Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\SiteApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/templates/jomi/styles/jomi/layouts/com_content/article/default.php on line 37

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\CMSApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/libraries/src/Application/SiteApplication.php on line 275

RESISTENTEE-CULTURAL

Según lo vivido en mi paso
por Chile entre 1997-2002,
la única manera de vivir
“holgadamente” en Chile,
como actor, era trabajando
en televisión, e idealmente,
contratado por dos o tres años.

Por Nelson Villagra

Sin embargo, ese tipo de contrato, siendo beneficioso económicamente, anulaba tu derecho a elegir la teleserie o telenovela. Simplemente deberías cumplir con tu contrato sin importar la calidad de lo que harías. De esa manera, inevitablemente tu trabajo como actor se burocratizaba. 

Algunos actores, intentando evitar ese perjuicio, periódicamente montaban alguna obra de teatro que servía como “ducha artística”. 

Y en ese intento, destacó Héctor Noguera y su hija Amparo, quienes lograron consolidar ya no un grupo de teatro sino además una entidad cultural particularmente interesante, que resultaba gesto contestatario ante la mediocridad cultural ambiente.

Por nuestra parte, con Bego, nos declaramos “resistentes culturales” y decidimos partir. Probablemente no viviríamos holgadamente en Montréal, pero evitaríamos trabajar en Chile en niveles artísticos discutibles, y bajo un gobierno tutelado por las FFAA. 

Antes he dicho que comencé a recibir la pensión de vejez en Montréal en 2003 (nada que ver con las escuálidas y vergonzosas pensiones chilenas). Pero al respecto, tengo que abrir paréntesis. 

Para adquirir el derecho a la pensión de vejez  tenía que demostrar haber vivido, haber estado físicamente 10 años en Canadá. Con las numerosas salidas de semanas y meses que había estado en Chile y en el País Vasco, juntar esos 10 años era complicado, mucho más complicado porque había cometido el error de echar a la basura mi pasaporte anterior. 

Pues bien, para sorpresa mía y del Agente de Inmigración, Begoña, recorrió de memoria 10 años, recordando ¡fechas exactas! de mis “salidas” y “entradas” al país, como si estuviera leyendo un pasaporte. 

Asombroso. El Agente – que seguramente tenía todos los datos en el computador -, no lo podía creer, mesándose la barbilla. 

Tengo que confesarlo, en la medida que Bego avanzaba años tras año, dudé si estaría diciendo la verdad. Pero el Agente miraba a Bego y la pantalla de su computador y guardaba silencio... Diez años. 

Obviamente desde ese día, Bego siempre ha sido mi ayuda memoria, memoria que a veces puede resultar “peligrosa”. 

ClariNet