Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\SiteApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/templates/jomi/styles/jomi/layouts/com_content/article/default.php on line 37

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\CMSApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/libraries/src/Application/SiteApplication.php on line 275

HOJAS-PDC

Es como sentir la voz aguda de
Pepe Grillo "Pasas para la
memoria", un grito lleno de
nostalgias por aquel  venenito
que con equívoco gracejo
voceaba en las graderías del
viejo estadio Playa Ancha,
un turronero.

Por Enrique Gutiérrez Aicardi

Eran los días que en aquellos cerros, aún había más árboles que personas y el turrón, como el equipo caturro, el dueño de casa, vestía de verde y blanco. Su pícaro vendedor, que se hizo famoso, mezclaba la promoción de aquel menjunje con bromas subidas de tono deportivo, que siempre dejaban lesionados.

Cosas que se olvidan como tantas, ya no lagunas sino que inmensos lagos, tal vez mares mentales.

Pues, si algo falla en las sociedades humanas, y como en todo salvo excepciones, es la memoria.

Sobresaliendo entre el gentío, afloran los políticos. Pareciera que sufren de una extraña suerte de daltonismo cerebral. Así como para algunos, ciertos colores no figuran en el inventario, para ellos el pasado va, vertiginoso, a un negrísimo y agresivo hoyo estelar que engulle a lo que paso y solo permite persistir al inquieto y breve presente y al futuro con sus praderas donde crecen, sanos y fuertes, los pastos de la promesas, esperando que les acarreen a los rebaños de electores para forrajearlos con esperanzas vanas.

Mentes frágiles, a los socialistas sin ir más lejos, se les olvidó cuando peleaban por los trabajadores y en qué segundo se dedicaron a luchar, sin rendirse, por pegas y jubilaciones para ellos y sus amados. Del PPD, que es una majamama, poco se puede apuntar porque no queda claro de qué se podrían acordar; los comunistas tienen su hachita que afilar; y de los rádicos, mejor ni mentar la soga en la casa del ahorcado.

Los demos (a quienes sus más decentes representantes como Radomiro Tomic, Bernardo Leighton o Jaime Velasco se les desaparecieron del radar), tienden a eludir evocar la reforma educacional de Eduardo Frei padre, que tuvo como símbolo la destrucción absurda del histórico edificio del Instituto Nacional, incluida su valiosa biblioteca llena de manuscritos importantes e irrecuperables de Gabriela Mistral y Pablo Neruda, entre otros, “Papeles viejos” dijeron los encargados del atentado en terreno, arrasándola con excavadoras, eso, sin olvidar sus ocho años de básica y cuatro de media, que no nos llevaron a ninguna parte y que incluyeron acabar, a tontas y a locas y solo por ser mmmoderrrnosss, con las escuelas normales.

Al momiaje, únicamente decirle, que son indelebles las huellas en sus manos manchadas de dolor y sangre pese a que siguen pontificando, sepulcros blanqueados por fuera, de derechos y libertades.  

Así como para Gabriela Mistral, “todas íbamos a ser reinas”, en las capas dirigentes escapan escasos individuos a las picadas contagiosas del mosquito que crece en los charcos de las ilusiones y les convence que todos son presidenciables.

Uno de los infectados, el vocero oficial Marcelo Díaz, que baila excelentemente cuando del tema se trata, en sus ratos de sobriedad ciudadana, reconoce que las elecciones municipales de octubre nos aclararán el nebuloso panorama actual, que recuerda a las brumosas callejuelas londinenses donde ascendió al paraninfo del crimen, Jack el Destripador.

Mientras pasan los nublados, rescatando del pasado a aquel venenito caturro, nos vende su pomada: En un sistema de gobierno cuatrianual, a mitad de período, cuando se acercan las elecciones municipales, empiezan a perfilarse aspirantes a La Moneda. Por eso para él, ahí están los emisarios del mundo antiguo de los arreglines Alianza-Concertación, dos ex mandatarios: El no te pierdas una del Chapo Piraña y Ricardo Lagos. Ambos, chismorrea, iniciaron conversaciones con sus paniaguados para cimentar posibles postulaciones. Según Díaz. "eso habla bien del  sistema político". No parece, aunque tal vez, siempre y cuando, en fin, si él lo dice…

En el oficialismo algunos resienten la mala memoria del ala conservadora de la Democracia Cristiana (DC), particularmente del Nacho Walker, especialmente cuando su hermano Pato se ahoga en la poca agua de astucia de las fuentes del aysesino Iván, y el ahora pide una aventurera navegación llevando de mascaron es de proa a un candidato presidencial que llegue a la primera vuelta. Tiene arcadas cuando le hablan de primarias.

La presidenta de la DC, Carolina Goic, se balanceó en la cuerda floja y aclaró que “nosotros vamos a tener un candidato de la DC que va a competir, pero estamos trabajando primero en nuestra propuesta programática. Me parece que la definición respecto del mecanismo electoral va a ser posterior, primero es la definición programática, luego las municipales y después el candidato”.

Si así están las cosas, recordemos. La DC fue un aborto (de ahí que la palabra legrado alborote a la ex senadora Soledad Alvear) del antediluviano Partido Conservador, al que con pésimo olfato le pusieron por nombre Falange, como se ostentaba el franquismo asesino español. Coquetearon, tal vez, por ese apodo bautismal con el ibañismo pero no llegaron a nada. Luego nadaron en una posición de centro cargada a lo social, y no les fue mal. Tuvieron su día de gloria y vértigo con Eduardo Frei padre, empero como comenzaron a imitar a las gallinas en la carretera, para atrás y para adelante, se les fueron sus izquierdosos, gente valiosa como Rafael Agustín Gumucio y Jacques Chonchol  y la juventud, de donde salió un enanito tóxico, el Mapu.

El resto del partido por la mitad, se mimetizó con la derecha y les fue mal a ellos y peor al país con el parto de los montes que tuvo aquel matrimonio, la Confederación Democrática, padre y madre del minotauro monstruoso (¿ves Chole?, una píldora del día después pudo evitarse eso), el pinochetismo. Por sus veleidades nos llevaron a todos entre las patas y hasta les asesinaron a Frei.

Arrepentidos, pero sin soltar el hachita que llevan bajo el poncho, regresaron, las orejas gachas, a la senda de la civilización, exagerando tanto que pararon los cambios que Chile exigía, pero al menos se hizo posible regresar a casa tranquilos cada noche, detalle por el que aún pasan la cuenta.

Hoy los Walker y los Aylwin quieren de nuevo inflar las velas del viejo barco derechista escorado. Se olvidaron que Adolfo Zaldívar, boletas truchas de por medio lo intentó y su hijo tuerto, el PRI, anda por el callejón de la Amargura, chuteando tristezas y limosnas. A este reciente y necio intento le espera otro Mapu, esta vez momio y que sería positivo, porque seguro que le hace tanto daño a los aferrados al pasado, como le hizo el otro a la centro-izquierda.

Debería ser algo para tener en mente, pero los olvidos son temibles y porfiados. Un ejemplo: A Jorge Pizarro se le olvidó que primero era senador por una región terremoteada y luego rugbista, se hizo él mismo tremendo tacle y su posibilidad real de ir a La Moneda se convirtió en una pesadilla para no recordar.

Por eso, hay que escuchar a Pepe: Pasas para la memoria antes que se pase la vieja. ¿O no, Chole?

ClariNet