JOVEN-HAITIANA8

Según Carabineros la mujer
se habría infligido heridas
dándose golpes en la cabeza.

La joven haitiana de 28 años, Joane Florvil, falleció en el Hospital Clínico de la Universidad Católica, producto de una falla multisistémica. Había sido trasladada hace dos días al recinto (desde la Posta Central), para que se evaluase la posibilidad de trasplante ante una falla hepática grave. La intervención fue descartada por que Joane presentaba además un edema cerebral.

Tras conocerse la noticia comunidades migrantes en Chile lamentaron su muerte y convocaron a una velatón este domingo 1 de octubre a las 18.30 horas en la Plaza de Armas de Santiago.

Joane Florvil fue detenida el miércoles 30 de agosto acusada de abandonar a su hija de 2 meses en la Oficina de Protección de Derechos (OPD) de la comuna de Lo Prado, situación que desde la comunidad de haitianos desmienten, dado que Joane no habría abandonado a su hija, sino que habría perseguido a un asaltante que le robó su bolso, situación que fue percibida como un abandono por algunas personas que llamaron a Carabineros. Tras la denuncia, la joven fue detenida.

Según información de Carabineros, que la comunidad migrante pone en dudas, Joane se habría infligido heridas dándose golpes en la cabeza por la desesperación ante su detención e imposibilidad de comunicación por la barrera idiomática, mientras estaba detenida en la 48º Comisaría de la Prefectura de Familia e Infancia. Luego de esta situación, Joane fue trasladada a la Posta Central donde finalmente falleció.

Nuestro medio asociado informa que desde hoy la menor de dos meses se encuentra en la Casa Nacional del Niño, organismo dependiente del Sename, mientras que el padre de la niña no ha podido comprobar su paternidad ni reclamar su tuición por el robo de sus documentos de identificación.

Fiscalía abre investigación por muerte de haitiana acusada de abandonar a su hija en Lo Prado

Joane Florvil falleció el sábado producto de una falla multisistémica. A fines de agosto había sido detenida tras una denuncia por dejar a su bebé con un guardia municipal.

La Fiscalía Centro Norte abrió una investigación para establecer las causas de muerte de la joven haitiana de 27 años detenida por presunto abandono de su bebé en la Municipalidad de Lo Prado.

El Ministerio Público despachó una orden para conocer qué ocurrió el 29 de agosto cuando fue apresada con el fin de establecer si existieron posibles responsabilidades en su muerte.

Además, buscan conocer si Joane Florvil tuvo algún problema antes de la denuncia de dejar al lactante en manos de un funcionario de la alcaldía. La indagatoria se suma a otra, abierta desde fines de agosto y llevada a cabo por la fiscal Paula Rojas, sobre la eventual acusación de abandono de su hija de tres meses.

Rojas alcanzó a enviar una orden de investigar a la PDI antes que Florvil falleciera el sábado pasado en el Hospital Clínico de la Universidad Católica.

La comunidad de haitianos y asociaciones de migrantes insisten en la inocencia de la joven. Mientras el bebé permanece bajo la custodia de la Casa Nacional del Niño.

Según el expediente de Carabineros funcionarios de la Municipalidad de Lo Prado habrían tomado fotografías de Florvil al momento de dejar al menor, siendo posteriormente detenida. Ya en la comisaría la mujer habría comenzado a pegarse en la cabeza producto de la impotencia al no poder comunicarse. A las 23:55 tuvo que ser trasladada hasta la Posta 3 debido a las convulsiones que presentó.


Joane Florvil: todos y todas somos responsables

“Justicia”, “entreguen a la bebé”, eran algunas de las exigencias que se escuchaban en la velatón organizada por las agrupaciones de migrantes y la familia de Joane Florvil, la joven madre haitiana recién fallecida.

El pasado 30 de agosto, fuimos testigos pasivos a través de la prensa, de una mujer haitiana esposada por Carabineros con su rostro cubierto en lágrimas, siendo acusada por abandonar a su hija en una oficina de protección de derechos en la comuna de Lo Prado.

Fue tratada como una delincuente, le quitaron a su hija y la dejaron bajo el “cuidado” de una casa de acogida del Sename. Joane, en su desesperación, se habría provocado lesiones en su cabeza, lo que finalmente agravó su estado de salud, con el triste desenlace que ya conocemos. 

¿Pero sabía usted que ella era la víctima? ¿Qué había sido asaltada? ¿Qué le había robaron sus documentos, pasaportes y ella estaba pidiendo ayuda?

Parece que eso no era noticia y la prensa calló.

Sin entrar a los detalles judiciales del caso en comento, esto merece un análisis aún mayor, un análisis como sociedad, como país, como personas. Joane no hablaba español. Ni carabineros ni la fiscalía estaban preparados para asistir a una persona en situación de vulnerabilidad, no contaban con traductores ni intérpretes en creolé. No le creyeron. Simplemente la criminalizaron sindicándola como la mujer haitiana que abandonada a su hija. Y a través de la presa, un país entero la enjuició.

¿Por qué? ¿Por su color de piel? ¿Porque es diferente? ¿Porque es haitiana? ¿Porque es mujer?

El Estado de Chile y sus escasas o desconocidas políticas migratorias fallaron. La cantidad de seminarios, charlas y capacitaciones que los llamados “expertos” en migraciones dan de manera casi semanal, son letra muerta. Las veces que leemos o escuchamos que las Policías, el Ministerio Público, los jueces y en general los funcionarios se capacitan en migraciones, en sensibilización, etc., no genera nada ni una repercusión en las atenciones que se deben entregar a la comunidad migrante en nuestro país.

La vulneración a los derechos fundamentales de Joane y de su familia es de una gravedad que las autoridades y la sociedad no logran dimensionar. No sólo se vulneraron las normas de igualdad ante la ley, de protección a la familia como pilar fundamental de la sociedad, contenidas en la Constitución Política de Chile, sino que a los tratados internacionales suscritos y ratificados por Chile, que son ley en nuestro país, como la Convención Americana de Derechos Humanos, la Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de todos los Trabajadores migratorios y de sus Familiares, la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), la Convención de los Derechos del Niño/a, entre otras.

Pero lo más grave aún, es que se vulneró, se violó lo más sagrado de una persona: su dignidad humana.

Y frente a eso, todos fuimos testigos pasivos de esta terrible violación. Nos quedamos callados. Seguramente algunos la enjuiciaron viendo las noticias, otros, aún más “escépticos” (para no decir racistas), todavía no creen que esto haya sucedido, incluso desvirtuando las fuentes oficiales que entregaron la noticia. Otros, lloraron al saber de su muerte, lo que sufre hoy su marido, hermanos, familia, la comunidad haitiana en general. Pero todo desde una situación de pasividad, como un mero espectador.

Por esto, por Joane y por todos los y las migrantes que residen en nuestro país, tenemos la responsabilidad -como sociedad- de terminar con los prejuicios, con la xenofobia, el clasismo, la aporofobia (miedo a los pobres).

Tenemos la obligación de ser un verdadero país de acogida, de inclusión, de multiculturalidad y exigirles a nuestras autoridades el cumplimiento irrestricto de los tratados internacionales, del respeto a los derechos humanos, de la dignidad de la persona, y de la justicia.

Todos somos responsables, de hacer este país un lugar mejor, de fraternidad, de recepción. Todos somos responsables que en Chile se reconozca que migrar es un Derecho Humano.

Conmovedor texto de médico haitiano en

Chile a su compatriota fallecida en la Posta Central

Durante este fin de semana se informó sobre la muerte de Joane Florvil, mujer de nacionalidad haitiana que se encontraba detenida desde el pasado mes de agosto tras ser acusada de abandonar a su hija de 2 meses en la Oficina de Protección de Derechos (ODP) de la comuna de Lo Prado.

Desde la comunidad de haitianos en nuestro país desmintieron esta información desde el principio, asegurando que la mujer no habría abandonado a la menor, sino que habría perseguido a un asaltante que le robó su bolso, lo que fue percibida como un abandono por algunas personas que terminaron llamando a Carabineros para después detenerla.

Esto ocurrió el pasado 30 de agosto. La información oficial, que deberá ser investigada, dice que la mujer comenzó a golpearse fuertemente en la cabeza, por lo que los uniformados debieron esposarla y obligarla a utilizar un casco tipo Fuerzas Especiales. Sus lesiones se agravaron, por lo que la internaron en la Posta Central, lugar donde falleció.

“Se trató de una cadena de prejuicios, un sesgado proceder, la ausencia de una indagación sujeta a derechos humanos, así como de un debido proceso, coronada además con informaciones en prensa torcidas sobre los hechos, que derivó en el escarnio público sobre una persona violentada y víctima de un robo primero, y de una injusta acusación de abandono a su hija después”, señaló al respecto el Movimiento de Acción Migrantes (MAM).

A raíz de esta noticia, que provocó la indignación de la ciudadanía en redes sociales, es que el médico haitiano Jean Jacques Pierre le dedicó un emotivo texto a Florvil.

Él es médico cirujano, poeta, pintor-ilustrador y traductor, que lleva 8 años viviendo en Chile. Nació en Jacmel, Haití y su aventura poética comenzó desde los bancos del Liceo Pinchinat fundado en 1860, y no ha parado de escribir hasta hoy día en Las Cruces, Chile, donde reside desde hace 3 años. La mayoría de sus libros son editados y publicados en Chile y en Haití.


¿Porque nadie es Joane Florvil?
Nadie quiere ser el blanco de su propio destino 
Nadie va a querer 
Levantarse todos los días
Con las cicatrices del mundo en la frente 
Te mataron Joane Florvil 
Todos los días 
En todas partes
Cuando te mataron en África 
Dijeron que era por costumbre
Cuando te mataron en Estados Unidos 
Dijeron que era por autodefensa
Cuando te mataron en Chile
Dijeron que es por ser una mala madre

Lo cierto es que todos ganan con tu muerte 
Pagan a algunos para acusarte
Pagan a otros para arrestarte 
Pagan a otros para dar la noticia en los medios de dominación 
Un grupito de indignados intentan 
Hacerte entrar en la memoria colectiva
Pero llorar diciendo tu nombre no sirve para nada
Pedirte perdón tampoco
¿Cómo es posible vivir en medio de tanta oscuridad?
Como es posible vivir en una ciudad sin poesía 
Sin espejos, sin abrazos, sin Joane Florvil?
Soy uno de los cobardes 
Que no querían entenderte defenderte 
Lo único que se me ocurre ahora es llorar 
y escribir este poema para decirte
Que siento mucha vergüenza 
De ser parte de la humanidad que te mató
En una ciudad llena de cobardes pretenciosos 
Teníamos la oportunidad de amarte
Teníamos la oportunidad de hacer 
Con tu mirada un bello nido de pájaros

(Vivir es la belleza de existir)

No alcanzaste a coleccionar suficientes primaveras
A contar todas las piedras que te hemos lanzado
No alcanzaste a entender el sueño chileno
Te matamos todos Joane Florvil 
Por el color de tus ojos
Porque tu acento no es inglés, francés ni berlinés
Ahora no sabemos qué decir a tu hija

Te matamos porque es peligroso ser Joane Florvil 
En tiempos de elecciones 
Pero algo pudiste enseñarnos 
Tu corto viaje dejó una lección 
Que pronto será olvidada:

Lo único digno de amar en un ser humano
Es lo que le hace diferente de los demás

Vivir no es urgente
Amar sí

Fiscal nacional y caso de joven haitiana fallecida:

"El sistema no fue capaz de comprender su cultura y su idioma"


El fiscal nacional, Jorge Abbott, se refirió este jueves al polémico caso de la ciudadana haitiana Joane Florvil, que falleció el fin de semana en la Posta Central, donde se encontraba detenida y acusada de abandonar a su pequeña hija de 2 meses en Lo Prado, señalando que cree que el sistema policial y judicial "no fue capaz de comprender su cultura".

"Creo que el sistema no fue capaz de comprender, probablemente, la cultura haitiana. No tuvo la capacidad tampoco de poder comprender su idioma y eso derivó en algunas circunstancias que estamos investigando y esperamos que sirvan para poder mejorar nuestra relación", sostuvo.

El hecho ocurrió el pasado 30 de agosto en la Oficina de Protección de Derechos (ODP) de la citada comuna, donde según la comunidad de haitianos en Chile, la mujer nunca dejó a su hija, sino que había corrido tras un delincuente que le robó su bolso.

Esto fue interpretado como que había dejado a su pequeña hija a su suerte, por lo que algunos de los presentes llamaron a Carabineros, los que la detuvieron.

Tras lo anterior y una vez en el cuartel policial, la mujer comenzó a golpearse violentamente en la cabeza al no poder comunicarse con los funcionarios policiales, lo que le provocó serias lesiones, que obligaron a internarla en el recinto asistencial.

"Estamos investigando y yo creo que debemos establecer dónde hubo fallas del sistema que pudieron haber derivado en consecuencias negativas hacia la persona fallecida", explicó Abbott, que hoy inauguró la Plaza Ciudadana "Derechos de los Migrantes en la Justicia", en el moderno edificio de la Fiscalía Nacional.

Respecto de esto último, el máximo jefe persecutor explicó que "tenemos un aumento en las migraciones y esto supone un desafío importante para el Ministerio Público, porque ellos se ven muchas veces vinculados con el sistema penal, como víctima, testigos y eventualmente también como imputados y tiene que tener las capacidades para relacionarse con ellos. En especial con los colectivos que tenemos mayores dificultades".

GUINDA PARA LA TORTA

Denuncian que mujer dio a luz en plena calle luego de que taxista la obligara a bajar durante trabajo de parto

El hecho ocurrió en la comuna de Renca. A raíz de la reacción del conductor, la víctima de origen colombiano debió tener a su hijo con ayuda de su pareja. El lactante perdió la vida en el lugar.

Estaba a punto de dar a luz, a bordo de un taxi, pero terminó teniendo a su hijo en plena calle.

Es el caso de la ciudadana colombiana, identificada preliminarmente como Lina García Méndez (21), quien según fuentes policiales pasadas las 07:45 horas de esta mañana abordó junto a su pareja un vehículo, en la intersección de la calle Claudio Matte con José Manuel Balmaceda.

La idea era que el taxista los llevara de urgencia a un recinto asistencial.

Alcanzaron a subirse, pero cuando el conductor se dio cuenta de que la víctima estaba en pleno trabajo de parto, este habría echado a la pareja de su máquina, abandonándolos en la citada intersección.

Ante esta situación, la mujer debió ser asistida por su pareja, quien finalmente logró sacar al bebé, pero éste falleció en el lugar.

El hecho fue denunciado por transeúntes que llamaron a Carabineros, los que llegaron hasta el sector para prestar apoyo a la mujer y la trasladaron hasta el Centro de Salud Familiar (Cesfam) de Renca.

Ahora el caso se encuentra en manos de la Brigada de Homicidios de la PDI, los que ya iniciaron las pesquisas para aclarar si el lactante perdió la vida antes de nacer o a raíz de las dramáticas condiciones en las que se produjo el parto.

También se espera que ubiquen al taxista para que explique el motivo que lo llevó a obligar a descender de su auto a lavíctima y su pareja.
ClariNet