, sobre su condición de alcohólico, pudo haberle restado credibilidad.

A finales de la década de 1990 se dieron a conocer nuevas pruebas contra Pettersson, que dieron pie a que la fiscalía pidiera la reapertura del juicio contra Petterson. Una de ellas consistía en el testamento entregado a su abogado, Pelle Svensson, por un compañero de celda de Petterson fallecido en 1993, Lars Tingström. En él se contendría información suficiente para condenar a Petterson, incluyendo datos sobre el arma del crimen, que identificaba como una pistola Magnum y que estaría en manos del acusado la noche del crimen.

Otro testimonio, procedente de un vendedor de armas que también había muerto, incluía la afirmación de que entregó un revólver de la misma marca y calibre que el utilizado a Pettersson. Finalmente, también se conoció una confesión hecha por carta por el propio Petterson. La fiscal principal, Agneta Blidberg, sopesó reabrir el caso. Sin embargo reconoció que únicamente con una confesión no sería suficiente:

[Petterson] debería decir algo sobre el arma homicida, porque el tribunal de apelaciones puso esa condición en su fallo. Esa sería la única prueba que se podría citar como una razón para reabrir el caso.

El caso legal contra Pettersson quedó por tanto cerrado.

En febrero de 2006 el canal de televisión de Suecia SVT emitió un documental en el que los socios de Pettersson afirmaban que éste había confesado su papel en el asesinato, explicándoles que había sido un caso de confusión de identidad. Pettersson habría querido matar a un traficante de drogas que caminaba, con una ropa parecida, por la misma calle que Palme aquella noche. El programa también sugería que había habido más vigilancia policial que la reconocida, debida precisamente a las actividades relacionadas con las drogas en la zona. La policía habría tenido varios agentes en pisos y coches en Sveavägen, pero cuarenta y cinco minutos antes del asesinato se habrían retirado.

A la luz de estas últimas revelaciones, la policía sueca emprendió la revisión del caso. No obstante, el periódico Dagens Nyheter del 28 de febrero de 2006 ridiculizó el documental, alegando que el director del mismo había fabricado afirmaciones, omitiendo otras pruebas contradictorias.

En 2007 se hizo público que Pettersson habría confesado en 1986 por carta el asesinato a su novia. Sin embargo, los expertos dudan que únicamente la "confesión" de Pettersson llevase al cierre definitivo del caso.

Christer Pettersson murió el 29 de septiembre de 2004, de una hemorragia cerebral.  Lisbet Palme siempre ha sostenido que fue el responsable del magnicidio.

Yo sé que lo que yo digo ahora ya no tiene relevancia, pero yo sé quien es el asesino. Como no se condenó a nadie tal vez existe la idea de que el asesino de Olof Palme no existe, pero esa no es la verdad. La realidad es que existe un culpable.

Lisbet Palme, sobre Christer Petterson.

La teoría sudafricana

Diez años después del asesinato, a finales de septiembre de 1996, el coronel Eugene de Kock, exjefe de los servicios de seguridad surafricanos, declaró ante la Comisión de la Verdad de Pretoria que Palme había sido asesinado porque "se había opuesto firmemente al régimen del apartheid, y Suecia había dado ayudado económicamente de forma sustancial a Congreso Nacional Africano".  De Kock llegó a afirmar que conocía al responsable del asesinato de Palme, al que identificó como Craig Williamson, un excolega y superespía sudafricano. Williamson sería el responsable de la llamada Operación Long Reach, nombre del plan diseñado para asesinar a Palme.

Unos días después Dirk Coetzee, jefe de Williamson y predecesor de De Kock, identificó a Anthony White como el asesino de Palme. White era un antiguo miembro de las fuerzas especiales de la Rodesia de la segregación racial, con vínculos con los servicios de seguridad de Sudáfrica, que residiría en el norte de Chipre desde 1985.  En octubre de 1996, los investigadores policiales suecos fueron a Sudáfrica, pero no pudieron conseguir pruebas para corroborar lo que De Kock había afirmado.

Un libro publicado en 2007 sugirió que un agente del Departamento de Cooperación Civil de alto rango, Athol Visser (conocido como 'Iván el Terrible') fue el responsable del planeamiento y ejecución del plan para asesinar a Palme.

Otras teorías:

La Fracción del Ejército Rojo

La Fracción del Ejército Rojo (RAF) alemana, conocida también como la banda Baader-Meinhof, asumió la responsabilidad por el asesinato de Palme a través de llamadas telefónicas a una agencia de noticias de Londres y a cuatro diplomáticos suecos en Bonn. Supuestamente le habrían asesinado porque era el primer ministro sueco durante el asalto a la embajada alemana en Suecia en 1975, que resultó un fracaso para la RAF. Afirmaron que el asesinato fue realizado por el 'comando Holger Meins'. Los medios jurídicos de la RFA dieron cierta credibilidad a dichas llamadas en un primer momento. Sin embargo, no se ha encontrado ninguna prueba de dicha autoría, considerándose una maniobra propagandística de dicho grupo.

La pista chilena

El periodista sueco Anders Leopold, en su libro de 2008 Det svenska trädet skall fällas ("El árbol sueco debe ser derribado"), afirmó que el nacionalista chileno Roberto Thieme, exyerno del dictador Augusto Pinochet, fue el asesino de Olof Palme.

Thieme encabezaba el ala más "dura" de Patria y Libertad, una organización política de extrema derecha. Según Leopold, Palme fue asesinado porque había dado asilo político a numerosos chilenos de izquierdas después del golpe que derrocó a Salvador Allende en 1973.

No hay ninguna evidencia de las conjeturas que apuntan a Chile, más allá de las declaraciones de otro agente de la DINAMichael Townley, que afirmó haber recibido órdenes para asesinar a Palme durante una visita a Madrid, y que éste estaría incluido en una lista negra de personas a eliminar por sus críticas al régimen chileno.

El tráfico internacional de armas. Bofors: la India y la guerra Irán-Irak

En alguna ocasión se ha relacionado el asesinato con un crimen de características mafiosas relacionado con un caso de soborno que implicaría a la empresa fabricante de armas sueca Bofors (el conocido como affair Bofors). El escándalo estaba relacionado con el pago de más de cuarenta millones de dólares en sobornos a funcionarios y políticos indios para obtener la concesión de un contrato de suministroDE obuses por un valor de 1.400 millones de dólares. El escándalo acabaría por hacer caer al gobierno de Rajiv Gandhi.

En 1987 la televisión sueca emitió un documental (The Bofors Affairs) en el que se detallaban las exportaciones ilegales de Bofors, en particular la efectuada con la India en 1986, y especulaba con el conocimiento que Palme pudiera tener de dichas operaciones.  En su libro de 2005 Blood on the snow: the killing of Olof Palme ("Sangre en la nieve: el asesinato de Olof Palme"), el novelista e historiador aficionado Jan Bondeson daba credibilidad a la relación con el tráfico de armas del asesinato.

Parte de la relevancia otorgada a esta teoría tiene que ver con la coincidencia de que, el día de su muerte, Palme se reunió con el embajador iraquí en Suecia, Mohammed Said Al Sahaf. Éste le habría informado de que Bofors había estado suministrando misiles tierra-aire a Irán en la guerra irano-iraquí, pese a estar prohibido para cualquier compañía sueca vender armas a países en guerra. Asimismo, le habría dado a conocer los datos de la venta de armas a la India, confirmando los sobornos a autoridades públicas.

En todo caso algunas personas relevantes han manifestado su convencimiento sobre la relación del crimen con la venta de armas. Entre ellas, la presidenta de la Fundación Internacional Olof PalmeAnna Balletbó («Suecia es un país neutral, pero exporta armamento. Cuando estaba en la oposición, Palme fue mediador de Naciones Unidas en la guerra Irak-Irán, y cuando regresó al poder en 1982 decidió que no se vendieran armas a ninguna de las partes»).  El propio secretario general de la ONU en aquella época, Javier Pérez de Cuéllar, lamentaba haber permitido a Palme seguir mediando en temas de desarme cuando inició su segunda época como primer ministro.

Otras

Las teorías sobre el asesinato de Palme han apuntado en múltiples direcciones, algunas de ellas mezclando varias líneas de investigación. En algún momento se ha apuntado a una posible responsabilidad de la CIA, los servicios secretos ingleses o el Mossad israelí,  todas ellas en colaboración o no con la ultraderecha sueca.

Dichas sugerencias tendrían como móvil la decidida actitud crítica del primer ministro sueco ante algunas de las políticas del bloque occidental durante la Guerra Fría. Especialmente duro se mostró contra la política norteamericana en Vietnam, cuando en 1972 llegó a comparar los bombardeos sobre Hanoi con los mayores horrores del siglo XX, como el bombardeo de Guernica, los campos de concentración nazis como Treblinka o la masacre de Katyn.  Ello provocó la expulsión del embajador sueco en EEUU por el entonces presidente estadounidense Richard Nixon.

Suecia, gobernada por Palme fue el único país del mundo que dió asilo a los desertores militares de la guerra de Vietnam, la mayoría de ellos afros o latinos.

Estando en el exilio en Estocolmo me tocó conocer a varios de ellos.

Progresistas aliados de las causas justas, muchos de ellos enrolados en el Chilekomitee.

Fueron los primeros negros que pisaron territorio sueco.  Ellos me contaban que en la calle los niños los miraban sorprendidos y hasta que algunos les pasaban el dedo con saliva por la cara para ver si estaban pintados.

Hicieron familia.  Las rubias suecas se enloquecieron con ellos y hubo una gran cantdad de matrimonios mixtos, con hijos maravillosos, ya en m época lolas y lolos, mestizos maravillosos, entre dorados y plateados, hermosos felices, inigualables.

LOS QUE FALTA EN ESTA LISTA

EL MOSSAD ISRAELI

Palme se jugo por la autonomía palestina y en contra de las constantes agresiones israelíes contra ellos.

Intento y logro reuniones en busca de consolidar un acuerdo de paz, se reunió más de una vez con Arafat y otros líderes palestinos.

En 1983, febrero, me tocó asistir como periodista al Congreso de la Internacional Socialista en Albufeira Portugal.

Olof Palme era el secretario general y Wiilly Brandt el Presidente de la IS.  En concordancia con el anfitrión, el primer ministro portugués  Mario Soares y ambos dirigentes de la IS, por primera vez en la historia se invitó a un representante de la OLP palestina a un evento de esta naturaleza. Issam Sartawi. 

Yo estaba alojado en un cabaña anexa al hotel del evento con mi gran amigo Lars Karlsson traductor e intérprete de Palme en todas sus giras y actividades en el exterior.  Habla de corrido 7 idiomas.  Estaba y está casado con Irmtraut Leirer, entonces senadora austríaca y presidenta de la Internacional Socialista de Mujeres.

Habían  líderes y jefes de gobernó de todo el planeta. Entre ellos Daniel Ortega que había conquistado el poder en una revolución victoriosa en Nicaragua (en esos tiempos aun era revolucionario y decente).

La “seguridad” portuguesa para un evento de tanta envergadura era un chiste, una farándula, un fracaso total.

En la mañana del 10 de abril, Sartawi fue baleado y asesinado en el lobby del hotel por un sicario que logró huir sin que nade de la seguridad lograra enfrentarlo.

Escuchamos los tiros desde nuestro alojamiento, era muy de mañana y las sesiones se iniciaban un par de horas más tarde.

Irmtraut salió a ver qué pasaba y regreso demudada y en shock relatándonos lo que había ocurrido.

Caos total, la policía y la seguridad no daban pie en bola palos de ciego, algún efecto en los controles de credenciales para ingresar al hotel, nada que se parecerá a una investigación seria.

En la sala de sesiones quedó la corredera, guardaespaldas de varios líderes sacando a sus protegidos, varios con sus armas a la vista.

El Mossad en acción.  Creo que desde entonces tenían a Palme en la mira.

Irmtraut, austríaca, dejó ya hace años todos sus cargos públicos y se ha dedicado, con un gran éxito, a escribir novelas policiales traducidas a varios idiomas (lamentablemente aún no están en español).

MARRUECOS Y EL SAHARA

Palme se metió en cuanto conflicto complicado se podía meter.  Apoyó la lucha del pueblo saharaui con todo, conflicto que aun dura, con la complicidad española.

No se cree muy posible que los marroquíes hayan tenido la capacidad operativa y de inteligencia para planificar un atetado de este tipo, pero no es absolutamente descartable.

¿Y ENTONNCES?

Palme tenía enemigos en todas las latitudes, con diferentes ideologías o enconos, con diferentes posibilidades logísticas y operacionales.

Lo claro es que el magnicidio hasta hoy no ha sido resuelto y es imposible desechar ninguna hipótesis.

Tampoco las internas.

La teleserie con que partí este artículo (sin contarles el final), ficción bien basada en la realdad, apunta a una conspiración interna, desde la policía hasta el servicio secreto sueco.

Estado actual

El asesinato de Olof Palme ha dado lugar a la formación en Suecia de tres comisiones gubernamentales. La última publicó un extenso informe el 29 de junio de 1999 en el que criticaba duramente la investigación del crimen, que habría subestimado o incluso ignorado numerosos indicios (refiriéndose expresamente a una posible conexión entre policías suecos y sudafricanos con ideología de extrema derecha).

Desde la comisión del asesinato hasta la actualidad ha habido un grupo de la policía sueca (el "grupo Palme") dedicado a la investigación del magnicidio. El policía a su cargo desde 1997, Stig Edqvist, señaló en 2011 que el grupo no se disolvería hasta el día que no haya nada más que investigar, cuando hayamos agotado todas las alternativas. Pero no hemos llegado a ese punto todavía. No se han dejado de recibir informaciones o nuevas pistas y teorías sobre el crimen.

PALME Y SU RELACION CON CHILE

Hace 30 años era asesinado en Estocolmo el ex Primer Ministro sueco Olof Palme.

Eran las once y veinte y tres minutos del 28 de febrero cuando, en compañía de su esposa Lizbeth, salía de una función nocturna de un cine céntrico, regresando a casa a pie cuando por la espalda se les acercó un hombre que le disparó el tiro mortal que apagó su vida.

Su nombre es prácticamente desconocido para gran parte de los jóvenes en nuestro país y de seguro muy pocos compatriotas tendrán en la memoria su recuerdo.

Pero si existe un ser humano en quien se podría personificar la ayuda recibida a miles de perseguidos por la dictadura de Pinochet en sus momentos más sanguinarios, es el de Palme, que además apoyó de forma decidida al Gobierno democrático del Presidente Salvador Allende.

Palme visitó Chile en marzo de 1969, como ministro de Educación para inaugurar el observatorio astronómico La Silla. En esa ocasión se entrevistó con personalidades como el canciller Gabriel Valdés y el poeta Pablo Neruda.

En ese mismo año, en octubre, fue elegido Primer Ministro y en su gestión las relaciones chileno-suecas pasaron por su mejor momento, tanto es que los fondos recibidos de la Agencia Sueca para el Desarrollo subieron de un millón y medio de coronas en 1971 a 40 millones de coronas por un acuerdo de cooperación cultural y técnica firmado en agosto de 1973, que no se llegó a concretar por la irrupción del golpe militar.

Palme contó en ese momento con la participación heroica del ex embajador Harald Edelstam, quien salvó muchas vidas, inclusive rescatando a prisioneros en los centros de detención, motivo que le valió ser declarado persona non grata por el dictador, en diciembre de 1973.

Olof Palme, con su permanente denuncia en la ONU y en todas las instancias internacionales, de los atropellos de los derechos humanos ocurridos en Chile, fue considerado enemigo público número uno de quienes ocupaban el poder en ese momento.

En este sentido, Anders Leopold, investigador privado del asesinato de Palme, aseveró que cuando lo mataron, dos asesinos profesionales de la DINA se encontraban en Estocolmo, lo cual no deja de ser sospechoso.

Palme fue un líder comprometido con las causas más justas del planeta. Sólo para recordar algunas podemos mencionar: la lucha contra el racismo en Sudáfrica en 1966; la condena en 1968 de la ocupación de Checoslovaquia por tropas soviéticas; criticó y lideró las manifestaciones por los bombardeos norteamericanos en Vietnam en 1972; en este mismo año en mayo inauguró en Estocolmo la Primera Conferencia Mundial de Medio Ambiente, tema del que dijo "no existe el desarrollo sin el cuidado del planeta".

Volviendo al tema del legado de Olof Palme y nuestro país podemos constatar que su política de solidaridad con Chile hace de Suecia el tercer país de inmigración, después de Argentina y Estados Unidos; se calcula que unos 43 mil compatriotas viven hasta ahora en ese país.

Parece de justicia que por lo menos una calle de cada región en nuestro país llevara el nombre de Palme para que las futuras generaciones sepan y valoren el gran ejemplo que nos legó este gran ser humano.

Olof Palme y la Unidad Popular

La buena receptividad que tuvo Suecia en recibir refugiados chilenos tras el golpe de 1973 no se puede entender sin la simpatía y el apoyo que ofreció el Primer Ministro sueco Olof Palme, del Partido Social Demócrata, a la Unidad Popular.

Desde 1970 hasta 1973 Suecia multiplicó el monto de su ayuda al desarrollo en Chile, de 2,5 millones de coronas suecas en 1970 para 20 millones en 1972 y a 40 millones en 1973.

Además, fueron numerosas las delegaciones suecas que visitaron Chile en ese periodo para conocer los cambios socioeconómicos que estaba implementando Salvador Allende. Ningún otro gobierno europeo apoyó de igual manera a la Unidad Popular como lo hizo el sueco, y cuya máxima expresión cultural fue el otorgamiento del Premio Nóbel a Pablo Neruda en octubre de 1971.

El triunfo de la Unidad Popular intensificó las relaciones entre los dos países y para ello Palme envió como Embajador a Chile a Harald Edelstam, un hombre que se había caracterizado por la defensa de los derechos humanos en aquellos países en los que había estado destinado y existían gobiernos totalitarios, como Noruega durante la ocupación nazi, Guatemala o Indonesia.

Edelstam simpatizó rápidamente con el gobierno de la Unidad Popular, y no fueron pocas las ocasiones en las que aparecía al lado de miembros del gobierno en distintos eventos políticos. De ese modo, el hecho de relacionarse con personalidades destacadas del ámbito cultural y político, fue un factor que trascendió en la posición que tomó Edelstam frente a la Junta Militar el mismo 11 de septiembre.

La postura del embajador Harald Edelstam tras el golpe militar

La violencia con la que se produjo el golpe de Estado sorprendió al Embajador sueco. A pocos metros de su residencia se encontraba la Embajada de Cuba, la cual estaba siendo asaltada por las Fuerzas Armadas.

Edelstam se dirigió allí personalmente y medió entre los dos bandos para lograr el alto el fuego y se permitiera la salida de los 147 cubanos que allí se resguardaban, incluyendo mujeres y niños.

Desde entonces, Suecia pasó a representar los intereses de Cuba en Chile hasta que se reestablecieron las relaciones diplomáticas con el país caribeño.

Por el contrario, este hecho molestó profundamente a las autoridades militares que comenzaron a mirar con recelo las actividades de Edelstam ya que desde ese mismo momento fue el diplomático extranjero que más se involucró a título personal en salvar las vidas de quienes estaban siendo perseguidos.

La operación más espectacular ocurrió cuando logró rescatar del Estadio Nacional a 54 uruguayos que iban a ser fusilados al día siguiente gracias a la colaboración del mayor Mario Lavanderos, encargado de la sección de extranjería en el recinto. Esa misma noche, Lavanderos fue asesinado por orden del coronel Jorge Espinoza, responsable del Estadio Nacional, por haber ayudado a Edelstam.

Los recintos diplomáticos suecos y cubanos –ahora en manos de Edelstam- se llenaron de asilados. En un mismo momento llegaron a haber más de 250 asilados de distintas nacionalidades, entre las que se destacaban chilenos, brasileños, cubanos, argentinos, ecuatorianos, peruanos, bolivianos.

La mayor parte de estos extranjeros había llegado a Chile como refugiados durante el gobierno de la Unidad Popular. Entre las personalidades chilenas más destacadas refugiadas en la Embajada de Suecia estaban Miria Contreras alias ‘la Payita’, Rolando Calderón, Luís Figueroa, Jorge Godoy, y Max Marambio.

La alta implicación de Edelstam incomodó enormemente a la Junta Militar, razón por la que se atacó a la embajada en varias ocasiones con bombas incendiarias o disparos, a veces causando heridos.

A inicios de diciembre, la Junta Militar optó por declararle persona non grata, un hecho hasta la fecha insólito en Chile. Edelstam partió de Chile el 9 de diciembre, todavía con la Embajada llena de asilados pero para entonces había rescatado cerca de 1000 personas entre las que estaban en el recinto sueco y aquellas que él mismo llevó en su auto a otras representaciones extranjeras latinoamericanas principalmente por falta de espacio o para que pudieran salir más rápidamente de Chile dado que Suecia no tenía firmado con Chile un convenio de asilo diplomático en el que sí formaban parte la mayoría de los estados latinoamericanos.

Para entonces, Edelstam había salvado ya las grabaciones originales de los discos de Víctor Jara –que había enviado a Suecia- y también los rollos del documental la Batalla de Chile del cineasta Patricio Guzmán.

Edelstam fue asimismo uno de los pocos diplomáticos en acompañar al féretro de Pablo Neruda al Cementerio General de Santiago el 25 de septiembre de 1973.

Desde diciembre de 1973, Suecia rebajó su representación diplomática en Santiago a la de Encargado de Negocios manteniéndola así hasta 1991. El nuevo representante de Suecia fue Carl-Johan Groth, quien como Encargado de Negocios, normalizó en cierta medida las relaciones entre los dos países y negoció la salida de todos los refugiados que todavía permanecían en la Embajada sueca.

Arja Saijonmaa - Jag vill tacka livet

https://www.youtube.com/watch?v=CMY1dbDwFt4

Olof Palme's funeral

https://www.youtube.com/watch?v=IhUBRyj0E7g

Olof Palme's Funeral, March 1986

https://www.youtube.com/watch?v=LG-EkSCwTgA

ClariNet