Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\SiteApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/templates/jomi/styles/jomi/layouts/com_content/article/default.php on line 37

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\CMSApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/libraries/src/Application/SiteApplication.php on line 275

HOJAS-VERDES

No, no es esta una columna
ecológica, solo se trata de las
burradas y más de alguna
barbaridad que cometen los
hombres, de general a paco
raso, de esa verde policía que
nos dejó como recuerdo el
general Carlos Ibañez del
Campo, contradictorio
personaje, una vez dictador
y luego presidente democrático.

Por Enrique Gutiérrez Aicardi

Hace unos días me llamó un antiguo amigo, estaba indignado porque había sufrido un robo y eso que vive cerca de una comisaría, cuartel que se ve desde su departamento. “Investigando, los carabineros, no sirven, les falta pasión y amor por lo que hacen”, me dijo. “Si alguien en los gobiernos que vienen tiene dos dedos de frente, los pacos deberían patrullar las calles para prevenir el delito y los de Investigaciones, a reprimirlos, a buscar a los culpables. Se gasta mucho dinero en replicar recursos y para nada”.

Tiene razón. Nuestras policías son un fracaso y lo peor es que nadie les tiene respeto.

No lo digo yo, es el lamento del general de la zona policial penquista, un  señor Hermes Soto. Esta anonadado porque la madrugada del pasado sábado, unos compadres de juerga, gente común y corriente sin ningún lazo con los bajos fondos de la ciudad, se robaron un furgón cuando sus tripulantes, supuestamente, hacían un control en el céntrico barrio Estación de Concepción.

Como para imaginarse la seriedad de los guardianes del orden.

El general, sin reparar en su propia responsabilidad, truena: “Es un tema que se debe solucionar como país y como sociedad” y escandalizado lamentó que incluso “uno de los detenidos estimó que no era grave lo que cometió”, al considerarlo una broma. Modestamente me pregunto: ¿Y si los uniformados son unos payasos?, que los borrachitos de fin de semana se hagan los cirqueros con ellos, no es para sorprenderse.

Los tres graciosos ni siquiera tienen antecedentes penales y un juez, posiblemente muerto de la risa, los dejó libres, con una firma mensual. Uno de ellos, menor de edad, fue devuelto a sus padres.

Según Sotito, situaciones como esta afectan la credibilidad y la confianza de la ciudadanía en Carabineros, por lo que anunció “una investigación interna para determinar si hubo errores de procedimiento”. Brillante el generalito, todavía no se convence de la inexcusable burrada de sus subordinados.

El hecho se registró a eso de las 2 am, hora como para tomarse un cafecito con punta o un pisquito,  cuando los tres entonados caballeretes, vieron el furgón policial que estaba con el motor encendido y las llaves puestas sin nadie adentro. Se subieron y desaparecieron. Curiosamente los uniformados se encontraban, según ellos, controlando el consumo de alcohol en el bohemio barrio penquista, junto a funcionarios del Senda.

El vehículo verde y blanco estaba estacionado en la Plaza España, mientras se realizaban pruebas de sobriedad a los conductores que pasaban por el lugar. Los dos adultos son Manuel Pardo de 35 años y Luis Vega de 31, que andaban de tomatera con un cabro de 13 años.

Nuestra militarizada policía atraviesa evidentemente por una crisis profunda. Ese fin de semana para olvidar una de sus funcionarias denunció haber sido sometida a abuso sexual al interior de un cuartel en la comuna de Ercilla, ubicada en la conflictiva Araucanía.

La denuncia afecta al teniente Daniel Meneses Arancibia. Según lo indicado por una de las compañeras de la afectada, cerca de las seis de la mañana, el oficial entró al dormitorio de la carabinera denunciante, intentando besarla.

Luego que ella lo rechazara, Meneses intentó forzarla. La mujer hizo la denuncia a sus superiores, instruyéndose un sumario contra el teniente, quien por algo, ahora se encuentra privado de libertad.  Los antecedentes quedaron en manos de la Fiscalía Militar, mientras que al interior de la institución se ordenó una investigación para determinar los hechos. Sotito pide respeto  ciudadano ¿y en los cuarteles? ¿Qué pasa?

Para colmo, Carabineros de Ercilla enfrenta igualmente una querella presentada por los abogados de lonko Víctor Queipul, secuestrado tras un allanamiento al interior de la comunidad autónoma Temucuicui, en dicha localidad. Queipul señala que fue secuestrado por civiles, quienes le vendaron los ojos, lo golpearon y posteriormente lo abandonaron en un camino rural, el pasado día 14.  Karina Riquelme, la abogada defensora, explicó que se trata de amedrentarlo porque es uno de los dirigentes de las comunidades involucradas en  la reivindicación del territorio ancestral del pueblo mapuche.

La abogada indicó que la acción judicial es contra Carabineros, porque solamente uniformados eran las únicas personas ajenas a la comunidad presentes durante el allanamiento y cuando se produjo la desaparición del comunero mapuche. ¿De donde salieron esos civiles que nadie, salvo la víctima, vió.

Ay, Sotito, los abusos en Temucuicui siempre han sido violentos y tienen larga data. ¿O no, muchachín?

ClariNet