Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\SiteApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/templates/jomi/styles/jomi/layouts/com_content/article/default.php on line 37

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\CMSApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/libraries/src/Application/SiteApplication.php on line 275

FLORES-PANES

Hoy es un noche especial para mí,
mi amiga la soledad sigue como
siempre fiel a mí, compañera
infatigable...
Hoy en compañía de ella no me
sentí más triste, como otras veces
en mis habituales paseos solitarios
por el universo sin fin de mis fantasías..
.

Por Horacio Marotta R

Recorrimos muchas callesillas estrechas y empedradas de un pequeño pueblo de Italia, que no logro reconocer al no traer mapa en este momento, creo, que es en Sicilia, Siracussa tal vez... o Catania, derrepente Palermo,  en fin.... juntas mi soledad y yo tuvimos que detenernos por que el dolor y el cansancio nos tenia exhaustos; ya fatigados no resistíamos más y reposamos nuestros cansados cuerpos sobre una piedra. 

De pronto un exquisito aroma a pan recién horneado perturbó mi descanso y provocó estruendosos sonidos en mi estómago. Al darme cuenta de donde provenía aquel delicioso olor, simplemente me asome por la pequeña ventana de aquella encantadora y rústica vivienda y más cautivado aun que aquel dorado y apetitoso pan, me envolvió de nostalgia y cierta sana envidia, el gran amor que le profesaba aquella humilde mujer a su familia, esas manos que después de arar, cultivar maíz, arroz, cosechar tomates, bordar, fregar,... amasaban,  con un desbordante e inmenso amor EL PAN, si así con mayúsculas, el pan, significado de unión, amor, comunión, entre los integrantes de aquella pobre pero extensa familia.

No pude permanecer más tiempo pues la nostalgia y las lagrimas enceguecían mis ojos y empañaban aquel bello momento...  pero espera un momento,  siento un pequeño barullo, oigo voces tan sublimes y angelicales, pero demasiado excitadas... vienen en paso muy acelerado, son un grupo de niños que cual rebaño de ovejillas se desplazan felices y descontroladas por las pedregosas callejuelas, armando una revuelta que ni te imaginas, corren tras una pelota de trapos remendados, ya muchas veces, por alguna abnegada madre o por algún empeñoso e intrépido niño, son segundos los que se tardan en desaparecer por el camino, entre el verde horizonte del campo y el rojizo atardecer del cielo...  que conformando un gran espectáculo de colores complementarios, tan complementados como las violacias mariposas que revolotean sobre las amarillentas flores, como las rojizas aves cantoras que picotean la verdosa vegetación de los montes Ibeos, como el infinito turquesa del cielo que es reflejado en tus grandes ojos café, como el verde cristalino de los mares (Jónico, Tirreno y Mediterráneo), que rodean todos nuestros costados y el dorado de los peces que brillan y vibran en el fondo del traslúcido mar...

La caminata se reinicia y dejo atrás toda mi nostalgia para encaminarme hacia lo que será el encuentro que marque y llene de felicidad mi triste y sufrida vida... la brisa comienza a cubrirme el rostro de miles de aromas (como es habitual)...  fragancias tan sublimes como el de la tierra arada, como el perfume de las violetas y las rosas, con el aroma a tabaco de la pipa de aquel delgado y maduro hombre de mirada cansada y soñadora... buscando tal vez aquella vida perdida en altamar, aquel amor de juventud, aquellas aventuras de crío, que dejo varadas en medio del mar... en fin, lo dejo estático parado en la puerta de una hermosa casa que dejo en el camino... a mis pasos dejo atrás muchos rostros, muchas imágenes que quedaran grabadas en mi mente...

Hubo solo una imagen que hasta ahora la recuerdo con cierta calentura y pudor, como si la hubiese divisado hace algún instante; era en la Llanura de Catania (creo por fin ya ubicarme), al lado del Etna, muy cerca del mar,  entre la maleza que podría cubrir totalmente los cuerpos del más alto individuo...  eran cuerpos los que desnudos se frotaban uno contra otro, jóvenes anatomías, aún no totalmente desarrolladas pero ansiosas por descubrirse el uno a la otro, blancura de pieles expuestas al brillante atardecer, juegos sexuales, juegos de niños diría yo... el curioso joven recorre maravillado con minuciosidad y delicadeza dirigido por una bella flor roja, cada rincón jamás antes explorado por hombre alguno de aquella joven que es una flor aun más bella....  luego, estrepitosamente voltié y reflexioné: no debía ser parte espectadora de aquel maravilloso acto de la naturaleza y la pasión que solo concierne a cuatro ojos y no a seis...  en fin,  seguí mi camino tratando de hallar quien sabe mi propio encuentro pasional tal vez!!!

Sin darme cuenta llegue a la orilla del mar, ya caída  la noche sobre mi; la plateada luna llena se encontraba presente, pero aquella anhelada estrella ya no lo estaba más, la busque desesperado y la logre divisar emprendiendo una rápida fuga hacia la infinita oscuridad del firmamento... 

Así,  sin darme cuenta,  me fui adentrando cada vez más en el furioso y celoso mar, que no quería que se apoderasen de sus estrellas que reflejadas en sus verdosas aguas saladas formaban parte de él cada noche al ocaso del sol...  al roce insinuador y coqueto entre el sol y la luna, así sin darme cuenta, y sin pensar que no tendría nunca más camino de regreso,  quede perdido en la penumbra de la noche...  en mitad del océano.

De pronto divise una silueta luminosa, posada en un peñasco cual sirena que estiraba sus brazos hacia mi en señal de ayuda y compasión por mi estrella y mi amor perdido...

Era tan bella cual imagen virginal, vestida de blanco con tules trasparentes que apenas cubrían su delgadez y pequeño cuerpo, tenía los ojos del color del mar tan cristalinos y de mirada transparente...  Me dijo que se encontraba varada en mitad del océano hace muchas lunas llenas, apareciendo todas las noche iluminada con su belleza a la espera de su amado...  dice llamarse Alfonsina, se quedó callada unos pequeños y escalofriantes segundos mirándome enternecida por mi rostro desconsolado y solo atinó a abrazarme fuertemente en el frío de la noche, con su cuerpo aún caliente, avivado por ese amor que ya no existe... más que en su tierno corazón...

Así quedo mi cuerpo y mi alma perdidos en el fondo del mar por  esa estrella y ese amor que desapareció,  o que no llego a tiempo...

Ahora estas TU fumando tu vieja pipa y buscándome en el infinito horizonte,  tratando de hallarme, para amarme y explorarme con flor en mano, que cada día cortas del campo donde cultivas tu amor y pasión por mí...


VEN ESTA NOCHE AMADO TENGO EL MUNDO

SOBRE MI CORAZON... LA VIDA ESTALLA

VEN ESTA NOCHE, AMADO TENGO MIEDO DE MI ALMA

OH!  NO PUEDO LLORAR DAME TUS MANOS

Y VERAS COMO EL ALMA SE RESBALA

TRANQUILAMENTE,  COMO EL ALMA CAE EN UNA LAGRIMA...

Alfonsina  Storni

ClariNet