CURTURA

Centros culturales recibirán
menos recursos con el
Presupuesto 2019.

Aunque el Ministerio de las Culturas aumentará en un 4% su partida presupuestaria en relación al 2018, los fondos apuntarán a potenciar la nueva institucionalidad. El GAM y el Centro Cultural La Moneda verán afectados sus aportes anuales en un 5%, mientras que Matucana 100 y el Museo Violeta Parra obtendrán un 30% menos.

“Lograr mayor austeridad y eficiencia en el uso de los recursos públicos”, propone el artículo 25 del proyecto de Ley de Presupuestos para el año 2019. Presentado el martes 2 de octubre por el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, y ante una Comisión Especial Mixta compuesta por 13 senadores y 13 diputados, aún le restan al menos 50 días de negociación parlamentaria previo a ser despachado. Algunos, sin embargo, ya han puesto el grito en el cielo por los eventuales recortes que podría sufrir el recién creado Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

Todo indica, según el mismo documento, que los recursos asignados a la cartera encabezada por Consuelo Valdés crecerán en un 4%. Que pasará de los $ 180 mil millones entregados para este año, a poco más de $ 188 mil millones para el próximo. Pero la letra chica del proyecto arroja también unos cuantos puntos necesarios de abordar: los ítems “Gastos en personal” y “Bienes y Servicios de consumo” son los que experimentarán el mayor incremento, con 30.3% y 21.2%, respectivamente. Así lo sacó a relucir el martes el presidente de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, Marcelo Díaz.

“El presupuesto crecerá, pero para financiar la institucionalidad del nuevo ministerio”, dice hoy el parlamentario. Y añade: “Hay un recorte promedio de un 30% a instituciones claves, como el Museo de Arte Precolombino, Balmaceda 1215, el Teatro Regional del BioBío, el Museo Violeta Parra, Matucana 100 y la Fundación Teatro a Mil, que ahora presentará su programación de enero. Si recortas el 30%, se pone en riesgo buena parte de lo que tenían proyectado para el próximo año”.

No serán los únicos que tendrán que ajustarse el cinturón. Varias de las “transferencias corrientes” y destinadas, entre otras, a la Corporación Cultural de Santiago y las Orquestas Sinfónicas Juveniles e Infantiles de Chile, irán a la baja en al menos un 0.5% en sus aportes fiscales. En ambos casos no superarán los $ 844 millones para la primera, ni los $ 3 mil millones para la segunda.

“La verdad es que no entendemos un recorte de esta magnitud, ya que precariza a un grupo de instituciones que son claves en el desarrollo de la labor del ministerio”, apunta Cristóbal Gumucio, director de Matucana 100, espacio que en 2018 obtuvo $ 664 millones y el próximo año solo recibirá $ 479 (30% menos). “En nuestro caso, rebajar un tercio del presupuesto impactaría a los contenidos que producimos y nuestra oferta cultural. A cualquier institución a la que se le plantea un recorte así, la hace retroceder años en su desarrollo”, agrega.

¿Emparejar la cancha?

La reducción también impactará al GAM y el Centro Cultural La Moneda (CCLM): sus aportes caerán en un 5.5% en ambos casos. Felipe Mella, director ejecutivo del GAM, que en 2019 recibirá $ 3.170 millones (unos $ 200 millones menos que este año), comenta: “Entendemos las señales de austeridad fiscal y nos alegramos que por fin el Ministerio de las Culturas se instale. Pero la rebaja de presupuesto sería una situación compleja para GAM; estamos en un momento de expansión en el que hemos hecho circular obras desde y hacia regiones”.

Desde el CCPLM, su directora, Beatriz Bustos, señala que “el presupuesto 2019 no implica grandes variaciones. Hay una disminución que corresponde al traslado del CEDOC (Centro de Documentación de las Artes Visuales) a la nueva orgánica del ministerio, pero el resto de los montos se mantienen estables”, dice y empatiza con otros espacios: “Sabemos que su realidad no es la misma y comprendemos que haya incertidumbre respecto al impacto que tendrá la baja presupuestaria”.

Por su parte, el abogado y subsecretario de las Culturas, Juan Carlos Silva, dice que contar con más funcionarios ministeriales “es una muy buena noticia, sobre todo para las regiones”, y recalca: “Hemos sido enfáticos con la ministra en decir que ningún museo ni centro cultural sobra. Todos son necesarios. Sí necesitamos equilibrar los diferentes aspectos de este nuevo ministerio. El escenario ideal sería no afectar a nadie, pero hay que establecer un orden para que el modelo sea sostenible en el tiempo. Ahora son solo algunos espacios los que han sufrido recortes. El ministerio está abierto a conversar los diferentes tipos de financiamientos”.

El 70% de los fondos de la partida presupuestaria, agrega el subsecretario, recaerá en instituciones de regiones: “La idea es emparejar la cancha y ocuparnos también del patrimonio: por eso aumentan también el presupuesto del Consejo de Monumentos, que llegará a más de $ 5.600 millones (un 99.3% más respecto de 2018) y del Fondo de Mejoramiento de Museos, que crecerá en un 24,2%”.

En cuanto a fondos concursables, Silva habla también de incrementos: $ 908 millones para el Fondo Audiovisual, $ 7.100 para el Fondo del Libro (este año obtuvo casi $3.800 millones), y casi $ 15 mil millones para el Fondart Nacional y regional, “sumados a recursos adicionales que nos dio Dipres”, cuenta.

Otro ítem que se suma al presupuesto de la cartera, explica Silva, quien ayer tuvo reuniones con directores de distintos espacios, son los fondos asociados a los Premios Nacionales. “Ahora los entregará este ministerio y no el Mineduc”, señala sobre los galardones de Literatura, Artes, Artes de la Representación y Música, todos equivalentes a $ 43 millones al año.

ClariNet