Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\SiteApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/templates/jomi/styles/jomi/layouts/com_content/article/default.php on line 37

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\CMSApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/web2clar/public_html/nuevo/libraries/src/Application/SiteApplication.php on line 275

IGLESIA

Ocho obispos y sacerdotes
fueron citados por fiscal Arias.

Prelados Francisco Javier Errázuriz, Fernando Ramos, Moisés Atisha y Galo Fernández declararán ante el persecutor de Rancagua, quien indaga eventuales encubrimientos.

El próximo jueves 28 de marzo, durante la mañana y en Rancagua.

Probablemente en dependencias de la fiscalía regional. Ese es lugar y día determinados por el persecutor Emiliano Arias para que el cardenal Francisco Javier Errázuriz declare en el marco de la indagatoria penal que busca esclarecer eventuales participaciones, en calidad de encubridor, del delito de abuso.

Luego de meses relativamente tranquilos para la curia nacional, marzo asoma como un período complejo. El lunes trascendió que el fiscal de Rancagua citó a declarar a ocho prelados y sacerdotes, algunos en calidad de testigo y otros como imputados, en la indagatoria que sigue respecto de ilícitos por parte de clérigos.

Francisco Javier Errázuriz, arzobispo emérito de Santiago, sería quien cerrará la lista, supuestamente por su vinculación con el caso Laplagne, en el cual el denunciante Javier Molina se querelló contra todos quienes resulten responsables como autores, cómplices y/o encubridores de los vejámenes que acusa haber sufrido.

Aunque en el entorno de Errázuriz confirmaron la citación, aclararon que aún no está claro si efectivamente entregará su testimonio o se acogerá a su derecho de guardar silencio, tal como lo hizo a principios de año el también cardenal Ricardo Ezzati.

El prelado, sin embargo, no será el único. Este lunes el propio fiscal Arias ratificó que “hay muchas citaciones ya cursadas, pero no me referiré en específico a las diligencias que se pretenden. Sí puedo decir que las citaciones se cursaron la semana pasada y antepasada, las cuales dicen relación con situaciones de obispos y la línea de investigación de los encubrimientos”.

Entre los prelados citados también está Fernando Ramos, obispo auxiliar de Santiago, secretario general de la Conferencia Episcopal de Chile (Cech) y actual administrador apostólico de Rancagua. “Yo fui convocado a declarar en calidad de testigo y así voy a concurrir. Voy a prestar toda la colaboración que sea necesaria a las consultas que me haga la fiscalía”, dijo Ramos, quien acaba de ser el representante chileno en el Vaticano, en la cumbre contra los abusos a menores convocada por el Papa Francisco. El religioso deberá entregar su visión respecto de los casos de Óscar Muñoz, excanciller del Arzobispado de Santiago, y de Rancagua (la llamada Cofradía). “No obstante, según la persona que me notificó, podrían hacerme otras preguntas”, apuntó.

Otros jefes de las diócesis que estarían citados a declarar son Fernando Chomali (arzobispo de Concepción), Moisés Atisha (obispo de Arica), y Galo Fernández (administrador apostólico de Talca). En este último obispado se aseguró que no saben por cuál caso fue citado, pero que “con gusto” se colaborará con la justicia.

Senado votará para revocar nacionalidad de arzobispo

En agosto del año pasado, en la Comisión de DD.HH. del Senado, se aprobó y despachó para su discusión en sala el proyecto de las parlamentarias Ximena Rincón (DC) y Adriana Muñoz (PPD), que busca revocar la nacionalidad por gracia que se le concedió en 2006 al cardenal Ricardo Ezzati.

El texto fue aprobado en esa instancia solo por senadores de oposición y ahora está puesto en tabla.

Sin embargo, senadores de Chile Vamos consultados por la iniciativa adelantan que votarán en contra o se abstendrán, argumentando el hecho de que Ezzati no está condenado por la justicia. La iniciativa implica una modificación de ley orgánica constitucional, por lo que se necesitan 4/7 de los senadores para aprobarla.

Fernando Chomali tras declarar en Fiscalía de O’Higgins:

“Nos debemos a la verdad”

"No hay espacio en el sacerdocio para los abusadores y estamos en esa línea”, sostuvo el arzobispo de Concepción tras ser entrevistado en calidad de testigo.

A pie, de jockey blanco y con una chaqueta que apenas hacía lucir su cuello romano. Así llegó el arzobispo de Concepción, Fernando Chomali, a declarar en calidad de testigo a la Fiscalía de O’Higgins.

“Le dije que tenemos un compromiso claro, solemne, de buscar la verdad. Distinguimos claramente lo que es un pecado de lo que es un delito (…). El Santo Padre lo ha dicho una y otra vez: no hay espacio en el sacerdocio para los abusadores y estamos en esa línea”, sostuvo. “Somos chilenos y, como tales, nos debemos a las leyes del país y nos debemos a la verdad”, agregó.

El obispo de Arica, Moisés Atisha, estaba citado como imputado y se acogió a su derecho a guardar silencio, mientras que el secretario general de la Cech, Fernando Ramos, declaró como testigo por segunda vez.

Mientras, luego de los dichos del sacerdote Tito Rivera en La Red -acusado de haber violado a un hombre adulto en la Catedral-, el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, anunció que envió a Roma su solicitud de dejar el sacerdocio. “A lo largo de la entrevista se han expresado, entre otras cosas, gravísimas afirmaciones contra víctimas de abusos, el mismo ministerio sacerdotal, la santidad del matrimonio y de los sacramentos. Afirmaciones que rechazamos terminantemente”, dijo Ezzati.

Ezzati reaparece en homilía y pide perdón por

“las situaciones de pecado, de abusos,

cometidos por algunos hermanos nuestros”

El arzobispo de Santiago había estado distanciado de las ceremonias masivas en medio de la investigación que se lleva en su contra, por encubrimiento de abusos sexuales.

Desde Navidad que el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, no aparecía en una ceremonia de alta convocatoria, como la de hoy, la Eucaristía de los 201 años del Voto de O’Higgins, en la Catedral Metropolitana.

Y en medio de la polémica entrevista que diera anoche el sacerdote Héctor “Tito” Rivera, en la que negó la violación de la que se le acusa al interior del templo metropolitano, pero aseguró que prácticas homosexuales estaban normalizadas al interior de la institución, el prelado pidió perdón por los últimos acontecimientos en los que se han visto involucrados religiosos.

“Hoy en un contexto social y eclesial muy complicado por las situaciones de pecado, de abusos, cometidos por algunos hermanos nuestros en la vida y camino de fe, especialmente cuando estos hermanos tienen como tarea y misión ser signo de la presencia bondadosa del buen pastor. Hoy día más que nunca le queremos pedir al Señor perdón por lo que son las faltas cometidas, decisión clara y auténtica para remediar el mal y al mismo tiempo, la tarea de ser de verdad constructores de bien, dignidad y respeto para todos”, dijo Ezzati.

EL CASO “TITO” RIVERA

“En el día de ayer, a lo mejor alguno de ustedes habrá escuchado en una entrevista en televisión a un sacerdote que ha sido acusado de abuso a hermanos débiles y frágiles, a los cuales les debemos toda nuestra cercanía y todo nuestro apoyo. A lo largo de la entrevista, se han presentado, expresado, entre otras cosas, gravísimas afirmaciones contra víctimas de abusos, contra el mismo ministerio sacerdotal, contra la santidad del matrimonio, de los sacramentos, especialmente, de la confesión. Afirmaciones que rechazamos terminantemente”, precisó en su discurso el obispo.

“Habrán escuchado al final de esa entrevista cómo este hermano sacerdote, por el cual también pedimos la misericordia del Señor, expresó que pediría al Santo Padre la dimisión del estado clerical. Esta mañana me encontré con su carta y ya en el día de hoy le he enviado al Santo Padre, que es quien puede conceder esta petición, la súplica que conceda cuánto antes, a este sacerdote, la dimisión del estado clerical, pero junto con ustedes, hoy día quiero reafirmar la santidad de la vocación sacerdotal. Quiero reafirmar junto con ustedes y proclamar en voz alta, la santidad de la vida matrimonial, la santidad del ministerio presbiteral, reconociendo y agradeciendo el servicio de tantísimos hermanos sacerdotes, que en el día a día de su vida, de sus comunidades, están ofreciendo un precioso servicio que todos juntos estamos llamados a hacer presente, en la vida de la comunidad humana y cristiana”, sentenció Ezzati.

ClariNet