BARRIGA

¿Sabe usted lo que es
la fuerza de mujer?

Por Claudia Mix

"Nos gustaría aclararle que la fuerza de mujer es tener que abortar de forma clandestina y exponiendo nuestras vidas, porque el Estado nos criminaliza", le dice la diputada Claudia Mix a Cathy Barriga en esta columna, a propósito de los programas "Fuerza de Mujer" que ha impulsado la alcaldesa de la UDI en Maipú.

El municipio de Maipú, hoy controlado por la UDI y la alcaldesa Cathy Barriga, se encuentra implementando un ¿programa? ¿show publicitario?, denominado “Fuerza de mujer”. Resulta bastante chocante que la supuesta fuerza de mujer a la que alude la edil y su partido, no son más que la consagración de estereotipos de género. Haciendo oídos sordos a los avances que ha experimentado la sociedad, a la lucha del movimiento feminista, a las propias demandas de la sociedad civil, en contra de la opinión pública.

Para ella una “niña empoderada” es la que se prepara para un concurso de belleza, mientras que la mujer fuerte es la que aprende a encrespar pestañas, por favor, ¿de qué estamos hablando en pleno siglo XXI? No importa entonces que una mujer pueda desarrollarse como persona, que se valga por sí misma, no, lo que importa es que represente el “ideal de mujer UDI”.

Lo que vemos aquí plasmado es la estrategia que la UDI y el gobierno están utilizando, con la que pretenden hacernos creer que para que haya “igualdad de género” basta con “hacer cosas” para las mujeres, como si porque un programa tiene en su nombre la palabra “mujer”, está todo solucionado.

Políticas que no tienen ninguna intencionalidad de cambiar la violencia diaria que sufrimos, la pobreza que debemos vivir, las desigualdades que debemos enfrentar desde el día que nacemos y nos designan como mujeres, o desde el día que decidimos enfrentar a la sociedad y decirles que somos mujeres.

El objetivo de estas políticas es justamente ir contra los avances que estamos impulsando desde la sociedad civil, es mantener a las mujeres como ciudadanas de segunda clase bajo la ilusión de que hay “igualdad de género”.

Señora alcaldesa, nos gustaría aclararle que la fuerza de mujer es tener que abortar de forma clandestina y exponiendo nuestras vidas, porque el Estado nos criminaliza; es afrontar la vida con un embarazo adolescente que no nos permite seguir con nuestros estudios o, en el mejor de los casos, los pone cuesta arriba; es sacar adelante a una familia siendo su único sostén económico; es tener que ganar menos por hacer el mismo trabajo que un hombre, y además tener que llegar a la casa a seguir trabajando en las labores del hogar; es tener que viajar a otro país buscando una oportunidad económica y tener que dejar a tus hijas lejos; es tener que sobrevivir con una pensión de hambre y no tener para comprar los remedios, pero siempre guardar una colita de la pensión para comprarle algo a los nietos; es decirle al mundo que soy mujer, a pesar que mi carnet de identidad quiera imponerme lo contrario. 

Señora Barriga, la fuerza de mujer la va a encontrar recorriendo las calles de Maipú, en cada uno de sus barrios, la va a encontrar cuando deje de mirarnos como sus muñecas, cuando deje de jugar a la casita con nuestro municipio, cuando se preocupe por los problemas reales de las maipucinas, cuando deje de violentarnos con sus estereotipos de género, porque esto es violencia.

Las niñas no tienen que aprender a ser princesas, tienen que aprender a ser personas que hacen valer sus derechos, que viven libres y felices, tienen que aprender a defenderse de un mundo hostil.

Empoderarse no significa aprender a caminar por una pasarela, significa tomar control de nuestras vidas, significa ser quien queremos ser, vivir según queramos vivir.

Es lamentable que usted no lo entienda, ya que a su cargo está hacer la política municipal que impacta a la gente, a su cargo está la distribución de los recursos de todas y todos los maipucinos.

Y es que hasta ahora no sabemos cuánto nos está costando su famoso programa, pero lo que sí sabemos es que nos gustaría que esos recursos se pusieran al servicio de las mujeres fuertes de nuestra comuna.

ClariNet